últimos Post publicados

Bombones de coco

octubre 16, 2019
Estos bombones son un auténtico vicio, que encontré de pura casualidad. Hace un tiempo compartía aquí la leche de coco casera. Y como puedes adivinar, un ingrediente fundamental de la leche de coco es el coco. -sorpresa, sorpresa.
Total, que después de hacer leche de coco me quedé con el coco restante y pensando qué hacer con él di con esta idea de hacer unos bombones sencillos y sin complicaciones. No es vicio, era por aprovechar ese coco que se iba a perder si no.... me repito una y otra vez. A ver si me lo creo en una de estas.
Mientras, no puedo guardarme este secreto solo para mí.
Golosotas del mundo: de nada.

Bombones de coco y yogur
Ingedientes (para unas 15 unidades)

125 gramos de coco rallado
100 gramos de yogur griego (puedes añadirle opcionalmente azúcar o endulzante al gusto si tomas el yogur dulce)
100 gramos de chocolate negro
15 gramos de mantequilla

Preparación

Procesa el coco con el yogur en un robot de cocina, o tritúralos con la batidora. Puedes mezclarlo a mano, si quieres, pero los bombones te quedarán menos firmes y se desharán con más facilidad.
Forma bombones del mismo tamaño hasta terminar la masa. Ponlos sobre papel de hornear o una lámina de silicona y llévalos al congelador hasta que cojan consistencia.
Derrite el chocolate con la mantequilla (al baño maría o en el microondas, en tandas de 20-30 segundos, removiendo hasta que se deshaga, pero con cuidado de no quemar el chocolate). Pasa los bombones por el chocolate y lleva de nuevo al congelador hasta que endurezca. Puedes guardar los bombones en el frigorífico 3-4 días.   


Rollitos con Nutella

octubre 09, 2019


Estas son cosas que pasan cuando te pones a jugar con masas y te queda un poco de masa extra. He estado jugando con la masa dulce levada que suelo hacer y que, desde que conseguí ajustar y dejar perfecta no me canso de repetir. Ahora que tiene la textura y el sabor que me encantan, la he repetido muchas veces con diferentes rellenos y formas. Hace unos días andaba en una de estas pruebas y me quedó un poco de masa para hacer unos bollos individuales. En casa no me dieron ni tiempo a decidir qué hacer con ella: tenían que ser rollitos de Nutella. Tal cual. Y entonces me acordé de que, en lugar de hacerlos como los tradicionales rollitos, enrollando la masa y cortando luego, podía hacerlos como los ves aquí.
A nosotros nos encantó, espero que te guste!

Rollitos con Nutella
Ingredientes

500 gramos harina de fuerza
250 gramos de leche
75 gramos de azúcar
60 gramos de mantequilla
15 gramos de levadura de panadero seca
2 huevos (1 para la masa, otro para pintarlas antes de ir al horno)
5 gramos de sal
Nutella, para rellenar

Preparación
Calentar la leche junto con la mantequilla solo para que queden tibias. Poner la harina, el azúcar, y la levadura en el bol de la amasadora y mezclar.
Añadir la mezcla de leche, el huevo y la sal y mezclar con el gancho amasador unos 2 minutos a velocidad baja. Aumentar la velocidad, y seguir amasando otros 5-6 minutos.
Poner en una superficie ligeramente enharinada y hacer una bola. Dejar reposar en un bol pintado ligeramente con aceite para que haga un primer levado hasta que doble su volumen.
Pasado ese tiempo, extender con un rodillo en un rectángulo y poner Nutella en el tercio central. Doblar un lado encima de la crema de chocolate y añadir Nutella encima. Doblar el lado contrario encima y estirar de nuevo con el rodillo. Cortar en 8 tiras y formar los nudos.
Lo mejor es que veas estos dos ultimos pasos en el video de Thida Bedington,
https://www.instagram.com/stories/highlights/17866154497470925/
Una vez has formado los rollitos, déjalos reposar y levar de nuevo, unos 45 minutos (o en el frigo toda la noche para hornear por la mañana). Pinta los bollitos con huevo batido antes de llevarlos al horno. Precalienta el horno a 180 grados y hornea 12 a 15 minutos dependiendo de tu horno. (yo las tuve 12 minutos).

Mousse de chocolate y plátano

octubre 02, 2019
Receta facil de helado de chocolate y platano sin heladera_ Tengo un horno y se como usarlo

En casa siempre hay plátanos en el frutero. Solemos llevarlos al trabajo y al cole para tomarlos a media mañana, de postre, o entre horas, porque aguantan bastante bien. Hay semanas que comemos más y otras en las que por algún motivo que todavía no he identificado, termino con unos cuantos oscuros y blandos que se han quedado rezagados. Hay muchas opciones para aprovecharlos cuando han madurado de más. Yo, en principio, los suelo llevar al congelador. Para batidos y smoothies son un favorito que les da sabor y cuerpo. Pero sirven para mucho mas. El banana bread es otro clásico, que compartía aquí hace unos días, y aquí, por ejemplo, los combine con cacao y café para hacer una mousse de chocolate.

Mousse de chocolate con plátano

Ingredientes
3 platanos maduros congelados
1 cdta de vainilla
80 ml de café (descafeinado si prefieres)
¼ taza de cacao en polvo desgrasado
Chips de chocolate

Preparación

Pon los plátanos en el robot de cocina y añade la vainilla y el café. Tritura. Añade el cacao y sigue triturando hasta tener una textura cremosa. Añade chips de chocolate al gusto y remueve con una cuchara para no romperlas. Pon en un molde apto para el congelador y congela hasta el momento de servir.


Receta facil helado de chocolate y platano sin heladera_ Tengo un horno y se como usarlo

Tiramisú

septiembre 27, 2019


Esta receta tiene muchas cosas que me encantan. La primera, que es de una sencillez pasmosa y sale perfecta siempre. No sé a ti, pero a mi con eso me tenía ya ganada.
La otra es que es cocina italiana en estado puro, goloso y con el dulce justo (si ves otras recetas similares, verás que esta lleva mucho menos azúcar, y no se echa de menos); Y además, tiene chocolate y café y los dos están en el top de mi lista de debilidades personales, qué le voy a hacer.
Pero es que en los años que la llevo haciendo solo ha mejorado.
Normalmente, cada vez que repito una receta, sobre todo si es de las que hago a menudo, suelo cambiar alguna cosa. Unas veces por mejorarla y adaptarla a mis preferencias personales, otras veces, para no aburrirnos y variar un poco. Eso no me ha pasado todavía con esta, y, sinceramente, no creo que me vaya a pasar.
Esta que ves la hizo casi por completo mi teenager favorita, que adora el tiramisú. Sí, es la misma que piensa que el mocha frapuccino es café –y que no se cuánto tiempo estuvo preguntándome que a qué edad empecé a beber café yo en el desayuno, porque ella no sale del colacao mañanero; la misma que disfrutó la galette de tomates como si fuera para ella sola después de decir que solo iba a probarla. Seguro que pensáis que es mi única hija. Lo que ocurre es que a la otra la comida y la cocina, por el momento, no le importan lo más mínimo. Bueno, salvo las galletas de chocolate en las que se ha especializado. La última suya fue liarme para hacer galletas para toda su clase; pero eso es otra historia. Volviendo al tiramisú: Hay un restaurante italiano familiar al que solemos ir juntos. Tiene un punto gracioso, porque es un pastiche de decoración y de recetas adaptadas al gusto irlandés con otras que son auténtica comida casera italiana. Pero ay, amiga!, el tiramisú que hacen es de los mejores que he probado en mi vida. El último día que fuimos, cuando L. estaba a punto de pedir el postre, me preguntó antes: ¿había mascarpone en casa, verdad? Pues ya te ayudo yo y haces tiramisú el fin de semana, mejor que tomarlo aquí.
Este es el nivel.
Así que volvimos a casa, hicimos el tiramisú y durmió en la nevera; porque el reposo en frío es parte de la receta; y al día siguiente terminamos nuestra fiesta italiana. Teníamos muchas cosas que celebrar. La que quiero dejar apuntada aquí, porque a veces se me olvida y necesito recordármelo: estamos vivos, estamos juntos y son mi gente favorita en el mundo.

Tiramisú clásico

Ingredientes
200 gramos de bizcochos de soletilla o savoiardi (o compralos comerciales)
500 gramos de queso mascarpone
Cacao en polvo
130 gramos de azúcar
4 huevos (separando yemas y claras)
3 cucharadas de coñac (opcional)
1 vaso de café muy fuerte
1 pizca de sal

Preparación

Separar las yemas de las claras. En un recipiente grande, batir las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y la mezcla quede esponjosa. Añadir el mascarpone y batir bien.
Montar las claras a punto de nieve con una pizca de sal, hasta que queden muy consistentes. Incorporarles la crema de mascarpone con una espátula, intentado bajar las claras lo menos posible.
Mezclar el café y el coñac y mojar los bizcochos uno a uno en la mezcla. Cubrir el fondo de una fuente honda o de tarros individuales (en este caso desmigarlos bien). Verter un poco de la mezcla de café y coñac por encima y extender sobre los bizcochos la mitad de la crema de mascarpone. Cubrir con una nueva capa de bizcochos y acabar con el resto de la crema en otra capa. Poner en el frigorífico al menos 3 horas (mejor toda la noche) o como mínimo 40 minutos en el congelador.
Justo antes de servir, espolvorear con cacao o chocolate en polvo.

Banana bread - Bizcocho de plátano

septiembre 25, 2019

Una nueva receta de aprovechamiento, porque los platanos que se pasan hay que usarlos, también, de alguna forma. A mi hija la hago feliz cada vez que preparo este bizcocho, que es uno de sus favoritos. Yo empiezo a pensar que el hecho de que misteriosamente se vayan quedando plátanos rezagados por el frutero tiene algo que ver con su sonrisilla cuando me dice: podrías hacer bizcocho con esos platanos, no? Total, están ya demasiado maduros.
Y cuando la devoradora oficial lo aprueba, yo no tengo mucho más que decir 
A disfrutarlo!

Bizcocho de platano

Ingredientes
140g mantequilla ablandada, y algo mas para untar el molde
140gr azucar
2 huevos grandes, batidos
140gr de harina con levadura incorporada
1 cucharadita de levadura de reposteria
2 platanos muy maduros, aplastados con el tenedor (y, opcionalmene, otro extra si tienes, para decorar)
Opcional: unas pepitas de chocolate


Preparacion
Precalentar el horno a 180 grados. Preparar un molde rectangular pintandolo con mantequilla y poner papel de hornear en la base y los lados.
Batir la mantequilla con el azucar hasta que este ligera y esponjosa. despues, anadir los huevos y parte de la harina y mezclar. Agregar el resto de la harina, la levadura y los platanos. Si te apetece añadirle unas pepitas de chocolate, ponlas ahora. Poner la mezcla en el molde. Opcionalmente, puedes poner tambien un platano encima de la masa antes de llevarlo al horno, como decoracion y hornear unos 30 minutos, hasta que una brocheta clavada en el centro salga limpia. Dejar enfriar en el molde unos 10 minutos antes de desmoldar y enfriar por completo en una rejilla. 


Leche de coco casera

septiembre 20, 2019
Quería probar a hacer leche de coco en casa y con esta receta he descubierto la forma de sacar el doble de partido al coco rallado. Me decidí a probarla y vale la pena intentarlo, aunque sea solo una vez. Es un proceso que te llevara algún tiempo, por los reposos, pero el tiempo activo es realmente mínimo, y el resultado es perfecto, así que no hay razón para no animarse a probar.
En realidad, no se trata más que de rehidratar el coco y usar luego el líquido que deja. Yo probé con distintas proporciones porque quería darle distintos usos. En mi caso la leche de coco la uso sobre todo para currys. Por eso quería una parte más cremosa y concentrada, con más parte grasa. Pero también quería tener un poco más para beber fría con lima, por ejemplo; así que hice dos tandas. Para la más cremosa use una proporción de 1 a 1; para la más liquida yo use 1 a 1/5, pero si quieres puedes incluso usar el doble de agua que de coco.  Te incluyo abajo cantidades exactas, pero si mantienes las proporciones, puedes hacer las cantidades que prefieras.
El coco que quedo después de hidratarlo lo use para hacer unos bombones de coco que quedaron de muerte. La receta y las fotos las tendras por aqui muy pronto.



Leche de coco casera

Ingredientes
Opción 1 (yo la uso para curry)
100 gramos de coco rallado
100 gramos de agua

Opción 2 (para beber)
100 gramos de coco
150 gramos de agua



Preparación

Pon en remojo el coco rallado con el agua, cubre el recipiente y déjalo en remojo al menos 2 horas. Bate la mezcla y cuélala después con una malla bien fina, o una muselina si prefieres. Ponla en botellas y conserva en el frigorífico unos 3 o 4 días.
No deseches el coco que has usado. Lo puedes usar en otras recetas como siempre.

Chili sin carne

septiembre 16, 2019
Receta facil de chili sin carne_Tengo un horno y se como usarlo
Para un lunes sin carne cualquiera, prueba a hacer este chili - sin carne.
He sustituido la carne por soja texturizada, pero por lo demás, toda la receta es exactamente igual que cualquier chili que se precie. Y este, te aseguro que se precia.

Había probado varias veces la soja texturizada con resultados muy desiguales. No sé si fueron las proporciones de agua, al rehidratarla, o el cambio de fabricantes, pero había sido bastante frustrante. Parece que finalmente he conseguido una que da un resultado más que aceptable. La textura que le queda después de cocinarla es muy similar a la de la carne picada. Yo creo que el otro truco para que el resultado haya sido tan redondo en este plato ha sido dejar que se cocinara muy, muy despacito.

Para esta receta lo importante es no tener prisa. Tampoco requiere que estés pendiente más de lo imprescindible, con remover de vez en cuando y dejar que se haga poco a poco vas a tener suficiente durante casi todo el rato, así que un par de recomendaciones: dobla las cantidades o triplica, o lo que tú quieras, siempre que tengas una cazuela suficientemente grande. No le añadirá mucho más tiempo y puedes congelar porciones que te vendrán de maravilla para tener listas para tomar en cualquier otro momento. Y sírvete un vaso de vino, o una cerveza, o lo que te guste beber, sube la música, y haz una pausa mientras te olvidas de todo. Si como yo, cocinar a días te da caña y a días te relaja, hoy tienes aquí una de esas recetas para relajarte, dejar que se pare el mundo y pulsar el botón pausa por un rato.
Secretos, muy pocos. Yo hago un sofrito generoso y muy lento, luego dejo que la soja se cocine un poco con el sofrito antes de añadirle salsa de tomate casera concentrada  –que ahora me doy cuenta de que nunca he publicado- lo dejo un poco más antes de añadirle un chorrito de vino blanco o de coñac, y terminas de cocinarlo otro poco más. 

Solo queda servirte una ración y dejar que tu lista de musica se agote mientras disfrutas de esta comida completa en un solo plato.


Chili sin carne
Ingredientes

Para el sofrito
2 -3 cucharadas de aceite de oliva 
1 cebolla
1 diente de ajo (puedes usar un par de ajos asados si prefieres)
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
1 zanahoria
1 ramita de apio


250 gramos de soja texturizada
300 gramos de salsa de tomate 
400 gramos de alubias cocidas de cualquier variedad pequeña
1 copa de vino blanco o de coñac (o agua)
Salsa Tabasco al gusto
Comino en polvo
Sal
Pimienta
Pimienta cayena, chiles jalapenos, chipotle u otros (opcional al gusto)

Arroz blanco cocido para acompañar


Preparación

Calienta a fuego medio el aceite en una cazuela de fondo grueso -mejor todavía si usas una de hierro colado: para este plato da un resultado espectacular. Añade la cebolla y ponle un poco de sal para que se sude despacio. Cuando pierda su aspecto crudo y empiece a estar translúcida, añade el ajo. Yo suelo cortarlo en varios trozos grandes, pero puedes ponerlo en láminas o en trocitos pequeños a tu gusto. Cuando empiece a coger color, añade los pimientos, la zanahoria y el apio, todo picado en brunoise. Deja que se haga poco a poco, removiendo para evitar que se pegue. Si necesitas añadir algún líquido, pon un poco de agua, pero no te excedas o las verduras se cocerán en lugar de sofreírse.
Cuando mis hijas eran pequeñas les molestaba encontrar los trocitos de verduras en las salsas, pero no el sabor, así que una vez el sofrito estaba hecho, lo trituraba todo y seguía con la receta. Si te apetece, esta receta es perfecta para esto.
Una vez las verduras están todas blandas y caramelizadas, añade la soja texturizada (lavada e hidratada de acuerdo a las indicaciones del fabricante) y cocina un par de minutos a fuego alto para que se empape del sofrito. Añade el tomate frito, las especias y mantenlo a fuego alto unos minutos, hasta que recupere el hervor. Añade el vino o coñac y baja a fuego medio, justo para mantener un hervor muy suave. Deja que se cocine unos 15 minutos (o 5 minutos menos del tiempo que necesite tu soja según las instrucciones del fabricante). Prueba y rectifica de sal y especias, y añade las alubias bien escurridas. Deja en el fuego otros 5 minutos, y sirve acompañado de arroz o tortillas (o de los dos). 


Receta facil de chili sin carne_Tengo un horno y se como usarlo

Galette de tomates

septiembre 12, 2019
Receta facil de galette de tomates
Apurando los últimos tomates de temporada que quedan, pensé que lo mejor que podía hacer con ellos era esta galette.  Tenía demasiados buenos tomates que aprovechar, así que en un momento, con una ensalada verde, tuve una cena completa a la que apenas le hizo falta más. 
He hecho galettes antes con otros sabores y rellenos, pero nunca había hecho una con tomates. Pensé que con suerte nos serviria de cena a J y a mí;  tal vez las niñas se iban a animar a probarla... pero poco más. 
Lo cierto es que si el producto es bueno no le hace falta mucho, pero es que no os podéis imaginar cómo queda. Esta base es perfecta, se hace en un momento y congela de maravilla. Suelo variar las proporciones de harina y mezclar la harina blanca de trigo con una parte de harina integral, dependiendo de lo que nos apetezca. Unos 15 minutos de horno y en lo que tardas en preparar un precocinado tienes un plato increíble, que no es exactamente una pizza, ni una tarta salada, ni una ensalada, pero que tiene lo mejor de cada una de ellas.  Y esos tomates que soltaron todo su jugo y le dieron a la base el sabor que necesitaba sin dejarla húmeda. 

Una maravilla, vamos: totalmente recomendable. Tanto, que si no andamos atentos, mi hija nos deja sin cena. 

Receta facil de galette de tomates

Galette de tomates

Ingredientes

Para la base 
325 gramos de harina de trigo blanca
1 cucharadita de sal ( 5 gramos)
1 cucharadita de azúcar (5 gramos)
75 gramos de mantequilla muy fría cortada en dados
2 a 4 cucharadas soperas de agua muy fría
1/4 cucharadita de pimienta negra molida

Para el relleno
2 tomates maduros pero firmes
Cebolleta
Unas hojas de albahaca para servir


Preparación 
En un bol, mezclar las harina, la pimienta, la sal y el azúcar. Añadir la mantequilla y mezclar hasta que la mezcla parezca pan rallado grueso. Sin dejar de mezclar, agregar el agua helada poco a poco. Seguir mezclando hasta que la masa se mantenga unida y no esté pegajosa. Hacer una bola, aplanarla dándole forma de disco y envolver en plástico de cocina. Llevar al refrigerador y mantener allí al menos 1 hora.
En una superficie de trabajo enharinada, amasar la masa con un rodillo, rellenar con el tomate y la cebolla, salpimentar ligeramente y añadir un chorrito de aceite de oliva. Doblar los bordes como en la imagen. Llevar al horno, precalentado a 200º durante 15 minutos. Servir inmediatamente, añadiendo las hojas de albahaca.
Receta facil de galette de tomates
 

ESPECIAL

 
Copyright © Tengo un horno y sé cómo usarlo. Diseñado con por Las Cosas de Maite