Galletas con crema de chocolate (tipo Principe de Beukelaer)

Estas son galletas para volver a la infancia por una tarde. O a casa, porque de los miles de galletas de todos los sabores posibles que puedes encontrar aquí en los pasillos de cualquier supermercado, éstas no las he visto. No es que comiéramos estas galletas a diario cuando vivíamos en España, pero cuando las compraba, de cuando en cuando, a mis hijas les encantaban. 

Ellas no crecieron con el soniquete del anuncio de la tele del "Principe de Beukelaer, un gran corazón de chocolateeeeee" pero yo no puedo pensar en ellas sin que me se me meta de nuevo en la cabeza la cancioncilla. 

Así que aquí tenemos un capricho retro y nostálgico, que queda perfecto para tomar con un café o como merienda con un vaso de leche.

Galletas tipo Príncipe

 Ingredientes

Para la masa

250 gr. de harina.
150 gr. de mantequilla sin sal muy fría.
80 gr. de azúcar glas.
30 gr de almendra en polvo.
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 yema de huevo.
1 pizca de sal.

Para la crema de chocolate

200 gr de chocolate para fundir.
30 gr de nata líquida.



Preparación
En un bol mezcla la harina tamizada, con la almendra en polvo, la sal, el azúcar glas y la vainilla. Añade la mantequilla muy fría cortada a dados. Mezcla con las manos hasta obtener una mezcla arenosa. Si usas un robot de cocina para mezclar te será más fácil conseguir esta arena.
Añade la yema de huevo, y mezcla hasta lograr una bola de masa.

Pon la masa entre dos papeles de hornear y estira con un rodillo hasta darle un grosor de medio centímetro. Deja que repose en el frigorífico al menos 30 minutos. Saca del frigorífico y recorta con un molde de galletas y dale la forma con un molde de galletas.

Con un palillo o una brocheta, haz los característicos “agujeritos”.

Precalienta el horno a 180 grados, pinta las galletas con clara de huevo y hornea unos 10 minutos. Deja enfriar sobre una rejilla.

Para hacer la crema, derrite el chocolate a trocitos y la nata, y funde en el microondas en intervalos de 30 segundos, hasta que quede una mezcla cremosa. Deja que enfrié hasta que adquiera una consistencia cremosa.

Una vez las galletas estén completamente, frías, rellenalas, poniendo crema sobre una de las galletas y tapando con la otra.

Comparte o imprime:

Publicar un comentario

 
Copyright © Tengo un horno y sé cómo usarlo. Diseñado con por Las Cosas de Maite