27 junio 2012

Clafoutis de cerezas



O de cómo aprovechar la otra mitad de unas cerezas ácidas a más no poder. Hace unos días os decía que había acabado con un par de kilos de cerezas horribles. Preciosas, pero ácidas como un limón. Así que me puse a deshuesarlas (me empeñé en encontrar un deshuesador cuando mis hijas estaban empezando a comer sólido y quería que las probaran, y también las aceitunas) y después de un buen rato quitando huesos, hice la mitad en polos (aquí está la receta), y con la otra mitad sabía que iba a hacer este clafoutis.

El de cerezas es el clafoutis por excelencia, aunque en hornor a la verdad, he de decir que lo suyo es prepararlo con la cereza entera, con hueso. A mí siempre me ha parecido incómodo para comerlo, así que os recomiendo quitarles el hueso para que luego sea mucho más agradable de comer, a riesgo de que los auténticos amantes de la cocina francesa me condenen de por vida. Como siempre, me da bastante igual. Soy tan poco talibán que no me importa cambiar las cosas si tengo una razón práctica para ello. Y es el tradicional, porque se puede hacer con muchas otras frutas (yo ya lo había probado con fresas y con uvas, pero casi cualquiera le va bien), pero el auténtico se hace con cerezas.


 Lo bueno del clafoutis, aparte de lo complicado de su nombre, es que no es un flan, no es una masa de crepes, ni es un bizcocho, pero tiene lo mejor de cada uno de ellos. Es un bizcocho ligero, casi con la textura de un flan, que recuerda a las crepes y que resulta mucho más ligero que un bizcocho. No es excesivamente dulce (y es que a mí el dulce no me vuelve loca, mi repostería no es demasiado dulce) y el puntito ácido de las cerezas al cocinarlo se quedó en lo justo para darle el contrapunto perfecto a la masa. Total, que ya sabía que iba a estar bueno, pero es que este hay que hacerlo. Insisto, si no tienes cerezas, o ganas de deshuesarlas, prueba con otras frutas. Pero no dejes de hacerlo. Está rico, rico.
Clafoutis de cerezas

Ingredientes (para 6-8 personas)

400 a 500 gramos de cerezas pesadas sin hueso (las suficientes para cubrir toda la base del molde que vayas a usar)
80 gr. de azúcar
80 gr. de harina
3 huevos
75 ml. de leche
125 ml de  yogur natural (la receta suele incluir 125 ml de nata, pero a mí me gusta sustituirla por yogur)
mantequilla o aceite (para untar el molde)
sal


Preparación
Batir en un bol los huevos con el azúcar y mezclar bien. Añadir la harina y mezclar de nuevo. Agregar la leche y el yogur y volver a mezclar. Añadir una pizca de sal y batir hasta que quede una mezcla homogénea, si hace falta con una batidora eléctrica. 
Precalentar el horno a 200º. Pintar con mantequilla el molde que se va a usar, mejor si es de base desmoldable. Repartir las cerezas sin hueso, lavadas y secas, cubriendo todo el fondo del molde. Verter la crema, llevar al horno 35-40 minutos hasta que esté cuajado y dorado.
Servir templado. 



27 comentarios:

  1. De aspecto está increíble.
    Seguro que sacaste todo el jugo a esas cerezas.
    A tener en cuenta para el verano.

    Gracias por compartir la receta.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Es una tarta exquisita, me encanta el color doradito que te quedó, vaya corte apetecible chica!!!

    ResponderEliminar
  3. Este es un clásico imperdible para est temporada!, te quedó delicioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Tiene una pinta deliciosa!. Besotes,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón, el clafoutis es un postre delicioso y facilísimo de hacer, aparte del trabajo de deshuesar las cerezas, claro!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  6. Por el amor de Dios!!! ¿pero tu has visto qué pinta tan rica tiene estooooo?

    Necesito urgentemente probar este clafoutis!! se ve riquiiiiisimo a más no poder!!!

    BEsote grandeeeee preciosa!

    ResponderEliminar
  7. A mi me sorprendió la primera y única vez que lo probé, no sé que decir de este postre, a seguir probando para definirme, jajaja. Un besito

    ResponderEliminar
  8. ¡madredelamorhermoso, qué pintaza! Hoy estoy viendo fantásticos platos con cerezas, este para una merienda o un buen desayuno me encanta.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
  9. es una delcia esta tarta,andaba pensando en hacerla yo estos dias

    ResponderEliminar
  10. Esta tipo de tarta todavía no la he preparado nunca y mira que me tienta y viendo la tuya mas todavía. Un besazo

    ResponderEliminar
  11. Que pena que sean ácidas porque la tarta queda preciosa. He hecho en un ocasión la clafoutis con ciruelas, tengo que hacer la de verdad con cerezas, pero yo al igual que tu le quitaré los huesos, me resultaría imposible de comer de otra forma.
    Los polos también me los llevo, esos le van a encamtar a los peques.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Nunca he hecho clafoutis, he visto varias recetas pero nunca me he animado a hacerlo. Naturalmente no sabía que EL clafaoutis era de cerezas, lo que sí me sorprendió es que en verdad se haga con todo y semillas, como dices, debe ser complicado comerlo, prefiero tu versión, aunque vaya trabajito para depepitarlas...!!!

    ResponderEliminar
  13. Hace muchísimo que no como cerezas..me acaban de entrar unas ganas:P
    genial la receta
    besitos
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Beautiful! I am sure this will taste as perfect as it looks...Love to try soonest!

    ResponderEliminar
  15. que buen aspecto,te quedo perfecta.Yo nunca habia hecho este dulce,hasta hace unos dias que me decidi y nos gusto mucho! no lo hice exactamente igual,el toque de yogur me gusta,a ver si la subo estos dias.
    saluditos.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta este pastel, lo descubrí no hace mucho y realmente merece la pena hacerlo, verdad? Una manera muy rica de aprovechas aquellas cerezas más feas o ácidas.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Tengo una receta casi igual, pero que usa leche de coco en lugar de yogur. Tienes que porbarlo, queda de muerte. El sabor del coco con la cereza pega muy bien!

    ResponderEliminar
  18. Qué rico por favor!!!
    Tiene una pinta deliciosa, con lo que me gustan a mí las cerezas. Sencillamente fabuloso.

    ResponderEliminar
  19. Vaya post para chuparse los dedos!!!!
    Tengo un premio para tí en mi blog: Premio Dedicación a la cocina!! Creo q tu blog se merece este humilde premio y muchísimos más porque es muy muy bueno. Me encanta. Pásate por mi blog a recoger el "dibujito" del premio si te apetece, vale?
    Enhorabuena porque tu trabajo es fantástico.
    un beso

    ResponderEliminar
  20. Un descorazonador de cerezas, qué bueno! Dónde lo has conseguido? No me caben más artilugios en la cocina pero me parece un gadget de lo más curioso, ideal para mis hermanos pequeños.
    La tarta me parece que tiene que quedar con un sabor fantástico, nunca he probado el clafoutis, una mezcla de detodo no?
    Besos

    ResponderEliminar
  21. riquísimo el postre!!! yo tengo hace años el deshuesador y es la boooooooooombaaaa!! jajaja.

    Besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  22. Me encanta el color que ha tomado, me imagino el olor¡
    Una maravilla de clafoutis, a mi me encantan, y excepto eso de deshuesar las cerezas que no me gusta nada de nada el resto más fácil no puede ser. Esperaba esta segunda receta, no puede haber sido mejor aprovechada su caja de cerezas. Un fuerte beso & abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
  23. El clafoutis me gusta el de cereza está tan rico que en estos momentos se me hace la boca agua.
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. La primera vez que yo lo hice no les quité el hueso, pero fue la primera y la última es super incomodo de comer. Un postre fácil y muy rico. Bss.

    ResponderEliminar
  25. Hola Macu, como le decía a Teresa, me he topado contigo en varias ocasiones, pero esta vez estoy aquí para quedarme. Ya no te me escapas. Un besito.

    ResponderEliminar