Chocolate chip cookies sin gluten

Una  de mis galletas preferidas son este tipo de galletas con trocitos de chocolate. Esta galleta, americana por excellencia,  me encanta cuando queda ligeramente crujiente en los bordes y jugosa y tierna por dentro, con sus trocitos de chocolate. Pero es que, además, se hacen en un momento y son muy, muy fáciles. En casa mi hija pequeña las hace sola cada vez que le apetecen, porque le encantan, y, una vez que has ajustado los tiempos de horno a tu gusto, ya verás como se convierten también en tus favoritas. Aquí puedes encontrar  mi receta favorita, la que solemos hacer en casa (con gluten)

Pero quería probar a hacerlas sin gluten y ver si el resultado me convencía. Si has probado a hacer repostería sin gluten sabrás que no es tan sencillo como cambiar en las recetas habituales la harina por mezclas de harinas sin gluten. Así que me tocó hacer unas cuantas pruebas hasta que conseguí que estas galletas fueran un verdadero espectáculo. Claro, que igual no fue tanto cuestión de afinar la receta como de hacerla sin prisas. Te cuento en detalle mis errores en las notas de la receta para que estés atenta y los puedas evitar; pero ya te avanzo que ir con prisas y no prestar atención y fiarte de que llevas muchos años haciendo galletas no ayuda mucho, la verdad. Afortunadamente, ya he metido yo la pata para evitar que tú lo tengas que hacer. Ahora sí, te saldrán bien a la primera.

Espero que las disfrutes. A mí me han encantado.

Chocolate chip cookies sin gluten

Ingredientes

120 gr de harina de avena 
140 gr de harina sin gluten de todo uso 
1/4 cucharadita de goma xantana (si el preparado de harina que usas no la lleva)
3/4 cucharadita de bicarbonato sódico
1/4 cucharadita de sal
225 gramos de chips de chocolate al gusto (con leche, sin leche o mezcla de los dos)
100 gr azúcar blanquilla
110 gr azúcar moreno claro
112 gr mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo grande 
1 cucharadita de vainilla
 
Preparación
Precalienta el horno a 160º y prepara un par de bandejas de horno con papel de hornear u hojas de silicona. 
En un bol grande, pon la harina de avena, la harina sin gluten, la goma xantana, el bicarbonato y la sal, y remueve para mezclar bien todos los ingredientes. Pon las chips de chocolate en otro bol, añade una cucharada de la mezla anterior, y remueve bien para recubrir las chips con una fina capa de las harinas. Reserva.
Añade a la mezcla de harinas el azúcar blanquilla, el azúcar moreno y mezcla de nuevo para combinar bien, deshaciendo cualquier grumo que pueda tener el azúcar moreno (tiende a apelmazarse mucho). Añade la mantequilla, el huevo, y la vainilla y mezcla bien. Añade casi todas las chips de chocolate (reserva unas pocas para poner por encima de las galletas) y mezcla de nuevo. 
Coge porciones de masa con una cuchara, y con las manos humedecidas, da forma a las galletas y ponlas separadas un par de centimetros en las bandejas preparadas. Reparte las chips de chocolate por encima, y lleva al horno precalentado unos 10 minutos, o hasta que las galletas estén doradas tostadas en el centro, y tostadas en los bordes. Una vez fuera del horno, deja que enfríen en la bandeja unos minutos para que se asienten, y luego pon en una rejilla para que se enfríen completamente antes de servirlas. 
Estas galletas aguantan perfectamente unos 5 a 7 días en una caja metálica.

NOTAS: 
  • Si tienes un robot de cocina potente y copos de avena sin gluten, puedes hacer tu misma la harina de avena
  • Puedes comprar la harina sin gluten comercial o hacer tus propias mezclas. Yo estoy empezando a probar  con  mis mezclas. He empezado probando una proporcion de 60% de harina proteicas y 40% de almidones. He usado 300 gr de harina de trigo sarraceno, 300 de harina de arroz integral (estas son la parte proteica) y 400 gr de fécula de patata (que es el almidón)
  • Atenta a la temperatura de la mantequilla. Me llevó tres intentos no destrozar estas galletas. Mi fallo: que como la mantequilla no estaba a temperatura ambiente la calenté en el microondas y me pasé, me pasé mucho. La mantequilla tiene que estar manejable pero no derretida o las galletas no mantendrán su forma en el horno. Si te has pasado derritiendo la mantequilla, deja enfriar la masa en el frigo al menos media hora y vuelve a mezclar. Así al menos evitarás repetir mis errores y podrás salvar la mezcla.  
  • Pon las bandejas de una en una en el centro del horno. No intentes hacer más de una bandeja a la vez o te resultará muy difícil conseguir el mismo punto de horno en todas
  • Si lo prefieres, también puedes sacar las galletas a los 8 minutos, y dejar caer la bandeja sobre una encimera (solo si es resistente al calor de la bandeja del horno). Vuelve a llevar al horno unos 3 minutos más.

Comparte o imprime:

Publicar un comentario

 
Copyright © Tengo un horno y sé cómo usarlo. Diseñado con por Las Cosas de Maite