Bolitas energéticas

Las trufas son una bomba, pero esta bomba de hoy no son trufas. Esta bomba de hoy es un antojazo de esos que te dan viendo -o leyendo- a gente a la que sigues fielmente en Instagram. Hace un tiempo, Nur, de @barrigasana, publicaba una versión de sus bombones Ferrero keto, y me gustó la idea. Me gustó mucho la idea. Pero todavía me gustó más la alternativa que daba: hacer los bombones con mantequilla de cacahuete. 
No conseguí encontrar cantidades ni cosa parecida, así que básicamente me limité a tirar de una idea y ver dónde me llevaba. 
Lo bueno: están de muerte. Lo malo: son una bomba calórica, así que mejor déjalos para cuando necesites de verdad un chute de energía. Lo feo: es una masa pegajosa, nada fácil de trabajar, que a punto me tuvo de mandarlos a hacer p. Pero cabezona que es una, la persistencia tiene su premio.
Dicho esto, si te animas, a mí me parece perfecto poder hacer estos bellezones con solo tres ingredientes. 
Nur habla de Ferreros. Yo me he tomado la libertad de pasar de las almendras y volver a pensar en las clásicas trufas para la presentación, con tres opciones: nude (sin nada, vamos); o cubiertos con cacao en polvo o con azúcar en polvo.  
La masa es pegajosa y díficil de trabajar, pero si la vas poniendo en el congelador, y la trabajas rápido, verás qué resultados. Mantenlos luego en el congelador o en el frigorífico (y más ahora, en verano) para evitar que se deshagan. 
Ya verás cómo te gustan.
Bolitas energéeticas - 
Falsos bombones de mantequilla de cacahuete, cacao y avellanas

Ingredientes
4 cucharadas colmadas de mantequilla de cacahuete (con o sin trozos, a tu gusto)
3 o 4 cuchraditas de cacao en polvo semidesgrasado
Unas avellanas crudas (una para cada bombón, así que la cantidad dependerá de cuántos te salgan)

Preparación
Mezcla la mantequilla de cacahuete con dos cucharaditas de cacao y prueba. Sigue añadiendo hasta conseguir un sabor que te guste. Quedará una mezcla que no es dulce y por eso mismo, no es para todos los gustos, pero esta vez esa no es la idea. Lleva al congelador unos 15 minutos. Con esto conseguirás que la mezcla sea más manejable. Mójate las manos y haz bolitas poniendo una avellana en el centro de cada una. A mí me funciona mejor con la mezcla del congelador y las manos mojadas cada vez o se empieza a deshacer. 
Haz todos los bombones de similar tamaño, hasta acabar con la masa y guarda en frío hasta que los consumas. Justo en el momento de servir, espolvorealos con cacao en polvo, azucar glace o déjalos sin nada, a tu gusto.

Comparte o imprime:

2 comentarios

  1. No pueden ser más facilies. Eso sí, la masa queda muy pegajosa, por eso lo de enfriar y dar forma, e ir probando. Espero que te gusten. Un abrazo.

    ResponderEliminar

 
Copyright © Tengo un horno y sé cómo usarlo. Diseñado con por Las Cosas de Maite