Galletas tipo Digestive

Esta ha sido una receta que hemos disfrutado muchísimo y que no puedo dejar de recomendarte probar en algun momento. No es exactamente como las originales. El aspecto es lo más parecido a las orginales. De hecho, me sorprendió lo parecidas a las galletas comerciales que iban quedando cuando terminaban de secarse en la rejilla. El sabor a mí me ha resultado menos parecido a lo que es una Digestive. Y sin embargo, no puedo dejar de pedirte que las pruebes, porque aunque no son idénticas a las orginales, las recuerdan y sobre todo, están muy, muy ricas. A mí me ha encantado cómo funciona la harina integral en estas galletas, que las hace especiales. Y, bueno, sobre todo, la mantequilla. Ya lo sabemos, pero es una verdad que no se puede dejar de repetir: Todo mejora con mantequilla. No es sano, pero en repostería, es una verdad como un templo. 
Puedes hacer las galletas sin más y quedan deliciosas, pero si derrites chocolate -a tu gusto, con o sin leche- y le das un baño a una de sus caras, ya pasan directamente a otro nivel. 

Galletas tipo Digestive
Ingredientes (unas 15-20 galletas)

55 gr de harina de trigo
170 gr de harina de trigo integral
1 cucharadita de levadura química
1/2 cucharadita de sal
110 gr de mantequilla a temperatura ambiente
70 gr de azúcar glacé
50 ml (aprox) de leche fría.
100 gramos de chocolate negro o con leche al gusto (tableta) para decorar

PreparaciónPrecalentar el horno a 175ºC y preparar un par de bandejas con láminas de silicona o papel de hornear. Mezclar en un recipiente amplio las harinas con la levadura química y la sal.
Añadir la mantequilla y trabajar mezclar con la punta de los dedos o con un robot de cocina. Añadir el azúcar, mezclar e ir incorporando la leche, poco a poco, hasta conseguir una masa suave, pero no muy pegajosa. Amasar ligeramente sobre la superficie de trabajo hasta conseguir una textura suave. Añadir un poco más de harina solo si es necesario. Estirar con un rodillo hasta tener una plancha uniforme con un grosor de unos 4-5 mm. Recortar las galletas usando un molde redondo o un vaso de unos 5-6 cm de diámetro. Repartir las galletas en las bandejas. Decorar pinchándolas con un palillo o brocheta. Hornear, durante unos 15-20 minutos, hasta que se hayan dorado ligeramente.
Esperar unos minutos fuera del horno y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.
Para la cobertura, cortar la tableta de chocolate en onzas, y derretirlo en el microondas en tandas de 10 segundos. Sacarlo, remover y volver a llevarlo de nuevo hasta que esté derretido, con cuidado de no quemarlo. Pasar la cara de la galleta que no lleva los agujeritos por el chocolate, y dejar reposar sobre una rejilla. Cuando el chocolate empiece a endurecerse, dibuja con un pallillo la retícula y deja enfriar totalmente. También puedes cubrir algunas con chocolate negro y otras con chocolate con leche, o incluso dejarlas sin cobertura. 

Comparte o imprime:

Publicar un comentario

 
Copyright © Tengo un horno y sé cómo usarlo. Diseñado con por Las Cosas de Maite