23 abril 2013

Fresas con sabayón



En plena temporada de fresas, tomándolas día sí, día también por aclamación popular (léase aquí mis dos hijas en modo sargento "on") solo puedo decir que ya estoy un poco aburrida.
Las fresas no me vuelven loca. 

Ya os he contado en otra temporada de fresas que cuando a tu padre le da por hacer una pequeña plantación en el jardín cuando eres pequeña y las tomas en cantidades industriales acabas por... ¿cómo decirlo? sí, por estar hasta ahí mismo de las benditas fresas.
Pero luego las ves de nuevo asomarse cada año por la misma época a las estanterías de las fruterías, con esa forma insinuante, y ese rojo brillante, y se te olvida que tampoco te entusiasman, y para cuando te quieres dar cuenta ya has traido fresas a casa. 

Y ese es el gran error, porque entonces las peques, durante toda la temporada te piden cada vez que haces la compra que traigas fresas, o cada vez que preguntan por el postre y no las hay te miran como si fueras la mayor decepción entre las decepciones posibles (sí, es que no son nada dramáticas ellas, qué va!), y yo vuelvo a sucumbir, y vuelvo a comprarlas. 

Persona normal: las compraría para ellas, se las pondría a su gusto, y a otra cosa. 
Yo misma: les sigo haciendo fotos (son tan bonitas!), y me resisto a que me aburran tanto, y pruebo de vez en cuando a reconciliarme con ellas y con mis empachos infantiles haciendo alguna otra receta, como la de hoy.

El sabayón (Zabaione, Zabaglione) es una crema de la cocina tradicional italiana hecha con yema de huevo, azúcar y vino dulce, habitualmente, Marsala, que le va perfectamente a las frutas, y especialmente a las fresas.

Yo recuerdo con precisión la primera vez que lo probé. En casa de una amiga, un conocido de las dos se empeñó en hacerle una demo de Thermomix. La pobre necesitaba apoyo moral para intentar resistirse (no tenía ganas de comprarla ni le gusta cocinar), y para darle salida a la comida completa que le iba a preparar, así que allí me presenté, y lo que él hizo como postre fue un sabayón. A mí me pareció una crema pastelera ligera y sin cocer, y muy rica. 



Yo entonces no me quedé con la receta, pero sí con la idea de que un sabayón es una salsa deliciosa para hacer un postre fácil, rápido, con base de fruta (pero que esto no te engañe, las yemas y el azúcar, por más ligera que sea la crema final, no lo hacen lo mejor para una dieta pre-bikini, en absoluto) y muy fresco. Si además, lo sirves en estos moldecitos de Pyrex, no pueden ser un mejor final para una comida.


Por si os lo preguntáis, sí, mi amiga al final compró la THX, y está encantada con ella.


Fresas con sabayón

Ingredientes (para 4 personas)

200 gramos de fresas
4 yemas de huevo
125 gramos de azúcar
30 ml (2 cucharadas soperas) de vino dulce (Marsala es el tradicional. Yo usé un poco de Jerez dulce)


Preparación

Lava y corta las fresas y repártelas entre los vasitos. En un bol grande, pon las yemas (reserva las claras para otra preparación) con el azúcar y bátelas con una batidora de varillas, o con un robot de cocina con varillas hasta que tripliquen su volumen y estén blancas y espumosas. Añade el vino, bate de nuevo hasta integrarlo y vierte la mezcla sobre las fresas.
Si prefieres, también puedes batir las yemas en un bol al baño maría muy bajo hasta que las yemas empiecen a cuajar. Hazlo a fuego muy bajo para que quede una salsa integrada.
Vierte la salsa sobre las fresas y tómalo inmediatamente.




24 comentarios:

  1. Qué postres más ricos quedan con esa crema, te ha quedado con la combinación de las fresas fabulosos!

    las fotos tienen un color muy bonito, enhorabuena.

    Anotamos esta receta porque ahora que se acerca el buen tiempo, sientan de maravilla

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Un postre delicioso y muy rico iii te quedo fantastico y conuna presentacioon de diez....Besitos

    ResponderEliminar
  3. Hola!! está buenísimo!! yo lo hago con cava y naranjas....a ti te ha quedado genial!!

    besos

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado una receta deliciosa, además de que me encanta la foto y el decorado ¡menudo trabajo tiene todo! me alegro haberme topado con este maravilloso blog hoy, llego para quedarme. Un saludo desde Gastroandalusi.com (por si quieres cotillear jejej )

    ResponderEliminar
  5. Me encanta! y además lo has puesto tann bonito!!!

    ResponderEliminar
  6. que buena pinta, quien pudiera coger una copita del ordenador y comersela

    ResponderEliminar
  7. Que rico Macu!! Desde que probé el sabayon me enamoré perdidamente, la combinación con fresas de lujo, un postre delicioso!!!
    Besotes preciosa!!!

    ResponderEliminar
  8. Yo también estoy un poco cansada de las fresas, empezamos con muchas ganas y después se evapora rápido, aunque para postres tan ricos son fantásticas y acompañan muy bien.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  9. yo no he hecho nunca el sabayon en casa, nunca.... es un postre muy apetecible, y tiene doble mérito, cocinar con fresa cuando no te hacen especial gracia tiene mucho mérito

    ResponderEliminar
  10. Exquisito, para querer más. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa! ayyy tu receta, me encanta! si es que yo las fresas me las como cómo pipas!!!y si encima las juntas con un sabayón pues.. qué te voy a contar! toda una tentación! además, si a los postres los acompañas con frutas ya parecen automáticamente más sanos! jajajaja

    me la apunto guapa!
    un besazo!

    Laura

    ResponderEliminar
  12. Ese postre esta buenísimo, me encantan las fresas en esta época :)))

    ResponderEliminar
  13. Yo tomo la fresa lavada y mojo un poquito su extremo en azúcar. Así sin más!! Las mezclas con nata, leche y etc no son para mi paladar raro. Esta receta tiene verdadera buena pinta pero ...se qué no la haré😔 por lo menos para mi
    Besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Buenísimo!, me encanta el sabayón y las fresas, ya lo siento, aunque a tí no te entusiasmen, pero además te ha quedado de lo mas apetitoso.
    Un besazo
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  15. tienes razon, yo me pego unas panzadas de fresas increibles, que cuando llega mayo ya no las puedo ver delante...pero aun asi sigo metiendolas en postres porque son tan tentadoras como los botones del ascensor que pone no pulsar!pues als fresas igual!las compro porque no l opuedo evitar...y luego atracon, y encima ahora de ver tanta fresa me entrarn tentaciones y me voy a tener que preparar un bol!!!!malditaaa seas Primavera!!!!! jaja., besitoss

    ResponderEliminar
  16. La verdad es que al final tantas fresas es un rollo, ya va apeteciendo nuevas frutas!! La verdad es que poco puedo decir del postre excepto que una maravilla y que así, si es posible una reconciliación!! jajaja. Un besito!

    ResponderEliminar
  17. Es que son muy fotogénicas! A mí si me gustan aunque tengo que reconocer que después de probar las autóctonas, los fresones ya no me entusiasman. Eso sí, de fresas salvajes me puedo comer las que me echen, con sabayón o sin sabayón, no tengo problema. Aunque habrá que probar con sabayón, tiene una pinta...

    Un besote.

    ResponderEliminar
  18. Tienen una pinta deliciosa. Yo de estas es que no me canso nunca, la verdad, me encantan. Y estoy deseando tener de las de casa, que en este clima hasta que no llegue el verano, nada de nada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Me gustan mucho las fresas, pero crudas, no las tolero cocidas, no sé por qué, bueno, creo que cuando están cocidas se ponen muy blandas y cambian de color y lo que me gusta de las fresas es tu textura firme. Menos mal mi madre no me atiborraba de fresas de pequeña, no me hubiera gustado que dejaran de gustarme :)

    ResponderEliminar
  20. Pues a mí me pierden las fresas, me falta temporada para preparar recetas con ellas jajaja.. Nunca he probado un sabayón tiene que estar riquísimo! tomo nota...
    Besos ;)

    ResponderEliminar
  21. Normal que las aborrezcas, jajajaj. Pero vamos, aun aborreciéndolas, te has marcado este postre, probablemente el más dulce que he comido nunca. Ricor del bueno. Un besote.

    ResponderEliminar
  22. pues no me canso de las fresas nunca. Me gustan mucho. Este postre tiene muy buena pinta. Creo que nunca he probado el sabayón. Creo que ya es hora. Bss

    ResponderEliminar
  23. Tenemos que aprovechar la temporada de fresas. A mi me encantan y no pararía nunca de tomarlas. Tu propuesta es genial.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Que combinación tan deliciosa, y que aspecto tan apetecible. Me pasa como a Luisa, no me canso de las fresas y más en esta época que es cuando más sabor tienen. Además, ¡qué bien quedan en las fotos!!
    un besazo, guapa!

    ResponderEliminar