15 enero 2013

Crema de coliflor asada (para los que no nos gusta la coliflor)




Atravesado. Hoy he tenido un día atravesado, atravesadísimo. Hay días que simplemente se atraviesan, como un tronco en mitad de la carretera cuando menos te lo esperas, como ese carrito del super que se empeña en ir a la izquierda hagas lo que hagas, como esa amiga que se empeña en no escuchar y que va a seguir con el imbécil de su novio, digas lo que digas. 

Hoy ha sido un día así. Debería haberme dado cuenta cuando me he levantado con un terrible dolor de garganta y la casa helada me ha parecido más helada aún. Cuando mi hija se ha quejado de dolor de barriga y la he tenido que mandar al cole cruzando los dedos para que no fuera a más y no me llamaran a mitad del día. Cuando mi jefe me ha llamado antes de llegar a la oficina, no me fuera a aburrir en lo que él tardaba en llegar al trabajo. Cuando he entrado en una reunión improductiva que ha durado casi toda la mañana, me he escapado al baño y me han cogido en el pasillo para otra cosa que no podía esperar, y he perdido el hueco del café y he tenido que volver a la reunión, cada vez más improductiva, sin la defensa de un chute de cafeína para aguantar el tipo como una valiente. Cuando mi jefe me ha hecho una encerrona y me ha tenido dos horas sin poder moverme, y por si lleváis la cuenta, ya se me había pasado hacía rato la hora de la comida. 

He conseguido comer, al fin, a una hora tan indecente que estoy segura de que mi madre hacía rato que había merendado, y ha empezado a llover a mares justo cuando salía de casa, y hacía viento, y la garganta me dolía cada vez más, y he recogido a mis hijas y he reñido a la mayor, y me doy cuenta de que estoy hecha una madre no solo porque hace una temporada larga, larga que tengo hijas, sino porque es verdad eso de que te queda peor sabor de boca a ti cuando las riñes que a ellas. Y he escuchado a otras mamás pavonearse de los dudosos logros deportivos de sus hijas y me ha dado una tristeza infinita que haya adultos que confundan el deporte, cualquier deporte, con la competición, que confundan las incipientes habilidades de los niños con su propia mediocridad vital, y me ha dado pena que los pobres tengan que crecer con esos padres. 

Y he llegado a casa y la caldera hace un ruido infernal, pero con este frío mis anginas han podido más que mi miedo, y mi hija se ha dormido en el salón, y yo he podido hacer un par de llamadas de las que digo que haré pero luego nunca puedo hacer porque estoy tan cansada que no encuentro el momento, y me han puesto triste, y me duele más la garganta.

Y entonces es cuando, por fin, me he convencido de que ha sido un día muy, muy atravesado. No ha sido una catástrofe, no ha habido uno de esos problemas que te dejan K.O., simplemente, todas esas cosas pequeñas se han atravesado. Y aún no termina, aún tiene margen de mejorarse a sí mismo. 

Como yo ya he tenido suficiente, he decidido que lo mejor es tomar una crema de coliflor. Yo, crema de coliflor! Mi madre se va a partir de la risa si ve esto, y mis hermanas, y casi cualquier persona que me conozca un poco. 

Pero debo decir que esforzarte por probar cosas que de pequeña te hacían vomitar (sin paños calientes, yo era una pava con la comida) tiene su recompensa en la edad adulta. 

Sin embargo, al esfuerzo sobrehumano de comer coliflor me niego a añadirle el castigo del olor de cocerla (o igual era esto lo que me hacía vomitar y nunca llegué a probarla de niña).

Total, que cuando descubrí que se podía cocinar la coliflor sin olor se me abrió el cielo. Y, oh, milagro, os aseguro que no hay nada que un buen plato caliente como este no pueda curar. 

Ni siquiera un día atravesado.



PD: Ya sé que no vais a creer, pero ayer, después de publicar esta entrada el día todavía mejoró: Mi marido se quedó tirado con el coche y tuve que salir a buscarle a última hora.
¿No os dije que todavía podía mejorar el día?  Definitivamente, esta se ha convertido en la sopa quitapenas de los días atravesados!




Crema de coliflor asada

Ingredientes (Para dos raciones generosas)

Media coliflor mediana, cortada en floretes
Aceite
Sal
Pimienta negra
2 dientes de ajo
Un par de ramitas de romero fresco
1/2 litro de caldo (de pollo, carne o verduras, al gusto- yo uso de carne)
Queso curado (manchego o parmesano, al gusto) rallado 

Preparación

Precalentar el horno a 190º (180 si usas aire). Lavar la  coliflor, separar los floretes y ponerlos extendidos en una bandeja para horno cubierta con una plancha de silicona (o en una besuguera grande). Salpimentar, picar los ajos con el picador, sin pelarlos -es un truco de Jaimie Oliver que funciona, la piel se queda dentro-, repartir el ajo picado por encima y el romero. Añadir un chorrito de aceite y llevar al horno. Asar 20-25 minutos.
Poner la coliflor en el vaso de la batidora, con los jugos que haya soltado, y batir hasta obtener una crema. Añadir el caldo caliente hasta conseguir la textura deseada.

Servir acompañado de queso rallado y una ramita de romero.

 

53 comentarios:

  1. Uffff es que hay días que te apetece !matar a alguien!!!, jejeje odio esas reuniones "chorras" en las que no se decide ná de ná y solo valen para lucimiento de algun@, qué horror!! la receta es excelente y encima no huele, a mí me encanta la coliflor así que la haré, ánimo que ya se acaba el día y cuidate, bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Hay días que todo parece que viene por el lado contrario. Yo creo que si te gusta la coliflor, la disfrutarás, seguro.
      Besitos

      Eliminar
  2. La verdad, nunca he probado la crema de coliflor, pero visto lo visto la tengo que probar!
    Me llevo tu receta, las pintas son extraordinarias!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Vaya dia chica, la verdad es que dan ganas de quedarse en la cama teniendo en cuenta lo que te espera, pero bueno hay dias malo y dias buenos y esperemos que sean ma buenos que malos. Me ha gustado mucho tu crema de coliflor, nunca lo habria pensado y la verdad me parece una propuesta muy atrayente.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo mejor es que cuando empieza cada día no sabes lo que puede ser al final. Si no, sería un horror levantarse por la mañana ya!
      Prueba a hacer así la crema y me dices qué tal ha quedado, vale?
      Un beso

      Eliminar
  4. Me alegro que al final éste día tan aciago haya terminado, cuanto menos, tomándote esta agradable crema de coliflor que a mí, al contrario que a otras....jeje, me encanta. Pues nada chica, ahora toca poner los pies encima de la mesa, relajarse y descansar. Un besito y mañana procura levantarte con el derecho, anda....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Yo soy una firme creyente en que no hay casi nada que una crema calentita no pueda curar. A ver si lo consigo.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. La verdad es que según iba leyendote, en la misma medida me iba pareciendo estresante. Hay días que hubiera sido mejor no levantarse.
    La cremita me parece una opción estupenda para tomársela relajada y en silencio, para poder disfrutarla completamente.
    Nunca he asado la coliflor, ¿quieres decir, que no huele asándola?, si es así, me parece perfecto, porque aunque a mí no me molesta el olor, al resto de la casa le incomoda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no es exactamente que no huela, es que no huele mal. El olor que sale del horno es agradable, para mí esa es la gran diferencia.
      Un besazo.

      Eliminar
  6. Cremita rica que cura todo lo malo. Eso de sentarse y tomarse algo calentito, calentarse las manos con el tazón...es un momento de tranquilidad, de estar en casa, de recuperarse.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hubiera sabido decirlo mejor, Jose Antonio. Cómo me entiendes!
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Hay dias realmente malos que uno dice, mejor no me hubiese levantado.
    Pero todo pasa, ánimo.
    La crema muy rica, yo adoro la coliflor, aunque asada nunca la he probado pero me tinca muy buena.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kako. Yo creo que la virtud de esta receta es que a los que no nos apasiona nos hace comerla, y a los que la disfrutáis os gustará también.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Pues sí que has tenido un día complicado, leyendo el tuyo el mío me ha ido de maravilla! yo no soy muy fan de la coliflor así que entre la receta que publiqué hace unos días que es de la manera que mejor me la como junto con la bechamel, tendré que probawr la tuya.

    un beso y a descansar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que esta opción te gustará. Es para los que no somos muy fans ;-)

      Eliminar
  9. Como dice mi madre....mejor te hubieras quedado en la cama!!jajajaja. me ha encantado leerte, y también la crema. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marina. Lo malo es que uno no sabe con qué se va a encontrar... pero todo pasa, y no hay nada que no se supere con un poco de comidita casera.
      Un besazo

      Eliminar
  10. no sabe a coliflor???la pinta la tiene muy buena...

    hago un sorteillo en mi blog, si quieres pasarte...

    Bsos wapa!

    ResponderEliminar
  11. Ay mi niña si que ha sido un día atravesado, yo diría que de esos que te hacen respirar hondo tantas veces que piensas que vas a hiperventilar!! Menos mal que no suelen ser así todos, porque si no es mejor hibernar una temporada!!
    Espero que estés mejor y se haya pasado este mal día!!
    Tu cremita debe estar bien rica y yo tampoco soy de coliflor!!
    Un abrazo reina, cuídate esa garganta y no desesperes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, afortunadamente, todo pasa, Teresa. Creo que hasta me encuentro mejor de la garganta.
      Un beso grande.

      Eliminar
  12. La verdad es que el día no ha sido bueno, mi madre siempre dice que hay días que valía más que no amaneciera, pero seguro que mañana será mejor.

    Pero al menos ha salido una receta riquísima, a mí la coliflor me encanta, la como de todas las formas hasta cocida sin más, pero así como la has preparado tú está buenísima, yo la hago igual y le añado manzana para asarla todo junto y después ya la paso por la batidora, le hago un crujiente de jamón y a los que no le gusta la coliflor se la comen sin rechistar. Te quedó fabulosa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, me encanta lo de la manzana y lo del jamón (aunque yo sigo intentando desgrasar los platos todo lo que puedo). Lo pruebo la siguiente vez que lo haga. Buenísimo!
      Un beso.

      Eliminar
  13. Ay, esos días son horribles! Aquellos en los que es verdad que no ha pasado nada horrible, pero todo se junta y te termina dejando KO física y anímicamente... La cocina casera es sin duda un gran remedio para combatir esa negatividad, y los platos de cuchara resultan ideales :).
    A mí tampoco em gustaba la coliflor de pequeña, ahora la adoro :). Y asar los vegetales para hacer las cremas es una técnica genial, da un sabor magnífico.

    Un abrazo y ánimo, que no se repitan días como este!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. La verdad es que lo había visto con otras hortalizas pero aún no lo he probado, pero tiene que ser así, el sabor cambia mucho. Creo que lo voy a hacer con las siguientes cremitas.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Pues sí, menudo día tuviste... muy buena receta la de la crema, la probaré. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Lo mejor es que todo se pasa, y estamos de nuevo en marcha...
      Besos

      Eliminar
  15. Hay días que es mejor no levantarse de la cama porque sabes que no van a ser muy buenos, pero tienes toda la razón, un plato caliente ayuda a superar un día frío y complicado. Yo he comido alguna vez la crema de coliflor y a mi me gusta añadirle un chorrito de nata o un trocito de mantequilla para que quede más suave.
    Por cierto, acabo de subir a mi blog unas recetas hechas con los moldes de pyrex que me tocaron en tu concurso. Muchísimas gracias de nuevo, y ánimo, que esos días pasan y llegan otros mejores!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como me alegro. Me voy ahora mismo a verlo!
      Yo intento controlar mucho las grasas, pero si puedes tomarlo, claro que el sabor queda más suave.
      Un besazo.

      Eliminar
  16. Siempre una buena crema de verduras levanta el ánimo, no hay nada mejor que una comida rica para que el día se mejore.
    La coliflor me gusta de cualquier manera y así también me gustará fijo, se ve excelente.

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que tengo el problema de que a mí no me hace ninguna gracia, y así incluso me atrevería a repetir. Eso ya es muchísimo, te lo aseguro.
      Un besito-

      Eliminar
  17. Si tú lo dices....me voy a atrever porque tengo una bolsa de coliflor en el congelador que no hay forma de darle salida. Espero que hoy el día sea mejor :)

    ResponderEliminar
  18. Gracias, yo también. De momento, la garganta me duele menos, que ya es mucho. A ver qué te parece y me cuentas, ok? Besitos.

    ResponderEliminar
  19. Vaya día tuviste, de los de irse a dormir nada más levantarse, buf! Espero que tu garganta vaya mejor y hoy sea un buen día.
    Interesante la opción de hacer la coliflor directamente en el horno sin cocerla, seguro que el sabor debe variar y quedar bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, menos mal que ya está, a otra cosa. Pruebalo, le da un sabor diferente. (Sigue siendo coliflor, pero mejora una barbaridad!)

      Eliminar
  20. Una buena crema de coliflor, lo resuelve todo :D. Una receta fantástica, sin lugar a dudas. ¡Feliz año nuevo guapa y feliz día!. Un besote.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  21. Eso es de primero de la ley de Murphy, Macu: si tienes un día muy muy malo, además seguro que se te rompe el coche. Y si además llueve, ya no te digo! por lo menos no se te rompió a ti!!
    Felicidades por hacerte amiga de la coliflor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, Yo creo que me pasé ese curso.
      Sobre mi idilio con la coliflor, no es que seamos íntimas, pero al menos nos soportamos mutuamente, que es mucho más de lo que había podido decir nunca.
      Suerte en los examenes!

      Eliminar
  22. Vamos hablando claro un día de mierda...pero bueno lo superaste....je je
    La crema fabulosa...muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Básicamente.... eso es.
      Gracias por lo de la cremita.
      un beso

      Eliminar
  23. siempre hay dias buenos y dias malos
    Tiene buena pinta la crema ahora para el invierno de lujo

    ResponderEliminar
  24. Seguro que así se hace más llevadera...Gracias!!!
    Un beso
    Paloma
    www.chocolatmalaga.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. Jopetas Macu, vaya día feo que tuviste :( ya sé que en realidad no es nada realmente grave, pero en días así te dan ganas de meterte en la cama y esperar a que pase el huracán, verdad?
    Lo que dices de esos padres que se pavonean de los supuestos logros de sus hijos es muy frecuente. A mi me pone nerviosa que los haya que incluso fuercen a sus hijos a competir por conseguir ganar cueste lo que cueste, aunque sea pasando por encima de los demás...tienes razón, que pena me dan esos niños :(
    Eso si...siempre nos quedará una sopita de coliflor al horno..que a mi siempre me ha gustado!

    y ah!!! lo del ajo de Jamie..a mi no me sale :( seré boba?????

    cariños a miles linda Macu..ojalá hoy tu dia haya sido mejor!

    ResponderEliminar
  26. Bueno!!!! que gusto poderte desahogar así!!! porque cuando tienes esos días y encima parece que no te puedes quejar....
    A mi me encanta la coliflor, mi madre nos la hacía con bechamel gratinada, así que supongo que en crema debe de estar riquísima, seguro, seguro que la hago.
    Un abrazo balsámico

    ResponderEliminar
  27. Espero que estés mejor, Macu! no gustan nada estos días que estamos malitas y encima viene todo torcido, pero ánimo y que no tengas más días cómo esos, jeje
    A mi me gusta la coliflor, y no me importa el olor al hervirla, pero te entiendo perfectamente, a mi me pasa lo mismo con el pulpo, hervir pulpo en casa puede ser "fatal" para mi, y tampoco es que lo coma :(
    Me gusta la receta, tengo ganas de hacer cremas diferentes a las clásicas de zanahoria, verduras o calabaza, gracias guapa
    Un beso

    ResponderEliminar
  28. No se qué ha pasado con mi comentario... Decía que si es para los que no les gusta la coliflor, entonces es para mi. Tendré que probarla.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Te entiendo completamente, hay días en que una no para. A diferencia de estar metida en una sala lo mio es con el teléfono, y es que trabajo con gente de USA, mi jafa es de allá y la mayoría de las personas con quienes interactuo están en USA y China, así que no queda otra que tener reuniones improductivas por teléfono...y en inglés...!!! La globalización me va a matar, te juro que un día me va a matar.
    Así como cuando leí el título de tu receta, discúlpame, coliflor??? en serio??? Sí, la odiaba de niña y no está entre mis preferidas, a veces la como sólo porque me la sirvieron en la ensalada y mi madre me dijo que la comida se come. Ahora, me dices que cocinándola en el horno no huele..??? madre mía, tengo que intentarlo.

    ResponderEliminar
  30. Pues sí que te pasaron cosas... Cuando un día sale torcido...
    Menos mal que estaba esa crema. Yo hago muchas cremitas de coliflor, pero nunca con la coliflor asada. Me has tentado.
    Besitos

    ResponderEliminar
  31. Así más o menos fué mi pasado jueves. El coche lleno de nieve que me costó un triunfo quitarla y llegar antes de la hora al trabajo porque había una reunión a primera hora. Cuando llevaba los termos de café y leche se me cayó el de leche y se rompió... 1,5 l esparcidos por el suelo y muy complicados de limpiar solo con una bayeta - no encontré la fregona -. Me corté con todos los cristalitos enanos del interior del termo que estaban esparcidos por el suelo.

    Bajé corriendo a por otro termo de leche y al subir las escaleras se me rompió el tacón de la bota y suma y sigue... así que tomo nota de esta receta por si vuelve a venir otro día torcido :)

    ResponderEliminar