27 abril 2010

FINANCIERS SENCILLOS

Para esta receta son perfectas las claras de huevo pasteurizadas que venden en Mercadona. (No me pagan la publi, es una pena ;-). Bueno, para esta y para muchas otras. Pero en esta agradezco mucho que indique la cantidad exacta en gramos. Me encantan los libros y los blogs de cocina, pero la mayoría tienen el problema de que están pensados localmente. Acabo de comprar uno maravilloso solo de chocolate de una autora  francesa. Pero la traducción es terrible. ¿Qué capacidad tiene un sobre de azafrán? No sé cómo se vende en Francia esto, así que es imposible de calcular. Ocurre igual cuando se refiere (este y muchos otros libros) a  otros productos que no son habituales aquí o que se venden con otro empaquetado. El que escribe no piensa en esto y el que traduce no se molesta en indicar algo que para alguien que vive donde se publica puede ser obvio pero que no lo es tanto cuando se hace en otros lugares. 

Esta receta la he adaptado del blog de Aran Goyoagan Canelle et Vanille . Ella siempre intenta incluir cantidades, de hecho es muy precisa en las recetas y se agradece muchísimo. Por mi parte, es la primera vez que hago financiers y no soy capaz de seguir una receta al pie de la letra. (¿dónde está la gracia entonces?) Así  que la he simplificado mucho del original para hacer una primera prueba. Bueno, y porque no tenía a mano harina de avellana y he usado en su lugar almendra y otros cambios que se pueden comprobar comparando las recetas. 

Yo no los conocía, pero los financiers son típicos de la repostería francesa y aunque recuerden a madalenas, o a bizcochitos, según el molde que se use, y se tomen con el café o el té, no tienen nada ver con eso. 
Vale la pena probarlos. No son complicados de hacer, y como todos los bocaditos pequeños requieren tan poco tiempo de horno que ni siquiera da pereza hacerlos. Esta receta, sin embargo, exige algo de planificación porque necesita dejar la masa reposar en el frigorífico de un día para otro. 

Bon appètit!


Financiers sencillos


Ingredientes
120 gramos de clara de huevo
125 gramos de azúcar
55 gramos de harina
55 gramos de almendra molida (harina de almendra)
150 gramos de mantequilla (sin sal)




Preparación
Calentar la mantequilla a fuego vivo en un cazo mediano. Cuando comience a adquirir un color tostado y desprender olor a avellanas (punto noisette), retirarla del fuego  inmediatamente para que no se queme y llegue a adquirir un color más oscuro. Pasar por un colador fino
y dejar enfriar. Este proceso evapora el agua de la mantequilla y empieza a quemar los sólidos, y deja toda la cocina llena de un olor maravilloso.
Mezclar las claras de huevo con el azúcar. Añadir la harina y la almendra molida y mezclar. Lentamente, añadir la mantequilla mientras se continúa mezclando. Dejar esta mezcla en el frigorífico toda la noche. 
Poner la masa en moldes y hornear a 180º unos 15 minutos.

2 comentarios:

  1. Donde compro harina de almendra? Sirve sin la muelo con la Thermomix? Has probado con nueces o avellanas?

    ResponderEliminar
  2. Hola, creo que te puede servir con la THX. Yo compro la almendra molida en el Mercadona, pero con almendra molida en crudo te servirá. Con avellanas también quedará bien, el resultado será parecido, con un sabor distinto. Con nueces no te lo recomiendo. Tienen mucho más aceite y aunque no he probado, me temo que cambiaría mucho el resultado.

    ResponderEliminar