17 marzo 2014

Pan de soda irlandés -versión ultra rápida- por Sant Patrick


Hoy es San Patricio, mi primer San Patricio en Irlanda, así que no me puedo resistir a compartir algo típico. Si el año pasado, cuando venir por aquí empezaba a ser una seria posibilidad, publicaba la receta del estofado con cerveza Guinness, este año la receta es la del pan más típicamente irlandés, el pan de soda que además se prepara en un momento. 



Está claro que lo de celebrar los santos de víspera no es una costrumbre solo española. Este año en Belfast el desfile de San Patricio lo han hecho el 16 y no el 17, como hubiera sido de esperar.  Tuvimos mucha suerte, y, aunque cubierto, como casi siempre aquí, al menos no llovió y pudimos ver el desfile, y participar de la fiesta sin empaparnos. 
Lo mejor, sin duda, el humor del personal a la hora de elegir sus complementos verdes. Os dejo algunas fotos de muestra. 




Y desde luego, el humor de este señor sí que es para nota. Este de aquí es el alcalde de Belfast que acudió de esta guisa a las celebraciones, con el collar de mando que aquí usa cada vez que aparece en público, pero con la cara decorada por el desfile, y haciéndose fotos con todo el mundo.




Y qué pinta este coche en el desfile de San Patricio. Pues la verdad es que pintar, pintar, pinta bastante poco. Para los que crecimos con la peli "Regreso al futuro" seguro que el coche os dice algo. Yo no tenía ni idea de que el DeLorean de la película era un modelo de verdad, que se había fabricado comercialmente. Siempre pensé que era puro atrezzo. Pero no es así. Fue un coche que se fabricó en Belfast aunque comercialmente fue un fracaso absoluto. Eso no le impidió convertirse en un modelo mundialmente conocido, gracias a la peli, y en un punto común para todo el que pasa por aquí. Si le unes que el tema del desfile de este año era el futuro, igual hasta tiene sentido lo del coche en el desfile. 
Yo sigo sin ver la conexión con San Patricio... llamadme loca. 

 

Así que  después de estar por ahí si cuando llegas a casa te apetece probar una receta típicamente irlandesa que además se prepara en un momento, prueba con el pan de soda, y especialmente con esta receta de hoy. Como casi toda la comida irlandesa, es contundente y reconfortante, y tiene esa habilidad de hacerte sentir automáticamente satisfecho. 


Si crees que no tienes tiempo de hacer pan para la cena porque solo tienes treinta minutos, piensa otra vez y no te engañes. Vale que este no es un pan esponjoso y lleno del aire que produce una fementación lenta y reposada. Vale que no encontrarás sabores complejos que se han desarrollado durante horas de levados y formado y nuevos levados. Pero admitámoslo, para eso no haces este pan.
Este pan tiene la virtud de ser un pan irlandés, que estando en esta isla no deja de ser algo que uno puede probar y aprender, y que está muy, muy bueno. Si tienes en cuenta que no hay que amasarlo ni dejar reposar la masa y que con 30 minutos de horno tienes pan casero en la mesa, el resultado pasa de aceptable a absolutamente imprescindible. Porque no sé tú, pero yo no siempre tengo el tiempo o la previsión o las dos cosas, para hacer pan casero tranquila y reposadamente. Pero las ganas de comer pan casero recién hecho no se me pasan.
Si te gusta una vez que lo pruebes, verás que es perfecto para esas noches en las que no tienes pan en casa. 

A disfrutar!


 
 Pan de soda irlandés

Ingredientes

500 gramos de harina de fuerza (yo uso blanca, pero puedes usar mitad integral, mitad blanca si prefieres)
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1 cucharadita de sal
420 ml de buttermilk. (yo uso 400 ml de leche normal, le añado el zumo de medio limón, o 20 ml de vinagre de vino blanco y lo dejo reposar unos 15 minutos. Luego, lo uso como buttermilk)
Algo más de harina para la superficie de trabajo y el acabado del pan.



 

Preparación
Precalienta el horno a 200 grados. En un bol grande, mezcla la harina con la sal y el bicarbonato. Añade el buttermilk y mezcla hasta tener una pasta pegajosa. Enharina ligeramente la superficie de trabajo y pon la masa en ella. Dobla un par de veces la masa, sin amasar, simplemente para que ligue y no se deshaga. Forma una hogaza haciendo una bola con la masa y aplastándola un poco con la palma de la mano. Haz una cruz con un cuchillo afilado, y espolvorea con harina. Lleva al horno sobre una hoja de papel de hornear o silicona, durante unos 30 a 35 minutos, hasta que esté dorado. Deja enfriar sobre una rejilla para que la base quede crujiente. Mejor consumirlo en el mismo día.
 







13 comentarios:

  1. ¡Qué bueno!! Me llevaba un trozo para el almuerzo, se ve buenísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus fotografías de la gente vestida con el verde típico, casi casi parece que hubiera estado por allí.
    En cuanto al pan, una maravilla! Deseandito estoy de probarlo, aunque no se me dan muy bien. Y menudo corte, se ve que queda muy esponjoso.
    Un besito!!

    ResponderEliminar
  3. Esto de las versiones ultrarápidas me encanta!!! :)

    Me lo llevo, si me dejas...un besiko

    ResponderEliminar
  4. Que buena pinta que tiene y facil...facil
    Bss

    ResponderEliminar
  5. que pão tão lindo e o seu interior é fantástico, delicioso.
    É tão bom conhecer os costumes de outros países, bonitas fotos.
    beijos

    ResponderEliminar
  6. Mira que he visto recetas del dichoso pan irlandés por Pinterest (ahora caigo que es por el San Patricio, claro), y yo sin probarlo! No es fácil, es facilísimo!!! un pan que no hay que amasar? Ese es de los míos:-D
    Por el corte, la miga se ve realmente sustanciosa y densa, como una buena hogaza rústica.
    Gracias por la idea y las fotos ;-)

    ResponderEliminar
  7. Hola!! (creo que llevo demasiado leyendo tu blog sin escribir ningún comentario... -así que es un momento maravilloso para felicitarte por el mismo y por tu libro ^^'-)
    Digamos que llevo meses y meses con ganas de trastear por el maravilloso mundo de la panadería... y siempre encuentro mis excusas para no ponerme con ello en el tiempo de fermentación (que tampoco es nada del otro mundo, todo sea dicho, pero suele resultar suficiente). Pero tras esto no me queda escapatoria. Estoy contra la espada y la pared. Así que mañana por la mañana (así de calentón) voy a hacer pan irlandés, y sanseacabó.
    Gracias por tus maravillosas recetas, un saludo!!!

    ResponderEliminar
  8. Tengo tanto tiempo sin hacer este pan...y es tan fácil y rápido. Y tienes razón, hay que comerlo el mismo día, me ha pasado que al día siguiente pues ya no es tan rico, así que lo hago tostadas, bueno, cuando queda algo.

    ResponderEliminar
  9. Ohhh se ve muy hermoso increìble su miga,abrazos

    ResponderEliminar
  10. Me gusta mucho esta receta, es como poder tener un pan en cualquier momento y casi sin esfuerzo.

    Justo el otro día también yo preparé uno, estaba viendo a Paul Hollywood como lo hacía y me entraron ganas jeje, la verdad es que es tan satisfactorio el resultado.

    Unas fotos estupendas.

    Un beso
    Carol

    ResponderEliminar
  11. Anda Macu! sin saberlo acabo de preparar uno, por lo rápido sin esperar tiempos de levados que siempre acabo por no hacer, por eso, por fata de tiempo, y me ha gustado
    Si la verdad es que el desfile no tiene mucho que ver con St.Patrick, yo coincidí en NY con el desfilé y tb pensaba lo mismo, todo verde, muchos gorros, y cerveza!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Jo, debo ser de las pocas que no ha hecho ese estupendo pan. Con lo que me gustan los panes. Tengo que poner remedio!
    Me ha gustado ver esas fotos de ese día tan irlandés.
    Besitosssssssssss

    ResponderEliminar
  13. No sabes cómo te agradezco este post. Por un lado, por las fotos de St Patrick en Belfast (soy una enamorada de esa isla y desgraciadamente sólo he ido una vez, nunca el 17 de marzo y sólo he estado en Dublín), así que cuaquier vista de sus ciudades me hace especial ilusión.
    Y por otra parte, además de la isla en sí, geográficamente habando, todo lo irlandés me hace chiribitas en los ojos. Sea historia, música, cine, cultura, o en este caso, gastronomía. Y el soda bread es tan típico como la Guinness o más. Y siempre me había encontrado recetas con las que tenía que pelearme, por una cosa o por otra, y desistía en mi intento de hacer el pan. Pero mira, oye. La tuya me encanta, además de explicar lo del buttermilk y todo eso, pasito a pasito y clarito todo. Así que no descarto ponerme como que ...ya, hacer el pan y disfrutarlo.
    ¡Muchísimas gracias!
    Un saludín! :D

    ResponderEliminar