17 mayo 2013

Puré de patatas al gratén. Receta 214, 1080 fotos de cocina



Hoy mi contribución de este mes al proyecto 1080 fotos de cocina es este puré de patatas gratinado. 

Últimamente le estoy dando muchas vueltas al tema de la autoría de las recetas. Sin nigún ánimo de ser polémica, que no es mi estilo, os planteo algunas dudas que me surgen al respecto.
 
Como sabéis, los titulares de los derechos del libro no nos autorizan a reproducir las recetas al tiempo que les ponemos fotos, lo que me parece normal, porque ese texto sí tiene un autor y unos editores cuyo negocio es precisamente vender esos libros.

Pero por lo que respecta a las recetas.... todas las recetas tradicionales no son de nadie, porque son de todos. Es decir, en un libro de cocina tradicional no puedes pretender que has inventado la tortilla de patatas o la tarta de Santiago, por mucho que tú escribas la receta. 
Tengo clara la diferencia entre la propiedad de la receta y la propiedad del texto o las imágenes que la explican, ¿pero de verdad a estas alturas alguien puede hablar de "su receta" de un plato tradicional? 
(A mí a veces me parece que es como si alguien quisiera pedir derechos de autor por los refranes).

Y al revés, he visto a cantidad de bloggers incendiar las redes porque se usan sus fotos sin consentimiento. Pero también he visto a muchos copiar directamente recetas de libros, muchas veces sin citar la fuente, otras citándola. ¿Y eso no tiene derechos de autor? Yo entiendo que lo que se comparte es cómo tú has hecho la receta, tu foto, tus explicaciones... pero me parece que del homenaje a la copia hay una delgada línea, y de que el editor se alegre de que el libro haga ruido en redes sociales, a que empiece a demandar por uso ilícito, también.
  
¿Qué pensáis vosotros?
     






11 comentarios:

  1. me encanta el nombre de tu blog
    http://senoritamandarina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Hola Macu, la propiedad intelectual se refiere a obras literarias, artísticas o científicas y eso es lo que protege la ley. Una receta, de momento, no se viene considerando tal hasta que no se publica con una determinada redacción, explicaciones etc. y no otra. El tema de la copia de las recetas es muy resbaladizo y habría algo que discutir, pues una invención culinaria --poco o muy innovadora-- no sé por qué no es tan propia de su autor como cualquier poema adolescente lacrimógeno y trillado que por supuesto nunca se publicará. Sin embargo, chefs que han querido proteger sus recetas, abundantemente copiadas, las han tenido que patentar como propiedad industrial, como hizo Michel Bras con el coulant de chocolate. Al final, lo comes en cualquier sitio pero bajo otro nombre.
    Sin duda, las reelaboraciones o reinterpretaciones no son exactamente la misma receta, y sin ellas no nos moveríamos ni en cocina, ni en ningún otro campo. En este caso, creo que la obligación de citar se impone, lo justo es dar crédito, con independencia de las interpretaciones legales. Recitar la canción del pirata y negársela a Espronceda nos parecería un absurdo, pues con el resto de los mortales, igual.
    En cuanto a las versiones de platos tradicionales, al igual que un intérprete musical es dueño de su versión de cualquier obra, pienso que cada uno lo es de su propia versión de cualquier plato. Pero solo si publica esa versión en forma de receta escrita o fotografía le protege la ley. También es lógico: si yo cocino de tal o cual forma las judías con chorizo y va mi hermana y me las copia ¿qué?, como si le da por copiarse mi diario. Ahí tienes el famoso "mamá me está copiandoooo" y punto. La cuestión cambia cuando hay o puede haber un rendimiento económico.
    Todo este tema de la propiedad intelectual está cambiando muchísimo y me parece enormemente interesante. Hay mucho que debatir!!
    Tanto que hasta estoy preparando un post sobre cómo se aplica la legislación española al tema de los blogs (aunque me dedique ahora a la gastronomía soy de Derecho, las vueltas que da la vida)
    Un abrazo ¡y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu reflexión, Mª Angeles. Yo también me dediqué en un tiempo de mi vida al tema de la protección de derechos de autor y la explotación comercial de los derechos derivados de la personalidad (imagen sobre todo).
    Mi comentario iba más por una noticia de esta semana, y la contra propuesta de un grupo de cocineros de reinterpretar cada uno de ellos la misma receta para conseguir resultados completamente diferentes.
    Y por otra parte, con el tema blogs, yo ya he visto algunos americanos a quienes las editoriales han amenazado por publicar recetas de sus libros, tal cual.
    Si no me falla la memoria y la lógica no ha cambiado en los últimos años, como tú dices, no es la receta en sí lo que se podría proteger, sino la expresión tangible que se hace de ésta: el texto, vídeo, foto o lo que sea. De alguna manera yo creo que la analogía se podría establecer con la obra musical y la interpretación. Pero no pretendía meterme en disquisiciones legales, sino simplemente comentar un tema que me parece interesante.
    Y, por otra parte, lo de los blogs y sus contenidos también me interesa mucho. Espero ese post que prometes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Chicas, tremenda reflexión. Vamos que desde que apareció internet como medio de comunicación el plagio y la copia se ha vuelto pan de cada día y como bien dicen, a veces hay una línea muy fina en todo esto. Creo que el "delito" es tangible cuando vemos una copia de fotos o de texto, tal cual escrito en fuente original, pero qué pasa con la interpretación? En mi caso por ejemplo, varia veces publico recetas que no son mías, vamos, no soy experta en la cocina y me baso en algo que ya existe, pero siempre pongo el crédito, mis fotos y mi interpretación, personalmente no veo falta en ello, o la hay? o la ley no está del todo clara? o será que necesitaremos una ley "mundial"? porque quién dice que si en España se llega a cierto grado de protección y en Perú no, qué ley manda?

    ResponderEliminar
  5. Entonces...si yo publico recetas (como a veces hago) de libros o fascículos siempre indicando su procedencia, tendré problemas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo creo, María. No creo que tú hagas un uso comercial, ni que hagas una copia "directa". Escribe la receta como tú la has hecho, en lugar de copiarla al pie de la letra, explica lo que ha sido el proceso para tí. Yo los casos que he visto son, sobre todo de blogs americanos con un volumen de publicidad espectacular, y de editoriales americanas que también tienen muchísima influencia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Gracias por la información.
    La verdad es ue no tenía ni idea de que algo así pudiera estar sucediendo... pero no me espanto. Gracias por los consejos que le has dado a María, a mi también me sirven. Bueno, a mi y a muchísima más gente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno! Es un gusto encontrar lugares donde se comparte tan buena cocina! Les recomiendo una comunidad que tiene muy buena info, entre otras cosas, sobre recetas: https://www.facebook.com/Productos.Ledesma . Saludos!

    ResponderEliminar