25 marzo 2013

Leche frita con helado de arroz con leche

Mi version de dos clásicos de Semana Santa. La verdad es que con las fiestas ya encima y con la cantidad de clásicos tradicionales o versionados que hay por todas partes, no es fácil añadir nada más a todo lo que se puede encontrar por ahí. 
Sin embargo, me apetecía mucho publicar esta receta que hace feliz a uno que yo conozco. El arroz con leche y la leche frita son sus dos postres favoritos, en este orden. Y a mí no me salen mal, pero nunca me acuerdo de hacérselos. Antes de tener el blog, el postre en casa siempre era fruta o yogur. Después tuve una temporada que había tantas cosas que acabamos saturados, y además lo que me apetecía era probar cosas nuevas, y ahora hemos vuelto a la frutita del tiempo, al menos para el día a día. 
Pero en algunos momentos hay que darle gusto, y en estas fechas la leche frita es un habitual. 
Comparado con otros, no es uno de los postres más calóricos y cargados de grasas, sus ingredientes son baratos y los tienes seguro en casa, y si eres capaz de comer sólo uno o dos trocitos, es una verdadera delicia. 



El arroz con leche es otro de esos postres que le gustan a todo el mundo, y que puedes encontrar con ligeras variaciones no sólo en cualquier parte de España, sino casi, casi, del mundo. También es sencillo, barato y con ese sabor inconfundible a postre de abuela que te trae recuerdos con cada cucharada. De hecho, a mí me sigue sorprendiendo ver estos postres en las cartas de los restaurantes. 
Cuando era pequeña, una iba a los restaurantes a comer lo que no comía en casa habitualmente. Cosas diferentes, poco habituales. Ahora uno va a los restaurantes para comer comida casera. Para recuperar esos sabores caseros que ya no conseguimos reproducir: las croquetas, los potajes, el cocido. Aún me sonrío cada vez que me acuerdo de una vez que mis hermanas tenían un compromiso de trabajo e invitaron a casa a unos amigos de mis padres con los que habían hecho negocios. A él sólo le faltó darle un par de besos a mi madre cuando comía sus croquetas. No os podéis imaginar cómo saboreaba esas croquetas que ella hacía cada semana y que él decía que no había vuelto a probar desde que murió su madre. 


 A veces me pregunto cuáles serán los recuerdos culinarios de mis hijas, esas recetas que les hagan recordar su infancia, o que las trasladen a momentos felices y deliciosos. Porque están creciendo lejos de sus abuelos y sus primos, sin comidas familiares multitudinarias, porque yo tengo el tiempo justito cada día para intentar llegar a todo, y porque no sé si os pasa a vosotras, pero desde que soy madre tengo a la mía en un altar, (aunque se lo diga tan poco, lo siento, mami, pero sé perfectamente lo que vales), y estoy convencida de que nunca, nunca voy a llegar a su nivel en miles de cosas. 
Confío en que mis hijas sepan cuánto las quiero, y que al no poder comparar, al menos, no salga tan mal parada. 
Me reconcilia que ayer estuvimos haciendo galletas juntas a petición suya, y que postres como el de hoy pueden servirles también para construir sus recuerdos, aunque ellas todavía no lo sepan.




Leche frita

Ingredientes para (4-6 personas)
6 huevos
60 gr. de harina de maíz (Maizena)
60 gr. de harina
120 gr. de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla
1/2 litro de leche
1 cucharadita de canela en polvo
100 gr. de azúcar glas
1 nuez de mantequilla para engrasar la fuente

Preparación:
Poner a hervir la leche en un caso. Por otra parte, poner los huevos batidos, el azúcar y la vainilla en otro cazo. Añadir la harina y la maizena al segundo cazo y remover muy bien. Añadir la leche hirviendo y cocer unos cinco minutos, sin dejar de remover todo el tiempo. Tiene que quedar una crema espesa. Si tiene grumos, pasar la crema por un colador, o batir con una batidora hasta eliminarlos.
Untar una fuente de servir con un poco de mantequilla y verter la mezcla. Dejarla cuajar hasta que enfríe, cortar la masa en porciones regulares y desmoldar.
Poner una sartén al fuego con bastante aceite. Pasar las porciones por harina y huevo batido, rebozar bien por ambas caras y freir. Servir espolvoreadas con azúcar glas y canela.

Helado de arroz con leche 

Ingredientes
150 gramos de arroz con leche (ver receta a continuación)
200 gramos de nata (al menos 30% materia grasa)
200 ml de leche 
50 gramos de azúcar
Canela en polvo

Para el arroz con leche
200 gramos de arroz
1 litro y cuarto de leche (1250 ml)
200 gramos de azúcar
1 rama de canela
Piel de un limón

Preparación
Preparar el arroz con leche como habitualmente. En mi caso, lo puse todo en la panificadora en el programa de mermelada y se hace solo. Si no: el método tradicional es llevar a ebullición la leche, añadir el azúcar, el arroz, la canela y la piel del limón en trozos gruesos para poder retirarlo fácilmente después (a mí no me gusta encontrar trocitos de la ralladura de cítricos en los postres). Cocer a fuego medio con mucho cuidado de que no se queme hasta que esté hecho el arroz: unos 20 minutos. Retirar la canela en rama y la piel de limón y poner en los recipientes de servir a enfriar. Con estas cantidades salen aproximadamente 4 raciones de arroz con leche. 
Una vez enfriado, poner el arroz con leche en un bol, añadir 200 ml de nata y 200 ml de leche entera, un poco de canela en polvo y batir hasta obtener una pasta. Probar y añadir azúcar. Debe estar bastante dulce porque con el frío el sabor dulce se rebaja y quedaría insípido. Poner en el congelador al menos 3 o 4 horas. Sacar del congelador unos 10 -15 minutos antes de servir, porque queda bastante consistente.
Servir junto con la leche frita.


* Me vais a disculpar: había un error en el listado de ingredientes. Faltaba la leche para el helado, que sí aparece en las indicaciones de la preparación. Lo he corregido y ahora ya está correcta la receta. 

33 comentarios:

  1. Helado de arroz con leche....... ummmm me seduce mucho la idea, así que te la copio.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Menudas 2 versiones, la verdad es que te han quedado geniales!! Sobre todo originales, un beso y feliz semana santa!

    ResponderEliminar
  3. para este tiempo de semana santa no se puede hacer algo mas bueno, que pinta

    ResponderEliminar
  4. Jo, qué bonito tu post de hoy :). Yo guardo grandes recuerdos relacionados con la cocina y las comidas familiares, y muchas veces me imagino teniendo hijos y compartiendo mucho momentos en la cocina con ellos... No sé si algún día llegará ese momento, pero tengo claro que tus hijas recordarán siempre los sabores de tus recetas, y los buenos momentos asociados a ellas!

    Nunca he probado la leche frita, y eso que a mi padre le apasiona, pero el arroz con leche sí que es de mis postres tradicionales favoritos. A ver si me animo a hacerlo sin lactosa, que hace mucho que no lo disfruto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué hermosa entrada, qué hermosa!, me ha encantado todo. El arroz con leche les encanta a mis peques, es uno de mis postres favoritos por rico y sencillo y es también de los postres que recuerdo de mi infancia. La leche frita me gusta pero con lo que me has dejado curiosa, es con el helado de arroz con leche ¡qué buenooo!. Esto lo rengo que hacer, ¡me ha re-chi-fla-do!. Muchas gracias guapa. Un beso,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  6. Has aunado mis dos sabores favoritos semanasanteros...jeje y si encima no son de los más calóricos pues me parece estupendísimo. Un besito.

    ResponderEliminar
  7. A ver que te me emocionas y creo que leemos lo que queremos....
    La leche frita no es una bomba, comparada con otros postres.
    Este helado de arroz con leche está de muerte, pero ligero, lo que se dice ligero no es ni de lejos, así que ojito, no vayas luego a decir que es por mi culpa que la operación bikini no va bien!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Uuuummm, que combinación de postres mas estupenda!! leche frita y arroz con leche... pero si son los postres que mas me gustan en el mundo!!!

    Pues nada, esto lo tengo que hacer ya de ya, y ahora se avecinan cuatro diitas de fiesta donde tengo toooodo el tiempo del mundo para hacerlos.

    Genial receta!

    Besotessssss

    ResponderEliminar
  9. Nuestros hijos van a ser unos privilegiados, su memoria gastronómica va a ser riquísma en detalles, sabores y olores. Y además van a heredar el recetario de nuestros blogs....
    En cuanto al postre para mi también estos dos postres son mis favoritos. El problema es que es raro que en los restaurantes los pongan buenos, así que disfruto de ellos en casa. Por eso voy a probar con esta receta de arroz con leche para acompañar con la leche frita, seguro que a más de uno también lo dejo boquiabierto con este postrazo. Besos y feliz Semana Santa.

    ResponderEliminar
  10. Acabas de aunar mis dos postres favoritos: arroz con leche (en cualquiera de sus variantes) y leche frita. Me ha encantado!

    ResponderEliminar
  11. jo qué buenas!!! con helado de arroz con leche...hummmm
    http://inukares.blogspot.com/2013/03/crema-de-chayotes.html

    ResponderEliminar
  12. Pues me encanta la combinación....por separado, y por supuesto junto!!!! O_O....besitos

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué combinación más deliciosa!, me encanta.
    besitos

    ResponderEliminar
  14. La leche frita y el arroz con leche son dos clásicos indiscutibles que tu has sabido aunar. La propuesta me encanta. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  15. Hola, me encanta tu receta, bueno todas, te sigo hace algún tiempo, y por eso me atrevo a invitarte a que compartas tus dulces recetas en un grupo de google+, te dejo el link por si te apetece, besitos Os invito a hacer +1 en la foto con la que participo en un reto de google+.
    La receta es http://misbollosyotrascosas.blogspot.com.es/2013/03/tarta-de-masa-quebrada-de-cacao-y.html. y el link directo al reto es https://plus.google.com/u/0/events/c9mmc37sgqvodvn9g0ggg3f28c8

    ResponderEliminar
  16. Yo la primera vez que probé la leche frita estuve largo tiempo recordándola, pues sí, la probé en un restaurante, en cambio el arroz con leche aunque no me apasiona si que mi madre lo hizo alguna vez pero tendré que dar una oportunidad al helado, que ese no lo he probado y me ha gustado mucho la receta.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  17. Nunca he probado la leche frita, seguro que queda muy rica. El helado me parece super original.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Tanto monta...monta tanto, en este caso se te puede aplicar, me ha encantado

    ResponderEliminar
  19. Leche frita y helado de arroz con leche, ¡qué pecao!..qué buenooo, dos de mis postres favoritos.
    Un besazo
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  20. Yo espero que nuestros hijos hereden el gusto por el buen comer y seguro que recetas como estas. Es un postre muy original porque aquello del helado de arroz en cuanto a la leche frita, es uno de los postres favoritos de mi hija, le encanta, así que espero que lo herede!

    Besos

    ResponderEliminar
  21. pero que delicia...a estas horas...y bueno,a cualquiera

    ResponderEliminar
  22. Yo no sabía que fueran específicos de Semana Santa (no sigo el calendario muy a rajatabla tampoco), pero te han quedado muy apetitosos. Un besote.

    ResponderEliminar
  23. Una entrada preciosa, y un postre clásico. Tus hijas van a tener muchos recuerdos culinarios, sobre todo de su mami con cámara preparada y maquinando que va a preparar ;-)
    En casa tambien triunfa el arroz con leche, y la verdad es que ninguno de los dos son mis favoritos, aunque la leche frita la he probado una sola vez y no me disgustó, habrá que seguir probando¡
    Un beso grande, Teresa

    ResponderEliminar
  24. Este es un postre todoterreno con un trasfondo entrañable... ambas cosas me encantan y sin embargo nunca los he preparado, ahora eso sí, me tranportan a mi infancia como ningunos, es como saborear recuerdos en un bocado delicioso..
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  25. Que pinta más rica. Me encanta la leche frita y con ese lado que decirte. Una delicia. Bss guapa.

    ResponderEliminar
  26. A mi tambien me gusta el arroz con leche y la leche frita pero no suelo hacerlos pero cada vez estoy más convencida de que necesito una panificadora, no sabía que servía para tantas cosas. Felices recuerdos de infancia, yo tambien adoro a la mía y no sé si se lo digo lo suficiente.
    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  27. ¡¡Qué mezcla más rica!! y es que me chiflan las dos cosas, además hace un montón que no como leche frita... a ver si estos días de fiesta me pongo manos a la obra y hago.

    Lo de los sabores y los recuerdos es curiosísimo. El otro día llevé un bizcocho al trabajo que tenía un ligero toque de anís, pensaba que nadie lo iba a notar y una de mis compañeras vino emocionada diciéndome "se me van a saltar las lágrimas tiene el toque de anís que le daba mi abuela a las magdalenas y bizcochos, que recuerdos más buenos" y me encantó que me lo contara :)

    ResponderEliminar
  28. Qué postre más fabuloso, las dos cosas por separado son deliciosas, así que juntas, ni te cuento. Nos ha gustado mucho la entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Un acompañamiento delicioso para la leche frita...esto hay que probarrrrloooo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. ¡Cuánto cambia nuestra forma de valorar las cosas con el tiempo, verdad? Cuando yo era pequeña rehuía de todo lo casero. Siempre prefería lo comercial. Desde hace tiempo, y creo que no sé por qué, desde que tengo el blog, aprecio mucho más lo casero y lo tradicional, aunque me encanta descubrir ingredientes nuevos y saber lo que se cocina allende nuestras fronteras. Yo sé qué recetas son las que más apreciará mi hija en el futuro, y eso que es pequeña, pero imagino que alguna de ellas será las que hoy en día más me pide: croquetas, lentejas, lasaña, risotto ... Y espero que su lista de favoritos siga aumentando con el tiempo.

    Sobre la leche frita y el arroz con leche, me apunto a tu lista de preferencias, aunque yo antepongo el arroz con leche, sin menospreciar la leche frita. Me encanta espesito. Me ha llamado la atención que tu receta se hace en tan solo 20 minutos y cueces todos los ingredientes. Mi madre siempre me enseñó que el azúcar debe ir en último lugar y en los últimos diez minutos de la cocción, y así lo hago. Pero por supuesto no menosprecio en absoluto el tuyo.

    Muchas gracias por venir a verme :) Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  31. Helado de arroz con leche! Este verano cae! La leche frita no te digo nada, creo que nunca la he probado y tampoco me he lanzado a hacerla por lo mismo, por no saber si el resultado será el que tiene que ser o no!
    Feliz Pascua Macu guapa! Ya comieron las empanadas ;)

    ResponderEliminar
  32. A veces también me pregunto sobre los recuerdos de comidas favoritas de mis hijos, eso que de pronto sale un olor de algún lado y te remonta a la época de la niñez. Y no es porque estén lejos de la familia, lo que sucede es que mis hijos son unas "joyitas" en la comida, no solo salados, también dulces, sobre todo dulces, así que me quedo frustrada cuando hago algo y no comen, que es lo común...y entonces me pregunto, algún día dirán que quieren un postre como el que hacía mamá????

    ResponderEliminar