28 noviembre 2012

Gofres con revuelto de salmón ahumado - Lekué



Este verano durante mis vacaciones me encontré con una combinación parecida a la que traigo hoy como desayuno en mis vacaciones. El hotel en el que estaba te preparaba en el momento un bagel relleno de huevos revueltos con salmón ahumado, y yo, que adoro desayunar salado y fuerte (y aún más cuando no sólo tengo tiempo para hacerlo, sino que además, me lo preparan) reconozco que lo tomé más de un día y que me dejó un recuerdo delicioso de ese hotelito.

Así que originalmente el gofre era un bagel. Pero hace unas semanas Lekué me envió para probar unos moldes de gofres y cuando pensaba en qué receta hacer,  recordé ese desayuno maravilloso y supe inmediatamente que ya tenía una receta para probarlos.

He de decir que esta receta de gofres elimina un ingrediente fundamental de este postre: la mantequilla. Para los adictos, podéis seguir las indicaciones de la receta que propone Lekué en el video que os pongo más abajo para ver cómo se usan estos moldes.

Los que, como yo,  os queráis ahorrar la mantequilla en este desayuno, seguid la receta que os pongo, que sirve como base para cualquier combinación salada que queráis probar.

Naturalmente que es diferente,  pero para mí el resultado es mucho más que aceptable y al final contiene muchas menos grasas que las recetas habituales. 

Con el revuelto es lo mismo, puedes cambiarlo por lo que quieras, los revueltos lo admiten casi todo, pero a mí este me gusta particularmente para el desayuno.




Gofres con revuelto de salmón ahumado
Ingredientes

Para los Gofres (salen unas 6 unidades)

250 gramos de harina con levadura incorporada (harina para bizcochos. Yo no consigo el mismo resultado con harina + levadura, por lo que para esta receta os aconsejo esta harina)
350 gramos de leche
2 huevos
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de eneldo (opcional)

Para el revuelto de salmón ahumado
2 cucharaditas de aceite de oliva
6 huevos
1/2 vaso de leche
150 gramos de salmón ahumado


Preparación

Precalentar el horno a 220 grados.

Poner en un bol los ingredientes de los gofres y mezclar enérgicamente con las varillas hasta tener una mezcla cremosa y sin grumos. Poner en el molde de gofres de Lekué y llevar al horno 8 minutos aproximadamente.
Sacar, dar la vuelta a los gofres y dejar que se han por el otro lado, ya sin molde, 5 minutos más o hasta que estén tostados.

Puedes ver cómo usar este molde en este vídeo:



Para el revuelto, calienta el aceite en un cazo amplio de fondo grueso. Añade los huevos ligeramente batidos, y cuájalos a fuego medio, removiendo continuamente. Cuando empiecen a cuajar, añade la leche y sigue removiendo. Retíralos del fuego y remueve la mezcla fuera del calor de vez en cuando para que no cuajen demasiado rápido. Añade casi todo el salmón cortado en trocitos (reserva un poco para decorar), dale otra vuelta y retíralo del fuego. Sirve inmediatamente sobre los gofres calientes y decorado con un trocitos de salmón.




SHARE:

26 comentarios

  1. Sinceramente este plato tiene que ser una maravilla para el paladar. Jamás he probado unos gofres salados, pero me pongo por testigo, que pienso hacerlos en cuanto tenga el molde que pienso adquirir para estas navidades, ;)
    Por cierto, unas fotos preciosas y yo seguro que sigo tu receta para no consumir tanta mantequilla. Una idea estupenda!! Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué delicia! Me encanta desayunar salado pero, la verdad, nunca había pensado en combinar un gofre con salmón ahumado. Tiene que estar delicioso!!!
    Las fotos una monada!! Me ha encantado
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Sabes que te adoramos por conseguir que las recetas sean más sanas y menos calóricas? me encanta!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en ello!!! Me he empeñado en demostrar que se puede ser blogger y no engordar en el intento. Ya si encima lo consigo, será la bomba!
      Un besazo, guapa.

      Eliminar
  4. Buenassss. Pues en principio me parece una mezcla extraña, pero bueno, los crepes también los hacemos dulces y salados, así que me ha gustado mucho la idea y será cuestión de probar. Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Al final caeré y me los tendré que pedir, estos moldes son geniales. Los gofres me chiflan y ya veo que tanto para dulce como para salado. Un beso guapa

    ResponderEliminar
  6. Que combinación tan rica! A mi tb me gusta desayunar fuerte y salado como disfruto jaja

    ResponderEliminar
  7. Hola, te sigo desde hace tiempo, pero me decido a comentar ahora que mi hija de 16 años y yo nos estamos iniciando en el mundo de la cocina y de los blogs. Intentamos buscar recetas sanas y que no incluyan la mantequilla entre sus ingredientes. Así que me surge una duda: ¿se podría usar la masa para hacer pasteles tipo quiche? Es que todas las recetas que encontramos tienen mantequilla, y creo entender que ésta serviría. Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Mª Jose.
    Yo no te recomiendo esta masa para quiche, porque lleva levadura (sirve para tortitas para desayuno).
    Creo que no tengo ninguna masa de quiche sin mantequilla, pero seguro que se puede hacer sin problema. La idea es la misma que en esta receta que te pongo a continuación: sustituyela por parte de yogur y parte de queso crema desnatado.

    http://www.tengounhornoysecomousarlo.com/2012/01/cheesecake-de-limon-y-coco-lemon.html

    ResponderEliminar
  9. Me apetece mucho. No soy de comer esto por el desayuno, pero a media tarde seguro me lo zampaba, exquisito!

    ResponderEliminar
  10. Que maravilla de gofres. Me encanta el molde y el resultado del mismo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Quiero el molde! Ya!
    Si engordar no engordaré siendo bloguer, quizá solo como una vez a la semana o cada 15 días que publico...chi lo sa?..pero antojos de monerías varias tengo a tutiplén. Gracias a qué???

    Pues a cosas tan sumamente apetecibles como estas...muerooooooooooooo
    Yo también soy de desayuno salado y fuerte cuando tengo tiempo y cuando lo preparan es un lujo añadido, multiplica la sensación de placer por 3.

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  12. ¡Impresionantes! Tiene una pintaza, la verdad es que si me pones esto en el desayuno no digo "5 minutos más", lo prometo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta la pinta y la idea (adoro los gofres y los salados siempre son una grata sorpresa) pero...no quedan demasiado secos? Supongo que de todas formas la leche es entera :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Reconozco que no soy fan de los gofres, nunca lo he sido, pero quizá sea porque me han resultado mucha grasaza. Y esta versión que has hecho seguro que me gusta muchísimo más, sin la mantequilla. El topping de revuelto con salmón, también me pierde como a ti!
    Besotes

    ResponderEliminar
  15. Me tengo que comprar un gofrera YA! he visto las fotos y me he quedado en shock, que bonitas y que pintaza tienen esos gofres.
    No se como lo haces pero cada día me gusta más tu blog...bueno en realidad sí se como lo haces, con recetas ricas y sanas como las que preparas y las fotos tan buenas que haces! te felicito

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Después de ver estos gofres me arrepiento de no tener una gofrera...
    El toque de salmón me parece genial. Una buena combinación. la verdad es que queda muy apetitoso como primer plato o picoteo... Me gusta.
    Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  17. E iba yo en busca de una receta de gofres... porque claro, soy de esas que primero se compra un libro que viene a ser como la biblia de los gofres y después, una vez he desembolsado el dinero pienso... vale, estupendo, no tengo gofrera. A partir de ahí empieza mi búsuqeda y va y hoy veo estos gofres hechos con estos moldecitos tan estupendos!!!!

    pues a por ellos sea dicho! se pueden comprar online?

    por cierto, la receta... genial!!! es que ver lo doraditos que han quedado, tan perfectos, y encima combinarlos con salado... buuuf! y más si ese salado es salmón ahumado, que me pierde, me pierdeee!

    un besito!!! :)

    ResponderEliminar
  18. A mi es que con salmón sobre todo ahumado ya me llevas donde quieras y si además mezclas dulce y salado mejor aún.
    Buen hotelito eh?
    Besazos

    ResponderEliminar
  19. no soy muy de gofres, pero uno casero, bien hecho y con ese acompañamiento tan bonito, es muy dificil resistirse

    ResponderEliminar
  20. Cuando leí el título y vi "gofres" me quedé pensando...y es que no conocía ese término, nosotros creo que por estar algo cerca a USA nos hemos acostumbrado mucho a los términos en inglés.
    Es my típico el salmón en los desayunos de hoteles, sólo ahí es que se me ocurre comerlo por la mañana...!!!

    ResponderEliminar
  21. que buena pinta y que bonito te han quedado los gofres. Bss

    ResponderEliminar
  22. Muy buen acopañamiento para los gofres. En casa solemos hacer ese revuelto para cenar sobre una tostada, pero para desayunar un día con tiempo es una idea buenísima.

    ResponderEliminar

Blogger Template Created by pipdig