27 septiembre 2012

Embotits Matas


Lo admito, no me gustaba la sobrassada hasta que llegué a Mallorca. Incluso hoy no es un embutido que me apasione. Pero he aprendido a apreciarla. Igual que otros embutidos que para los que no somos isleños resultan desconocidos y sólo descubres después de una temporada viviendo aquí -muchas veces no basta una visita para esto-. (botifarrons, camaiot...)

El sábado la familia Matas, que tiene una empresa de embutidos familiar, www.embutidosmatas.com, nos invitó a un grupo de bloggers locales a conocer su casa en María de la Salut.  Digo su casa más que su fábrica, porque sigue siendo una empresa familiar, y porque realmente nos hicieron sentir como en casa. 

Les puedes encontrar en un pueblo del interior, María de la Salut, que no es Manhattan, como nos dijo varias veces Joan, en lo que acabó siendo una de las frases de la noche.

Para empezar, nos  recibieron con esto:


¿Es o no es un detallazo?


Después, Joan, uno de los tres hermanos que llevan el negocio nos hizo de guía y nos explicó cómo han convertido el antiguo secadero artesanal de sobrassadas en un pequeño comedor.



Ahora está decorado con piezas de otras épocas, que cualquiera que haya crecido cerca de una carnicería hace un buen puñado de años podrá reconocer, e incluso mirar con cariño.






 

Joan nos explicó cómo elaboran sus productos. Lo más interesante: su proporción de materia grasa es más baja que en otros embutidos, lo que siempre es de agradecer,  no usan ingredientes artificiales en el proceso, y tampoco usan sangre en los botifarrones. El producto final es más magro que en otros casos, pero no resulta en absoluto seco.


El secadero actual ya no es manual, sino que las condiciones de humedad y temperatura se controlan perfectamente para conseguir el punto perfecto de maduración de cada embutido, como estas sobrassadas a la pimienta que veis abajo, que son una auténtica maravilla. Para alguien que no es especialmente forofa, como yo, consiguieron hacerme repetir. La sobrassada se cubre con pimienta, en un proceso que han patentado, y eso le da un sabor peculiar, ligeramente picante sin molestar en absoluto, muy agradable, y sobre todo muy diferente, con personalidad. A mí fue lo que más me gustó con diferencia, y eso que todo estaba genial.





Seguramente, estas otras se parecen más a lo que todos tenéis en mente sobre sobrassadas tradicionales:  


 Esta es la mesa que habían preparado para la "degustación":


Como podéis ver, fue una cena en toda regla,con sobrassada de varios tipos, botifarrons, camaiot, queso, y un pan de masa madre hecho por un panadero local al que tengo ganas de conocer.







Me faltan los postres, que como os imagináis corrieron de nuestra cuenta. Es lo que tiene invitarnos a nosotros: seguro, seguro, que dulce no falta. Espectacular la tarta de merengue, la de gin tonic (que sabe a gin tonic y entra igual de bien) el pastel de chocolate, y la de mango. 


Y sobre todo, espectacular la noche que pasamos, con una temperatura perfecta, con unos anfitriones que nos hicieron sentir como en casa en todo momento, y que nos transmitieron todo el sabor de las cosas bien hechas, del mimo en el cuidado del producto, y de una empresa familiar que cree en lo que hace y lo transmite. 

Sólo me quedé con ganas de conocer a la anterior generación, a la madre de estos tres hermanos, que por lo que nos contaron de ella, es una mujer emprendedora, fuerte y tremenda, que sentó las bases de lo que hoy sigue creciendo como un proyecto hecho desde el detalle y con el tamaño justo.


Gracias a toda la familia Matas, fue un placer compartir con vosotros esta visita, y poder aprender un poco más de vuestro día a día. 



SHARE:

17 comentarios

  1. Macu, yo adoro la sobrasada, de esta casa conozco la sobrasada a la pimienta y es realmente espectacular.
    Ya veo que os trataron de lujo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Que bien nos lo pasamos, estos eventos nos sientan bien verdad? ;)
    Por cierto hablando con una amiga encontré un punto de venta, ahora si voy a alguna tiendecita que vendan embutido me fijo de dónde viene XD
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Pues sí que ha sido un detallazo la bienvenida. Imagino que disfrutásteis de lo lindo con esos manjares. Me hubiera gustado ver también las fotos de los postres de los que hablas, pero todo se andará. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Que detalle que han tenido y no hay nada mejor que conocer un producto de primera mano, te inspira confianza.
    Un besito desde Las Palmas

    ResponderEliminar
  5. pues yo adoro la sobrasada, con un poquito de pan y un chorrito de miel encima uhmmm en la gloria!!!!bonita visita!!un besote

    ResponderEliminar
  6. Me apasiona la sobrasada!!!! tenéis que hacer un día de ... para que los del norte aprendamos alguna receta, sólo sé untarla en un pan, brie y al horno, bsss

    ResponderEliminar
  7. Qué envidia... a mí sí que me gusta la sobrasada, qué digo me gusta, me encanta, y habría disfrutado como una cría en esa visita. Además me has dejado con la curiosidad de la sobrasada envuelta en pimienta, aquí no encuentro ni de broma la tradicional así que esa... la probaré en sueños :P

    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Caty despertó TODAS mis envidias esta mañana, casi lo había olvidado así que GRACIAS!
    uff que bien!
    Besazos.

    ResponderEliminar
  9. Anda! que suerte poder asistir a un acto así... me hubiese encantado poder ir.... A mi la sobrasada me encanta, pero claro, la consumo muy eventualmente. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues la verdad es que es una maravilla el poder asistir.. tiene todo una pinta increíble :)

    ResponderEliminar
  11. La sobrasada es infinita .
    Pruebala frita con miel .
    Lo de la pimienta no es nuevo , cuando era pequeño ( ahora 54) ya comia sobrasada casera ( de Manacor o de Pollensa ) con pimienta por fuera o con pimenton . Recuerdo que decian que se ponian para evitar los insectos , pero para mi le mejoraba el sabor .
    Otra maravilla (para mi ) es la sobrasada vieja , muy curada , que se puede cortar a lonchas finas .

    Por cierto , tu bloc es fantastico .

    ResponderEliminar
  12. ¡ Qué envidia ! yo quiero ir :)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Qué bonita visita. Me alegra ver que todavía existen casas, que no fábricas de embutido donde se cuidan los detalles.
    Besos
    Mónica

    ResponderEliminar
  14. no te lo vas a creer pero nunca la he probado, aunque después de ver esta maravilla de reportaje me están rugiendo las tripas jajaja creo que me voy a animar a hacerlo dentro de muuuuuuuuuuy poco jajaja
    un besazo salmantino

    ResponderEliminar
  15. Uhmmmmmmmm pero que hambre me acaba de entrar al ver todos estos embutidos. Y las fotos preciosas. Gracias por enseñarnos todos esos utensilios.
    Besosssssssss

    ResponderEliminar
  16. Qué envidia, menudo recibimiento. Espero compartir otra salida con vosotros.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  17. Hola, Macu!! Soy nueva por acá. Mi nombre es Silvia y te escribo desde Córdoba Argentina. Tenés un blog realmente precioso y las fotos ... son de ensueño! Creo que cumplen a la perfección tu comitiva de iluminar el día (tal y como lo decís en tu perfil).
    Este post me llamó especialmente la atención porque en mi familia aún se hacen embutidos caseros para consumo propio y hay mucho de las fotos en ese fin de semana que nos ocupamos de convertir chancos en morcillas, chorizos y salames. Y, además, porque hace un par de días El mercado Calabajío publicó una receta de berenjenas con sobrasada y yo no tenía ni idea de qué podía ser eso. Así es que manos a la obra, investigué un poco y puedo coincidir con vos respecto a la gran cantidad de embutidos locales que uno ni se imagina. En cuanto a la sobrasada, como creo que será imposible conseguirla por acá, la reemplazaré con un poco de chorizo colorado tipo español (!!).
    En fin... maravilloso blog, maravillosa entrada, vendré muy seguido por acá, sin dudas.
    saludos !!
    Silvia

    ResponderEliminar

Blogger Template Created by pipdig