16 agosto 2012

Coca de albaricoques



No, no os engañéis al ver esta tarta, o como la llaman aquí, esta coca. 
No he encendido el horno desde hace semanas. Simplemente, a más de 30 grados y con una humedad insoportable, no me siento capaz de semejante cosa. Pero antes de que este calorazo se instalara del todo hice estas cocas de albaricoque para que J. las llevara por su cumple a la oficina. Creo que sus compañeros cada vez me aprecian más, la verdad. 
 
Por lo demás, tengo intención de seguir tomándome lo que queda de verano con calma, porque realmente ya no sólo encender el horno, es que casi cocinar cualquier cosa me cuesta una barbaridad. 

Y como la había hecho hace semanas, pero no la había publicado, no quería retrasarlo más por si todavía consigues albaricoques. Esta coca es un postre tradicional en Mallorca, y al menos una vez , tienes que probarla. No es más que un bizcocho con albaricoques frescos, pero esta pequeña delicia te alegrará el día, seguro, y por un ratito te acercará a estas islas. ¿A que ahora sí que te animas a probarlo?.






Coca de albaricoque

Ingredientes:

250 gramos de harina de repostería
2 huevos, separadas yemas y claras
50 ml de aceite de girasol
120 gramos de azúcar
175 gramos de leche tibia
1 paquete de levadura en polvo
6 a 8 albaricoques maduros (unos 500 gramos pesados enteros en crudo)
Canela, azúcar, aceite
Azúcar glas para decorar


Preparación
Precalentar el horno a 200 º C. Lavar los albaricoques, secarlos bien, abrirlos por la mitad y quitar los huesos. Poner en un bol el aceite, la leche, el azúcar y las yemas de huevo, batir con una espátula de madera hasta formar una crema.
Mezclar la levadura con la harina, tamizar y añadir en forma de lluvia.
Montar las claras a punto de nieve y añadirlas a la masa con cuidado. Quedará una masa suave.
Cubrir un molde rectangular grande con papel de horno, untarlo con mantequilla o un poco de aceite, verter la masa, poner los albaricoques con el hueco del hueso hacia arriba, repartidos entre la masa. Poner un poco de azúcar, canela y unas gotas de aceite sobre cada mitad de albaricoque.
Bajar el horno a 180º y cocinar 30 minutos.

TRUCOS PARA HACERLO AÚN MÁS RÁPIDO: Normalmente, esta coca se hace en un molde rectangular y grande, porque sube un poco y los albaricoques deben verse, no quedar hundidos en la masa. Yo he utilizado estos moldes redondos porque son de papel y son perfectos para regalar, o para no tener que pintar el molde de mantequilla, y evitar este paso.
Si no tienes tiempo, añade las claras junto con los ingredientes del primer paso y lo harás aún más rápido. La masa tendrá menos aire, pero también quedará muy rico.

45 comentarios:

  1. ¡Qué pinta, madre mía!
    Se ven deliciosas, me encantarán...
    Un abrazo,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  2. Que suerte los de la oficina!! que te llegen unas cocas caseras asi es un lujazo...Besos

    ResponderEliminar
  3. Se ven muy tentadoras, de un aspecto muy exquisito!
    Menuda suerte tienen los compañeros de J!!!!
    Besitos linda!

    ResponderEliminar
  4. que buena punta tiene la coca me la apunto saluditos!!!!

    ResponderEliminar
  5. pues nos encantaría nos engañases un poco más si lo que nos traes es algo tan estupendo, bssss

    ResponderEliminar
  6. Ay Macu que todavía hay albaricoques de Porreras por aquí, qué tentación...será poner el horno y salir corriendo jajajajaja!
    Qué bien lo pasamos el martes, hay que repetir, a que si?
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, yo me apunto. Estuvo muy bien, a pesar del calor (yo es que lo llevo fatal!)

      Eliminar
  7. Yo también te apreciaría mucho si me llegase a la oficina una coca como esta, madra mia.

    ResponderEliminar
  8. Respuestas
    1. Y lo mejor es que es muy práctica para regalar o llevar a cualquier sitio.

      Eliminar
    2. SÍ,si, quedas muy bien...Me gusta ¡¡

      Eliminar
  9. Es una de mis cocas favoritas, al igual que la ensaimada de albaricoque... Quedan muy bonitas en esos moldes de papel!! Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Un beso, Cristina, Por cierto, felicidades a tu madre por lo buena cocinera que es. La vi en el programa de IB3 y me encantó su coca de cuarto. Ahora no me extraña que tú cocines así de bien.

      Eliminar
  10. Tiene una pinta estupenda, lo que daría yo por tener una de estas aquí ahora mismo!
    besitos
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué bonita! Y qué ganas de meterle mano, me encanta!!!
    Apuntado.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, fue difícil no empezar ninguna de las dos antes de que J. se las llevara al trabajo. Tenía que controlar muchas manitas que intentaban probarlas,

      Eliminar
  12. Pues te ha quedado preciosa,con una presentacion de cine, y de rica tiene que estar para comersela enterita. Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la verdad es que es de esas que son fáciles pero que siempre te apetece hacer y, sobre todo, comer.

      Eliminar
  13. Bueno yo por aquí arriba todavía me atrevo a encender el horno, jajaja además los albaricoques que se encuentran ahora son muy maduros y dulces por lo que sabe genial.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú es que eres una valiente, Caty, no como yo, que este calor me mata. A tí no tengo que explicarte nada sobre cocas, eres una autoridad en el tema, pero igual hay que darle un empujoncito a otro que yo me sé con el tema de las cocas. besazos, preciosa.

      Eliminar
  14. Me encanta esta coca, y la tuya se ve espectacular. Que gustooo desayunar o merendar un trozo¡ Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué te voy a decir a tí si tú eres la referencia en postres. Ya sabes que este es muy, muy sencillo, pero con unos buenos albaricoques no hay quien se resista. Un besazo.

      Eliminar
  15. mmmm...que delicia con los albaricoques sobresaliendo...me ecanta!! un besotee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo creo que fuera de aquí no se hace este tipo de bizcocho, y queda de maravilla con lo sencillo que es.

      Eliminar
  16. Pues imagínate a más de 40º que tenemos en Sevilla...pero yo enciendo el horno. No me puedo resistir...
    Esta coca tiene una pinta buenísima. A ver si encuentro albaricoques en el mercado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que hacerte la ola! Yo no puedo con este calor. Si encuentras todavía, verás que vale la pena. Es un bizcocho sencillo, pero queda con una presentación y un sabor deliciosos. Un beso.

      Eliminar
  17. Qué maravilla de receta, nunca he comido una coca, mucho menos la he comido, así que será motivo para prepararla en casa, aunque no es temporada de albaricoques por este lado del planeta, supongo que puedo reemplazarlos por duraznos, que sí están por todos lados.

    ResponderEliminar
  18. Bonitísima y perfecta para esta época (aunque yo aún no he probado los albaricoques!) Me encanta la versión "coca" porque lleva aceite y no mantequilla ;-)

    Gracias por la receta (y fotos)!

    ResponderEliminar
  19. vaya tiene una pinta estupenda, que rica coca. Saludos

    ResponderEliminar
  20. Te devuelvo la visita y me quedo por aquí, tiene todo una pinta deliciosa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  21. Hola! He encontrado tu blog y me gusta mucho! Vaya pinta que tiene esta coca!! :)

    ResponderEliminar
  22. Tiene que ser un bocado exquisito y hay que aprovechar los últimos albaricoques, se acaban tan prontito!!!

    ResponderEliminar