11 mayo 2012

Crackle cookies de chocolate


De vez en cuando hay que darse un gustazo. He desterrado la mantequilla y rebajado los aceites y las salsas de mis platos, mi cocina es cada vez más limpia, más ligera; pero de vez en cuando necesito un capricho bien cargado de chocolate. Potente, sabroso, y en pequeñas dosis, que me deje disfrutar a gusto. Además, hacer galletas es un auténtico vicio. Si no tienes mucho tiempo pero te apetece un poco de repostería casera, unas galletas son insuperables. No necesitas demasiado rato para preparar la masa, y en cuanto el horno está caliente bastan unos pocos minutos para poder saborear el resultado final. También, como en este caso, cuando las masas necesitan un rato de frigo para coger firmeza puedes hacer más cantidad y guardarla en la nevera envuelta en papel film durante varios días. Cuando quieras hornear, prepara justo la cantidad que necesites.
Estas de hoy las había visto muchas veces pero no me había animado a hacerlas en casa. Intenté rebajar las grasas sustituyendo la mantequilla por queso y yogur. Pero, simplemente, no funcionó. Por eso lo que hice fue seguir la receta de Martha Stewart, y simplemente, hacer la mitad de cantidad para no sucumbir a la tentación. 

Las galletas salen muy buenas, pero aseguráte de que quien las coma aprecia un intenso sabor a chocolate negro. (De no ser así, cámbialo por chocolate con leche). Están bien recién hechas, pero -y no me preguntes por qué- están todavía mucho mejor un par de días después si las guardas en un bote hermético:  Otra razón más para no comerlas todas de golpe.


Cracke cookies de chocolate

Ingredientes
115 gramos de chocolate negro ( o con leche, si prefieres un sabor más suave)
72 gramos de harina
29 gramos de cacao en polvo
1 cucharadita de levadura de pastelería
1 pizca de sal
58 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
75 gramos de azúcar moreno
1 huevo grande
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
70 ml de leche
Azúcar glas  para cubrir las galletas



Preparación

Trocear el chocolate y derretir al baño maría en fuego suave, o al microondas con cuidado de no quemarlo (poner un minuto a potencia media, remover y repetir las veces necesarias hasta que esté todo fundido). Dejar templar ligeramente. 
Tamizar juntos la harina, el cacao, la levadura y la sal. Batir la mantequilla y el azúcar moreno hasta que la mezcla esté ligera y espumosa. Añadir el huevo y la vainilla, y mezclar. Añadir el chocolate fundido. Batir a velocidad baja, y añadir los ingredientes alternando los secos y la leche hasta que estén mezclados. Envolver la masa en plástico de cocina y llevar al frigorífico hasta que coja firmeza, unas 2 horas.
Precalentar el horno a 180º. Hacer bolitas con la masa y pasarlas sobre un plato de azúcar glas, para que las cubra enteras. Poner en una bandeja de horno con papel de hornear o una hoja de silicona, separadas, ya que crecerán en el horno. Llevar al horno hasta que las galletas se aplanen y el azúcar se abra, unos 12 a 15 minutos. Poner en una rejilla a enfriar. Aguantan hasta 1 semana en un contenedor hermético. Están mejor uno o dos días después de prepararlas. 

TRUCO: Estas masas también  congelan de maravilla. Puedes hacer las bolitas y congelarlas sobre una superficie plana (yo te recomiendo ponerlas sobre una tabla ligera de cortar, o una bandeja de plástico o similar, y todo dentro de una bolsa de congelación). Cuando estén suficientemente duras, quita la tabla, cierra la bolsa, y guárdalas hasta 3 meses. Para usarlas, pásalas por azúcar mientras el horno se calienta y añade 3-4 minutos más de horno. Tendrás galletas recién hechas en cualquier momento.


35 comentarios:

  1. Un capricho muy tentador que de vez en cuando debemos darnos. Besos!

    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  2. Umm, que delicia!! Ya las he visto en otra ocasión, pero eso de que sabe mucho a chocolate ha hecho que se desplome mi resistencia a hacerlas!! Me llevo una de momento, pero estas caen muy pronto!!
    Besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la receta original es con chocolate con leche. Yo es que soy una loca del chocolate negro y lo hice así directamente. Y la verdad, quedan genial con choco negro.

      Eliminar
  3. Las galletas de este tipo las hago para regalo, porqué gustan muchísimo y son fáciles de hacer, y tienes razón saben mejor unos días después. Besitos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Dí que sí, que de vez en cuando hay que hacer una pausa en la dieta. Las he visto pero nunca me he decidido a hacerlas.Con lo fáciles que son!Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, casi todas las galletas son facilonas, facilonas. Pero dan una satisfacción espectacular!

      Eliminar
  5. Qué ricas estas estas galletas. Me comía ahora unas cuantas con un cafetito.

    ResponderEliminar
  6. Las hago amenudo porque están riquisimas pero al contrario que tu las prefiero recientes ya que están más esponjosas aunque también me gustan con un día siempre que estén en un recipiente hermético. si te apetece te invito a visitarlas en mi blog!
    Te quedaron geniales.
    1 besin

    ResponderEliminar
  7. ¡Oh, qué perdición! Hornear galletas siempre es un placer y estas se ven fantásticas. Seguro que olía toda la casa de maravilla, ademas. Qué gozada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Mmmm, qué buenas son estas galletas!!! Tienes razón, hornear galletas es genial :) Me gustan las fotos en la pizarra :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Me apetecía mucho lo de la pizarra y creo que el resultado es interesante.

      Eliminar
  9. ¡Qué sería de nosotros sin las galletas!! Jajaja A nosotras también nos encanta hacerlas para todos. Como tú dices, aunque la mayor parte de las veces nos privemos por lo bien que nuestro cuerpo aprovecha hasta la más mínima miguita, de vez en cuando un capricho se agradece. Y por supuesto, con chocolate negro!!
    Te han quedado estupendas, Saludos!!

    ResponderEliminar
  10. Vaya, también he visto varias veces estas galletas pero nunca las he hecho, no sé por qué, me encanta hacer galletas.
    Sí me pasa que a lo que puedo trato de rebajarle la grasa, pero hay recetas que necesariamente hay que hacerlas con mantequilla para que queden bien, incluso hay algunas que ni con margarina funcionan.
    Te quedaron buenotas las galletas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, cierto, cierto. Yo me empeñé en cambiar esta y fue un error. Afortunadamente, cuando algo es bueno, mejor dejarlo como está. Y esta receta así esta muy, muy buena.

      Eliminar
  11. Este tipo de galletas me encantan aunque me suelen salir un poco mal...unas veces muy blandas y otras como piedras
    probare tu receta!
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no tengo muy claro a qué se debe, la verdad. Va a ser cuestión de seguir probando hasta dar con la receta;-)

      Eliminar
  12. Para mi con chocolate negro, jejejje!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Yo también prefiero el chocolate negro! Me gustaron tus galletas! Esa pizarra, me parece una bonita metáfora....infancia/galletas. Bss. Beatriz. www.tobegourmet.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Qué requetebuenas se ven esas galletas, el tip de congelar la masa me encantó y las fotos sobre la pizarra lindísimas...besos

    ResponderEliminar
  15. Dzień dobry!
    Bueno estas galletas parecen irresistibles y es verdad hay que cuidarse pero también hay que darse caprichos y ademas que estén tan ricas días después esta my bien, si es que no se acaban el primero!!
    Un abrazo desde Polonia

    ResponderEliminar
  16. Que pintaaaa!! apuntada esta ya la receta.
    besos!!

    ResponderEliminar
  17. Una completa delicias de galletas, y me fascina de que se puedan congelar y tenerlas lista para otra ocacion, yo no soy muy dada para el chocolate, pero cuando me apetece, me apetece en serio y lo quiero fuerte, pontente como tu bien has dicho, Las fotos maravillosas, me han encantado
    Un fuerte abrazo y muchas bendiciones

    ResponderEliminar
  18. ohhh, hace tanto que no las hago!!! en breve le pondré remedio a eso, no puede ser, jajaja

    Salu2. Paula

    ResponderEliminar
  19. Una maravilla de mini caprichos, seguro que estos pequeños lujos todavía saben mejor¡¡ Un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
  20. Llevo con estas cookies en "pendiente" ya un tiempo, me apasiona cómo quedan de bonitas y se ven eso, ideales para amantes del chocolate, como es mi caso.
    Chica, un día es un día, no pasa nada por tomar un poquito de mantequilla y darse un caprichín, no? Muuá

    ResponderEliminar
  21. Ya sabes que comparto contigo lo de reducir grasas innecesarias, tengo publicada una parecida y probé a sustituir la mantequilla por aceite y sabían bien pero se hicieron grandotas y planas al hornearlas. Adoro el chocolate y las galletas, son mi excepción dulce mensual jejeje
    Un besote

    ResponderEliminar
  22. Yo también las tengo pendiente desde hace tiempo, pero yo las quiero de sabor bien intenso, y me anoto el truco de congelar la masa y unos minutos galletas sin ensuciar nada, pero ahora que pienso (tendré que comprar un congelador mas grande), no me conviene ni por eso, ni por caer en la tentación,jajaja.. Bss.

    ResponderEliminar
  23. Yo también intento comer ligero, pero hay veces que el cuerpo pide bombas calóricas!!! estas galletas me parecen un capricho ideal. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Riquísimas!!!Un diez!!
    Las ví mi atrayeron un montón y las he probado!!
    Son geniales!
    He puesto tu receta en mi blog por si quieres verla!!

    http://cakelicioso.blogspot.com.es/2012/05/crankle-cookies-muy-chocolateadas.html

    Un besote y muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  25. no creo q haya mucha gente q se pueda resistir a estas galletas..q pinta mas buena

    ResponderEliminar