15 mayo 2012

Brandada de bacalao


El bacalao ha sido durante muchos años el gran desconocido para mí. La razón es muy sencilla: Mi padre no lo soportaba en ninguna de sus variedades y eso ha hecho que nunca se lo viera cocinar a mi madre. Esa falta de costumbre hace que yo sea un poco ciega a este producto. Ni fresco, ni desalado, no consigo acordarme de él, porque no se me ocurre cómo cocinarlo. No tengo memoria de platos con bacalao, así que no tiendo a echarlos de menos. Sé que es un poco tonto, porque hay muchos otros productos que mi madre no usaba y que yo he incorporado sin problemas, pero con éste, por los motivos que sean, me sigue pasando. De alguna manera, me tengo que forzar a pensar en el bacalao y cocinarlo, porque no es algo de lo que me acuerde espontáneamente. Y la verdad es que a mí sí que me gusta. 

 
Nunca había probado, sin embargo,  a hacer en casa este plato de hoy, y la verdad es que es muy recomendable. Siempre me ha parecido una forma muy agradable de comerlo, pero es que además, en esta receta en lugar de suavizar la crema con nata, como en la mayoría de las brandadas, se le añade patata. Le aporta untuosidad sin la grasa de la nata, yo creo que le va muy bien, y consigue un plato fantástico para el aperitivo. Está genial con pan tostado, y si lo acompañas con aceitunas negras de Aragón, la combinación ya es casi, casi, inmejorable. Se prepara en un momento, y aguanta un par de días en el frigorífico. De hecho, está mejor frío.


Brandada de bacalao

200 g. de bacalao desalado
1 patata mediana
1 diente de ajo
50 ml de leche
Aceite de oliva 


Preparación
Poner el bacalao (si prefieres desalarlo tú, ponlo en un recipiente sumergido en agua abundante y llévalo al frigorífico por 36 horas, cambiando el agua cada 12 horas) y el ajo en una cazuela y cubrirlo con aceite de oliva. Poner a confitar a fuego bajo. Pasados 5 minutos, retirar del fuego, dejar enfriar y desmigar los trozos, eliminando cualquier resto de piel o espina que pudiera quedar. Desechar el ajo.

Cocer la patata hasta que esté blandita como para puré (unos 25-30 minutos) y aplastarla con un tenedor en un recipiente grande. Añadir el bacalao desmigado y mezclar bien los dos ingredientes. Incorporar poco a poco la leche, y añadir en un hilito un par de cucharadas del aceite que hemos usado para confitar el bacalao, hasta ligarlo bien y que tenga la consistencia de un puré con la cremosidad preferida. Probar y salpimentar.


23 comentarios:

  1. ¡Me encanta! Yo soy muy fan del bacalao y esta es una de las formas en las que más me gusta (y ahora que lo escribo me doy cuenta de que justamente así no lo tengo en el blog), me sabe a Navidad, lo que es la memoria gustativa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Pues te ha quedado de lujo, la brandada es una delicia!. Es verdad, hay alimentos que por mucho que los veamos, oigamos de ellos, si no forman parte de nuestras comidas familiares o cimidas cercanas, es complicado que los incorporemos luego a nuestra pero... no imposible. Bss.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu receta, adoro la brandada pero me parecía tremendamente pesada, la voy a probar.
    Preciosas tus fotos!

    ResponderEliminar
  4. Una tapa estupenda, tengo que decirte que le falta una copa de vino o .. mucho mejor, una cervecita¡¡ No soy fan del bacalao pero si me lo das así de bien presentado me como un par. Besos guapísima¡

    ResponderEliminar
  5. Me pasa igual, que casualidad!! Mi madre nunca hacía bacalao y también por alguna razón me cuesta incorporarlo, como dices tu es que no pienso en él para cocinar, es como si no existiera, jajaaa, pero veo que lo has solucionado estupendamente con esta brandada, que debe ser más suave al paladar y más sabroso que comerlo solo!! No la he probado nunca, así que utilizaré tu receta para estrenarme!!
    Besitosss

    ResponderEliminar
  6. Me apasiona el bacalao y la brandada me chifla, yo la hago parecida pero no le pongo patata
    Bonitas fotos
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  7. Me apasiona el bacalao y esta manera de prepararlo me encanta, vengo para animarte a participar en mi sorteo, espero tu participación, besos

    ResponderEliminar
  8. Esas cosas suelen pasar, cuando en casa no gusta algo los demás nunca lo prueban y no pueden saber si les gusta o no. En mi caso, por ejemplo, a mi madre no le gusta nada el azafrán con lo que fue un desconocido para mi hasta hace muy poco y resulta que me encanta! Besotes

    ResponderEliminar
  9. Yo suelo tener en casa, nos gusta el bacalao, pero pocas veces hago brandada por el "trabajito" que supone hacerla, pero me encanta, esta receta la tengo que probar. Besitos

    ResponderEliminar
  10. No soy de bacalao, pero la idea del dip me gusta mucho ;) Besos.

    ResponderEliminar
  11. Me llama la atención y nunca la he preparado porque temo empezar a comer y no saber parar, tiene una pinta buenísima. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Mi relación con el bacalao es algo diferente. Este producto se consume sólo en Semana Santa (sabe Dios por qué) y lo curioso es que en Perú no hay bacalao, así que hay que importarlo. El asunto es que cuando era pequeña estábamos con el gobierno militar, lo que implicó que se cortaran las importaciones, así que a falta de bacalo se empezó a usar otro pescado, también en la forma salada como reemplazo. Mi mamá lo hacía y déjame decirte que era la cosa más terrible, mi mami cocina bien, pero qué se podía hacer con un producto como ese, nada. Desde entonces no puedo con el bacalao, lo asocio con ese pescado que me daban de niña. Tengo que desmitificarlo.

    ResponderEliminar
  13. Pues para no saber qué receta hacer con el bacalao te ha quedado de lujo! qué rico y qué buenas fotos!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Macu, en mi casa es al revés con el bacalao..y mi madre como buena francesa adora la brandada, en casa la comíamos en versión casera y también éramos fans de la de lata!:)..ahora hace siglos que no hago y me dieron ganas tus tentadoras fotos!!!!
    sigue incorporando esos productos! en tus manos saben mejor!!!
    Cariños linda Macu!

    ResponderEliminar
  15. Macu, a mi el bacalao me encanta desde pequeña, así que la brandada es un clásico en mi cocina, creo que es un partitivo ideal! las fotografías magníficas! un besito

    ResponderEliminar
  16. De pequeña a mi no me gustaba el bacalao, ahora lo voy introduciendo y me gusta. La brandada hace tiempo que no la hago, así que viendo tu post, me han entrado unas ganas tremendas de tomarla!
    Besos
    Mon

    ResponderEliminar
  17. Me encanta!!!
    Yo tambien tengo un blog,
    www.motivadaconlacocina.blospot.com.es

    Desde este momento, te sigo.

    Un saludito

    ResponderEliminar
  18. Como me gusta... es exquisita. Me has recordado que una vez lo pedí sin saber lo que pedía en un restaurante francés y cuando me lo plantaron delante, un larguero enorme, casi me da algo, era como para 8!!

    ResponderEliminar
  19. Lo probaré sin dudarlo y la subiré a mi blog mencionando el origen. Mi receta de bacalao al horno es la mas visitada de mi blob www.recetasparamortales.com. Un saludo

    ResponderEliminar