23 abril 2012

Tarta de espinacas


20 de abril es el nombre de una canción de los 90 que solía gustarnos mucho a J y a mí. -sí, está claro que ya vamos teniendo una edad- y es también la fecha en la que nació mi segunda hija, hace 4 años. Todos los nacimientos son un pequeño milagro. El de S. lo fue un poco más para nosotros. Esta semana, además de traernos felicidad, ha conseguido que un par de veces la tuviesemos que reñir con poca convicción, intentando controlar la carcajada. La primera fue cuando después de haberla visto con la comida del pez en la mano por la mañana, vi luego que la pecera tenía medio bote de comida dentro. Obviamente, ella había decidido que los tres o cuatro copos diarios eran poco para su pez, y esperó a que nos diésemos la vuelta para darle lo que parecía una ración más aceptable. Un par de horas después, el collage que estaba haciendo acabó con su pantalón roto de unos buenos tijeretazos, sin arreglo posi ble, y su carita de niña buena que no entendía nada, y mis intentos por reñirla sin reírme. Y ella, toda orgullosa, con sus recién estrenados 4 años, y yo recordando hoy que muchas veces tomamos por descontado cosas tan sencillas como ver crecer sanos a nuestros hijos, y asistir a sus pequeños descubrimientos, a sus grandes disgustos por tonterías, a sus exigencias, a sus urgencias, y a su risa tan de verdad, a su felicidad desbordante. 
Muchas veces necesito recordarme estas pequeñas cosas. De hecho, si lo he escrito aquí es para no olividarlo, para que no se diluya en la prisa y las urgencias del día a día, y tener un recuerdo preciso de este momento. 
Después de tanta introspección, una se da cuenta de que hay que correr de nuevo a hacer la cena y necesita alguna receta rápida, casi instantánea, con algo de verdura, que llene lo suficiente para ser un plato único, y se haga casi, casi sola, como esta tarta de espinacas.



Esta es una versión bastante aligerada de una clásica tarta de espinacas con hojaldre, básicamente, porque yo últimamente estoy jugando con la pasta filo como si fuera un hojaldre sin mantequilla entre sus finísimas capas. El resultado que se consigue es similar (obviamente, no tiene la mantequilla entre las capas que es lo que hace inconfundible las masas hojaldradas) por lo crujiente, pero mucho menos pesado. Si además, el relleno se prepara con espinacas, unas pasas y un poco de queso descremado, el resultado es una tarta muy apetecible, muy fácil, muy rápida, y muy, muy rica.



Tarta de espinacas

Ingredientes

8-10 hojas de pasta filo
200 gramos de espinacas frescas en hojas
50 gramos de pasas
200 gramos de queso crema (cottage, philadelpia o similar)
1 cucharada sopera de aceite
Sal y pimienta


Preparación 
Precalentar el horno a 180º. Poner en una sartén el aceite, saltear las espinacas con las pasas y reservar. Dejar templar ligeramente fuera del fuego, y mezclar con el queso. 
Pintar ligeramente con aceite el molde, extender las hojas de pasta filo, una encima de otra y recortar el borde. Llevar al horno hasta que cuaje la mezcla y la pasta esté dorada y crujiente, unos 8-10 minutos.

38 comentarios:

  1. Me encantan estas recetas tan ligeras y delicadas. ya tengo ganas de comprar la pasta filo y ponerme a la tarea, por cierto, las hojas de la pasta las pones apiladas sin nada entre ellas? Gracias, saludos

    ResponderEliminar
  2. Puedes ponerle mantequilla o pintar con aceite entre las capas si quieres. No es imprescindible, y así aligeras el resultado.

    ResponderEliminar
  3. Uf, cuanto tiempo hace de esa canción, ni más ni menos que 20 añito. Es totalmente cierto lo que dices, vamos teniendo ya una edad............ y para esa edad estas recetas tan ligeras son un bálsamo.

    Estupenda

    ResponderEliminar
  4. Me encanta. En casa siempre dejamos masa preparada en el congelador y la hacemos con acelga o otra verdura....habrá que probar como queda con la masa filo

    un beso

    ResponderEliminar
  5. Ay, me imagino a tu enana con las tijeras y los pantalones, y alimentando al pececito (claro que sí, qué injusticia él tan poco y nosotros tanto... jejeje) La verdad es que con esa edad están para comérselos de un bocado.
    Igual que esta tartita, ideal para una cena como bien has dicho, y para que coman verduras que a veces es difícil!
    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Ainsss que se nos hace la peque mayor, lo se, menudo trasto, pero quien lo se ha cortado pantalón, camiseta o similar cuando recortaba? solo sabes que la c.. si lo haces, hasta ese momento lo haces tan feliz que ni te fijas, y quien no ha sobrealimentado un pez¡ lo raro es que entre toda la familia no lo hayáis hecho, siempre uno piensa que el otro no dio de comer al pez M-)

    Una tarta bien rica y presentada así de atractiva irresistible, menuda cenita guapa¡

    Un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
  7. Felicidades para esa preciosa niña, es tan guapa y simpática, tiene una sonrisa contagiosa :)
    Yo uso poco la masa filo, la primera vez que la usé fue bastante desastre pero vista la receta creo que volveré a animarme, me gusta tú tarta. Un besito guapa

    ResponderEliminar
  8. 20 abril, cumpleaños de mi Poca cosa, buena fecha , linda introspección, exquisitos recuerdos para un futuro lejano. Por cierto excelente tarta!

    ResponderEliminar
  9. Deliciosa Macu, la pasta filo es una opción más que saludable. El 20 de Abril es el cumple de mi mejor amigo y nunca lo olvido por la canción :) gracias por hacerme sonreir, bueno a tu peque porque me he imaginado a los pobres peces comiendo sin parar :) Un beso

    ResponderEliminar
  10. que rico me gusta mucho la idea,un saludo

    www.recetasparaenamorar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Una tarta deliciosa y con filo que me encanta...beeesos

    ResponderEliminar
  12. Que ricura, con lo que me gustan las espinacas. Y que ricura tu hija también, sobrealimentando al pececillo, jiji. Sitos

    ResponderEliminar
  13. que delicia de tarta!!! me encanta tu blog y el nombre es de lo más original. Por acá me quedo aprendiendo de tus recetas, a ver si aprendo a usar bien mi horno, jeje.
    Saludos desde Venezuela

    ResponderEliminar
  14. Buenísima tarta, me encanta lo de jugar con la pasta phyllo. Haces bien en escribir tus recuerdos, luego se confunden u olvidan entre tanta cosa del diario. Tu blog me encanta, me quedo de seguidora....

    ResponderEliminar
  15. Es una idea magnífica sustituir el hijaldre por esta pasta tan crujientita, tengo que probar, que tu tarta me ha parecido una delicia, me ha encantado!!!

    ResponderEliminar
  16. Muy buena idea la de esta tarta de espinacas, tengo que probar a hacerla con la pasta filo.

    ResponderEliminar
  17. Bueno, educar a los hijos es siempre un reto y si pues, a veces provoca reirnos por alguna travesura, pero como sabemos que en el fondo hay que reñirlos, hay que hacer maravillas para sonar convincentes.
    Me encanta la masa filo, queda tan crocantita al hornearla. Nunca la he hecho, eso sí me hace súper difícil, menos mal que de cuando en cuando la veo en el supermercado en la zona de los congelados.
    La póxima compra la destinaré para probar tu tarta, que se ve deliciosa.

    ResponderEliminar
  18. POr favor!! que rica, facil y rápida, que mas podemos pedir...Besitos

    ResponderEliminar
  19. Esa canción me trae muy buenos recuerdos, son de esas que por mucho que pase el tiempo la tienes grabada en la memoria y nunca olvidas, bueno como las travesuras de tu peque.

    Tengo que probar a hacer estas tartas con pasta filo, me ha encantando el resultado, y me has resuelto una cena. Te quedó estupenda.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Felicidades a tu niña, tiene que ser un encanto de criatura.
    Una tarta salada siempre es bienvenida y con ese color tostado es muy apetitosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. No conozco esa canción!
    Que lindos los momentos que tienes con tus hijos, haces bien en escribirlos para que quede de recuerdo :).
    Adoro la masa filo, lejos más livianita.
    Bss.

    ResponderEliminar
  22. Esa canción también es de mis tiempos y oye! que somos unas chiquillas! ;)
    Hace bien poco que descubrí que me gustan las espinacas, me encantará probar esta tarta!!

    ResponderEliminar
  23. Oh pues si que tiene muy buena pinta, las espinacas casi siempre las tomo en ensalada porque solo cocidas me dan dentera, ahora metidas en esa camita de filo y queso, no me resisto.
    besos

    ResponderEliminar
  24. Fabulosa, tu tarta de espinacas... Ideal para que los niños se adentren en el mundo de las verduritas...

    Un besín,

    Lore

    ResponderEliminar
  25. Tienes toda la razon en lo que dices de aprovechar como crecen nuestros hijos, y nos perdernos este milagro diario, porque lo es. Y la tarta estupendisima, me encanta la pasta filo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  26. Que bonito lo que has contado de tu hija.

    ResponderEliminar
  27. Una tarta sanísima y bien rica con 4 cosas, una propuesta genial!
    Tu nena, qué graciosa... Es que no hay manera de enfadarse, jeje!
    Un beso,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  28. Me encanta la propuesta que nos traes. Además la opción de cambiar el hojaldre por la brick, como dices aligera mucho el plato y queda algo más light.
    fantástico.
    Besos
    Mon

    ResponderEliminar
  29. Me encanta esta versión con pasta filo! me la llevo!!! BEsos.

    ResponderEliminar
  30. jajaja,me parto con los peques..y la tartita riquisima,asi si q se comen espinacas

    ResponderEliminar
  31. Te dejo este regalito...http://cocina-quetecocina.blogspot.com/2012/04/ceviche-de-mero-y-mariquitas-de-platano.html besos

    ResponderEliminar
  32. jejejejej Qué cosas tienen los chiquillos!.
    Y me gusta la tarta con pasta filo. Tengo olvidada esa masa... con lo que me gusta!
    Un besoteeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  33. Qué buena pinta tiene esta tarta. ¿Qué tal le irían unos piñones o nueces por encima?
    Hay que aprovechar cada minuto de los más peques, incluso aquellos en los que hacen trastadas :-)

    ResponderEliminar
  34. Me ha encantado esta tarta con pasta filo yo la tendría que adaptar pero se ve riquísima, ayyy tu pequeña que graciosa jaja. Me ha gustado muchísimo tus recetas y las fotografías con esa iluminación son preciosas. Me quedo a seguirte!

    Buena semana y besos!

    ResponderEliminar
  35. Como dice mi madre "el que tiene hijos nunca se aburre", jajaa!! Desde luego que tienen unas ocurrencias, el pez tendría un empacho que te mueres!!
    La tarta tiene una pinta deliciosa, la masa filo me encanta y hace de cualquier plato algo especial!! La probaré, pero sin queso claro!!
    Besitoss

    ResponderEliminar
  36. Muy rica, la he hecho para cenar y nos ha encantado, gracias por tus recetas!

    ResponderEliminar