09 febrero 2012

Mermelada de mandarina y vainilla -
Tangerine and vanilla jam

Scroll down for English
Las mermeladas son para el verano, como las bicicletas. Cuando se acumulan un montón de kilos y kilos de fruta y algo hay que hacer con ella, una hace mermeladas. Así, en enero abres un bote de confitura casera y el olor de la fruta, demasiado intenso cuando pasas unos días en pleno verano pelando, cocinando, y envasándola, vuelve de pronto a tu nariz, y por un segundo te traslada de nuevo al verano pasado.

O eso nos pasa a las que teníamos al alcance de la mano frutales de verano. En casa nunca hemos tenido naranjos, o ningún otro frutal de invierno, así que hacer mermeladas de cítricos para mí no tenía mucho sentido. Yo no suelo comprar fruta para hacer mermelada. En casa siempre fue la forma de no dejar que se perdiese el excedente.

Sin embargo, hace unos días encontré unas mandarinas especialmente buenas, y además de comerlas frescas pensé que igual que el pan casero me gusta más que el comercial, también era buena idea hacer confitura casera con ellas. No para guardar. Sólo la cantidad justa para disfrutarlas de otra manera.

Fue un auténtico acierto, porque yo además, no había probado antes mermelada con mandarinas. Sólo con naranjas. Obviamente, es la misma idea. Todas las mermeladas tienen la misma base y pocas diferencias al elaborarlas, pero vale la pena darle una oportunidad a esas mandarinas que tienes por ahí. El toque de vainilla oscurece un poco el resultado final, pero le aporta un toque de sabor que le va tan bien que vale la pena que oscurezca un poquito la mermelada.

























Mermelada de mandarina y vainilla

Ingredientes (para aproximadamente 1 kilo)
750 gramos de mandarinas
750 gramos de agua
500 gramos de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación
Lavar muy bien las mandarinas y secarlas. Cortar los extremos hasta que la carne sea visible. Cortar cada mandarina por la mitad y luego en rodajas muy finas, quitando las semillas.Colocar en una olla con el agua y llevar a ebullición. Cocinar durante 20 minutos, o hasta que las pieles esten suaves. Añadir el azúcar  y dejar hervir durante 45 minutos, removiendo frecuentemente hasta que espese y haya oscurecido ligeramente. Añadir una cucharadita de esencia de vainilla. Mezclar bien, dejar enfriar completamente antes de meterla en la nevera (hasta un mes) o en el congelador (hasta 6 meses).

English
Jams are for the summer, such as bicycles. When you accumulate kilos and kilos of fruit and you have to do something with it, then, it is time for a jam. Thus, in January you open a jar of homemade jam and the smell of the fruit, too intense when you spend a few days in midsummer peeling, cooking, and puting it into jars, suddenly gets to your nose, and it takes you back to last summer in a second. 
 
This is more or less what happens to those, like myself, who used to have summer fruit at hand. At home we have never had orange tree, or any other winter fruit. Therefore, I do not make winter fruits marmalades. I do not usually buy fruit to make jam. At home it has always been a way to taking advantage of  the excess of fruit. 

 
However, a few days ago I found some especially tasty tangerines. Then I thought that it made perfect sense to prepare a great homemade jam with them. After all, if I have learnt to prepare bread at home, why not giving this jam a go?

 
It was a real success, because I had never tried before with tangerines jam. Only oranges. Obviously, it's the same idea. All jams have the same base, but it's worth giving this tangerines and opportunity. The touch of vanilla extract darkens a bit the final jam, but it adds a touch of flavor that goes so well that it's worth getting a little darker jam.


Tangerine and vanilla jam

Ingredients (for about 1 kilo)

750 grams of  tangerines
750 grams of water
500 grams of sugar
1 teaspoon vanilla essence

Preparation

Thoroughly wash and dry tangerines. Cut the ends until the meat is visible. Cut each tangerine in half and then into thin slices, removing any seeds as you go. Put in a pot with water and bring to a boil. Cook for 20 minutes, or until the skins are tender. Add sugar and boil for 45 minutes, stirring frequently until thickened and slightly darkened. Add a teaspoon of vanilla essence. Mix well, allow to cool completely before putting it in the refrigerator (up to a month) or freezer (up to 6 months).

34 comentarios:

  1. Pues justo este fin de semana he preparado mermelada de naranja, mis suegros tienen un fina y siempre que vamos a la casa del campo cogemos frutas, ahora las naranjas están espléndidas, así que no podía dejarlas ahí sin más..., Me gusta el toque de vainilla que le has dado, debe quedar muy rico. BEsotes

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Silvia. La vainilla le va muy bien, y si no son demasiado fuertes las naranjas y dejas parte de la piel en tiritas finas, queda genial.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Qué envidia me dáis los que tenéis frutales de los que aprovecharos, ya sea en verano o en invierno. Me gustaría volver al campo, como era antes, y retomar el huerto.
    No hay nada mejor que una mermelada casera de verdad, sabe tan diferente. Besos

    ResponderEliminar
  4. Estaba pendiente de hacer la mermelada de naranja pero creo que va a esperar porque tengo que probar esa mermelada, tiene que estar espectacular!! y con el toque de vainilla...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Qué buena está la mermelada de mandarinas, el año pasado la hice y estoy pensando en hacerla de nuevo antes de que se acabe la temporada. Si la hago, no me pierdo ese toquecico de vainilla...
    Un besico.

    ResponderEliminar
  6. Me encantan las mermeladas de cítricos, que rica debe estar.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que deliciosa mermelada y el toque de vainilla me parece acertadísimo, me encanta!!!!!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Si es verdad eso de aprovechar las frutas de temporada, especialmente en verano que es cuando se hace la cosecha y recolección pero claro como dices, para los que no tienen frutas de invierno. A mi me parece deliciosa y seguro que con la vainilla está mejor aún, no creo que importe mucho que oscurezca el color final, se ve deliciosa. Me tengo que animar porque simpre he tenido muchas ganas a la de naranja. 1 saludo de uvaspanyqueso

    ResponderEliminar
  9. el otro dia hice mermelada de mandarinas y aun no la he probado, si lo llego a saber le pongo vainilla porque tiene que estar deliciosa.
    Besitos!
    Ladykath
    http://mis-dulces-pecados.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Pues mira que yo nunca he probado mermelada de mandarinas y seguro que está muy rica...tendré que animarme
    besos

    ResponderEliminar
  11. en la primera foto apetece meter una cuchara bien honda!

    ResponderEliminar
  12. Yo tampoco la he preparado con mandarinas, solo es cuestión de encontras unas buenas, y para un desayuno del finde...Bss.

    ResponderEliminar
  13. Me parece muy buena idea añadirle vainilla a la mermelada de naranja, tiene que quedar un sabor riquísimo!!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Seguro que el toque de vainilla le da un toque muy rico a la mermelada, nunca lo he probado, lo pondré en práctica, me gusta la idea!!!

    ResponderEliminar
  15. El dúo cítrico+vainilla es de los mejores que se pueden hacer, me encanta!

    ResponderEliminar
  16. Decididamente tengo que empezar a hacer mermeladas!!! No hay nada más rico que una buena mermelada casera. Besos.

    ResponderEliminar
  17. debe estar tremenda con el toque de vainilla!
    saluditos.

    ResponderEliminar
  18. Últimamente le pongo vainilla a casi a todo, parece que la he redescubierto. Desde luego esta mermelada no me la pierdo. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Mermelada caserita, ñam y con una combinación de ingredientes que la convierte en un manjar!!!

    ResponderEliminar
  20. Si que tiene que estar rica, y seguro que el toque de vainilla le da otra dimensión.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. No me gustan las mermeladas en sí pero en postres si suelo usarlas. Caseritas mucho mejor que las compradas.
    Bss

    ResponderEliminar
  22. Cómo me gusta y que rica tiene que estar¡¡ ahora se me ha antojado esta mermelada¡¡ Un beso Teresa

    ResponderEliminar
  23. Me encantan las mermeladas y el toque de vainilla le aporta un sabor especial!!!
    Te ha quedado genial!!
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Pues mira que las mandarinas son un clásico y nunca se me ocurrió hacer con ellas mermelada. Me parece que tiene una textura fantástica. bss Esther

    ResponderEliminar
  25. Que rica la mermelada¡¡ mandarina y vainilla, muy buena combinacion. Las caseras, como esta, son una delicia.

    Bss.

    Virginia "sweet and sour"

    sweetandsour-vir.blogspot.com

    ResponderEliminar
  26. Pues cuánto me alegro de que te hayas animado a preparar esta pequeña cantidad de mermelada y a compartir la experiencia con nosotros porque se me ha hecho la boca agua y es una receta que sé que me va a encantar hacer.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Es buenísima y que buen sabor tiene que darle la vainilla ¡me encanta! y además que casualidad que yo tambien publique mermelada esta semana
    Bsos

    ResponderEliminar
  28. Qué buena mermelada! la combinación seguro que es fantástica.
    Besos
    Mónica

    ResponderEliminar
  29. Hace tiempo que no entraba al blog y... que cambio! Como me gustan los blog en blanco! y las fotos mucho más bonitas! Felicidades!
    La melmelada tiene que estar buenísima!
    Feliz fin de semana y intentaré seguirte más amenudo.

    ResponderEliminar
  30. A mi me pasaba igual, el verano era época de trabajo extra haciendo conservas de todo tipo, salsa de tomate, mermeladas de todo tipo para disfrutarlas en invierno. Después vino la época en la que se vació la casa y ya no encontré objeto de seguir haciéndolas, ahora he vuelto hacer conservas, en poca cantidad, 2 o 3 frascos. En ocasiones (en la mayoría) compro aquello que voy a conservar, aún así, ME RECHIFLA la ceremonia de hacer una conserva, es entrañable y además, tiene el sabor de lo hecho en casa, sin aditivos ni conservantes.
    Nunca he hecho mermelada de mandarina, (como exótico hice de zanahoria hace unas semanas) pero viendo la tuya pronto me animaré, seguro que me encantará con ese toque a vainilla.

    Me alegra que coincidamos en gustos, también en la masa philo, las verduras y el queso de cabra, es una auténtica exquisitez :))))

    un besazo, preciosa

    (DIVINAS, tus fotos en las 1080, te felicito)

    ResponderEliminar
  31. No me imagino el sabor... así que tendré que cocinarlo, a mi me encantan las tostadas con mermelada (sobre todo con queso philadelphia), así que con tu permiso me lo apunto en la lista de "urgente".
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Todo un acierto en la combinación! adoro la vainilla! un beso

    ResponderEliminar
  33. La verdad es que en mi casa lo de acumular quilos y quilos de fruta no ocurre muy a menudo: fruta que compramos, ¡fruta que desaparece al momento! A mí me encanta. ¡Un beso desde Zaragoza! ;)

    ResponderEliminar
  34. Ayer vi fresas en el mercado y me acordé que me he quedado sin nada, ya que me gusta tener en botecitos de mermelada casera para regalar.

    Voy a ver si encuentro unas mandarinas ricas y hago tu receta, me ha gustado la mezcla con la vainilla.

    ResponderEliminar