03 noviembre 2011

Moussaka ligera
Light moussaka


Antes incluso de conocer la expresión comfort food yo ya sabía que existía. No la expresión como tal, sino esa sensación de comida que te calienta el estómago automáticamente, que te hace sentir bien la tomes cuando la tomes, y que casi, casi, puede resolver cualquier problema, presente o futuro. Esa comida que sería capaz de resucitarte, que te calienta el cuerpo y te alegra el alma sin saber bien por qué. Eso que los anglosajones denominan confort food, y que yo no acabo de saber bien cómo llamar.
En mi categoría personal de comfort food entrarían muchas cosas (algunas las puedes ver pulsando sobre la etiqueta de "comfort food") que están ahí simplemente porque me pone una sonrisa o me reconforta pensar en esos platos.
En esta categoría personal entran la lasaña y la moussaka. No se bien por qué, porque no tengo recuerdos especiales de infancia con estos platos, aunque sí recuerdo prefectamente la primera vez que tomé moussaka; pero eso es otra historia.
Lo que he hecho en la receta de hoy es limitar los daños en forma de grasa que tiene toda buena moussaka. Así, he reducido considerablemente las grasas al sustituir la carne de ternera por mezcla de pollo y pavo, y la bechamel la he cambiado por una crema hecha con yogur desnatado. Aunque no te parezca que suene demasiado bien, hay que darle una oportunidad. Incluso así, ligera y con la grasa reducida, sigue siendo uno de esos platos que te alegrarán el estómago lo tomes cuando lo tomes. Está mejor de un día para otro (sólo un día) y congela bien, pero sin la crema de yogur. Puedes hacer el doble de cantidad y congelar una sin la crema. Cuando la quieras tomar, descongela, añade la crema y cocínala en el momento. 
Y una advertencia: como hay que darle tiempo al yogur para que suelte el suero y quede con una consistencia manejable para la crema, tendrás que hacer este paso al menos unas horas antes. Mejor si lo dejas escurriendo por la noche en el frigo y por la mañana lo preparas directamente.


Moussaka ligera

Ingredientes (para unas  4 a 6 raciones)

2 yogures naturales desnatados
1/2 kilo de carne de pavo y pollo picado
1 cebolla mediana
1 diente de ajo picado
1 cucharadita de canela en polvo (1/2 si no te gustan los platos muy especiados)
1 cucharadita de sal gruesa, y más para la berenjena
1/4 cucharadita de nuez moscada molida
1/4 cucharadita de pimienta negra recién molida
Una lata de 400 gramos de tomates pelados (en trozos o enteros y cortados luego, pero NO triturado)
1 cucharada de orégano fresco picado (1 cucharadita de orégano seco en su defecto)
2 berenjenas medianas (unos 500 gramos)
50 gramos de queso parmesano rallado
1 huevo grande, más 1 clara de huevo grande
Un poco de aceite de oliva


Preparación

Poner en un bol un colador y encima un paño fino para filtrar los yogures y que suelten todo el suero. Dejarlos así al menos dos horas, mejor toda la noche en el frigorífico.
En una sartén grande de fondo grueso, poner la carne picada a fuego medio hasta que esté dorada - unos 6 minutos. Con una espumadera, retirar la carne y reservar en un bol. En la misma sartén, añadir la cebolla picada menudita, el diente de ajo picado, la canela, la sal, la nuez moscada y la pimienta, y cocinar hasta que la cebolla esté transparente, unos 10 minutos. Si fuera necesario, añadir unas cucharadas de agua. Cuando la cebolla esté a punto, añadir la carne picada, los tomates en trozos con su jugo, y el orégano. Llevar a ebullición, reducir a fuego medio-bajo, y cocinar a fuego lento, removiendo de vez en cuando, hasta que la salsa haya espesado, aproximadamente 1 hora.
Mientras se hace la salsa, cortar la berenjena en rodajas de medio centímetro de espesor, salar, y dejar reposar en un colador para que suelten el agua. Lavar las rodajas de berenjena, secarlas bien con papel de cocina. Poner unas gotas de aceite en una bandeja para horno, extender con un pincel y poner las berenjenas encima. Poner unas gotas de aceite por encima y llevarlas al horno en función grill, unos 2 minutos por cada lado, hasta que estén doradas. (Si tu microondas tiene grill o tienes una parrilla, puedes hacer este paso en ellos).
Poner el yogur sin suero en un bol amplio. Añadir el huevo batido, la clara y el queso parmesano, batir enérgicamente con un tenedor y reservar.
Precalentar el horno a 180 grados. Montar la moussaka: colocar una capa de berenjena en el fondo de un molde para horno de 20 cm por 20 cm. Cubrir con la mitad de la carne picada. Colocar otra capa de berenjenas, y añadir encima el resto de la carne. Cubrir con la última capa de berenjenas y verter encima la mezcla de yogur preparada. Hornear hasta que la capa superior comience a dorarse, unos 30 minutos. Una vez fuera del horno, dejar reposar hasta que enfríe un poco moussaka y quede firme, unos 10 minutos. Cortar y servir.



Before I even know the term comfort food I already knew it existed. Not the expression itself, but the feeling of food that automatically warms you up, a food which makes you feel good when you take it, and almost, almost, can solve any problem, present or future; That kind of food that will warm your body and soul.
In my personal comfort food category there are quite many things (some of which you can view by clicking on the label of "comfort food") that are there simply because they  put a smile in my face.
In this category there is always a place for moussaka.
What I have done in today's recipe is limiting the damages from fat intake. So, I have significantly reduced the fat by substituting beef for chicken and turkey, and I have changed bechamel by a sauce made with yogurt. Although you might think that it sounds not too good, you should give it a chance. Even so, light and reduced fat, it remains one of those dishes that will cheer your stomach anytime. It is best overnight, and freezes well, but without the yogurt sauce. You can double the amount and freeze one moussa without the yougourt sauce. When you want to make it, add the sauce and cook at the time.
Just one tip: as you need some time for yoghurt to release the serum you have to do this step at least a few hours earlier. Best if you leave it running down overnight in the fridge and prepare directly the following morning.

Light moussaka

Ingredients (4 to 6 people)

250 grams  plain nonfat yogurt
500 grams ground turkey (or turkey and chicken)
1 onion
1 clove garlic, minced
1 teaspoon ground cinnamon (1/2 if you are not too fond of spice)
1 teaspoon coarse salt, plus more for eggplant
1/4 teaspoon ground nutmeg
1/4 teaspoon freshly ground pepper
1 can (400 grams) whole or chopped peeled tomatoes
1 table spoon chopped fresh oregano (or 1 teaspoon dried oregano)
2 medium eggplants (about 500 grams)
50 grams grated Parmesan cheese
1 large egg plus 1 large egg white
Olive-oil cooking spray

Directions

Drain yogurt in a cheesecloth-lined sieve until thickened, 2 hours or overnight. Place turkey in a medium saucepan over medium heat; cook until browned, about 6 minutes. Using a slotted spoon, transfer to a medium bowl. Add onion, garlic, cinnamon, salt, nutmeg, and pepper to saucepan; cook until onion is translucent, about 10 minutes. Return turkey to saucepan with tomatoes and oregano. Bring to a boil; reduce heat to medium low; simmer until sauce has thickened, about 1 hour. Remove from heat; set aside.
Preheat broiler. While sauce cooks, cut eggplants into 11 cm slices. Sprinkle with salt on both sides. Place in a colander over a bowl; let stand to drain. Discard liquid; rinse each slice under cold running water to remove all salt and juice. Place slices on several layers of paper towels; press out water. Lay dry slices on a clean baking sheet; coat with olive-oil spray; broil until browned, about 2 minutes. Turn; coat with olive-oil spray; broil until browned, about 2 minutes more. Repeat until all eggplant slices have been broiled; set cooked eggplant aside.
Place drained yogurt in a small bowl. Add Parmesan and eggs. Whisk together briskly with a fork; set aside.
Preheat oven to 180ºC degrees. Assemble moussaka: Place a layer of eggplant on the bottom of an 20 cm by 20 cm baking pan. Cover with half the turkey sauce. Place another eggplant layer, then the remaining turkey sauce.Add a final eggplant layer; cover with reserved yogurt mixture. Bake until mixture is bubbling and top starts to brown, about 30 minutes. Transfer to a heat-proof surface; let sit until moussaka cools slightly and firms, about 10 minutes. Cut into squares; serve.
SHARE:

42 comentarios

  1. Creo que me pasa lo mismo con la mousaka. Es uno de mis platos preferidos y nunca me canso de preparar. Me gusta la clásica pero esta mas ligera que has preparado tiene que estar divina. Besosssssssssss

    ResponderEliminar
  2. Haces que todos los platos se vistan de fiesta. Pues a mi también me parece un plato Comfort Food, y entre otras cosas porque a mi las berenjenas me encantan en todas sus versiones por tanto este plato me encantaaaa, un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
  3. Que rica te ha quedado, a mi me gusta mucho las berenjenas de cualquier manera

    ResponderEliminar
  4. Me gusta tu versión "confort food light", desde luego que yo si que le voy a dar una oportunidad. Me ha parecido deliciosa.
    bss Esther

    ResponderEliminar
  5. Rico y con poquitas calorías, ideal para aprovechar la temporada que comienza de nuevas y coloridas verduras. Me gusta la idea de la comfort food
    Besos

    ResponderEliminar
  6. que receta mas buena y la idea de congelar me parece fenomenal!

    ResponderEliminar
  7. que plato mas rico y encima mas sanito que mas se puede pedir,un beso

    ResponderEliminar
  8. Nosotros preparamos una sin carne, sustituyéndola por champiñones picados muy pequeños. En textura queda casi igual y se queda en un plato 100% vegetariano.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Buenos días. Una moussaka con una pinta exquisita. Te ha quedado de lujo la única pega que veo, es que por mas que miro la fotografía no puedo degustarla.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  10. Me lo apunto!!! una receta genial;)

    ResponderEliminar
  11. Voy a preparar tu moussaka me ha encantado...besos

    ResponderEliminar
  12. Me interesa enormemente el tema de la salsa de yogurt, porque yo soy de las que muchas veces no me apetece hacer una bechamel tan consistente!!

    La moussaka es un plato excepcional, de comfort food, total!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Se ve estupenda, y una versión aligerada no tiene necesariamente que ser peor que una "entera", la imaginación y la necesidad obliga a veces a cambios que al probarlos te sorprenden muy gratamente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Uno de mis platos preferidos, por no decir el preferido

    ResponderEliminar
  15. Pues yo me la copio, que siempre está bien cuidarse, y más aún sin renunciar a los platos preferidos (la moussaka es uno de ellos) No parece para nada light!

    ResponderEliminar
  16. que rica...tambien le pongo lamisma pega q paco

    ResponderEliminar
  17. ¡Riquísima! A mí la moussaka me recuerda al instituto, a las clases de griego clásico, a los mitos y la etimología... en fin, de eso hace miles de años. Muchas gracias por compartir la receta y hacerla algo más ligera, yo me apunto a probarla.

    Un beso, buen fin de semana y mucha comfort food ; )

    ResponderEliminar
  18. Tiene que quedar muy rica. Nunca la he probado con esas carnes, pero mucho más digerible.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Qué rica y así retirándole calorías puedes disfrutarla más a menudo.
    Para comida de festivo. Un besote.

    ResponderEliminar
  20. me has rcordado uno de mis platos preferidos!!! feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  21. Solo he probado este plato una vez en un griego, y me gustó mucho asique alomjr siguiendo tu receta lo hago un día para mi en casa porque tiene muy buena pinta! 1 saludo de uvaspanyqueso

    ResponderEliminar
  22. Yo también creo que hay que darle una oportunidad a la crema, no es fácil conseguir una crema ligera, por lo que me parece una buena idea con yogur, siempre hay tiempo de volver a la bechamel. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  23. Sustituir la bechamel por el yogur la hará más ligera, pero no menos rica. Me estoy aficionando también a las salsas con yogur.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Necesito un poco de comfort food ahora mismo. Esta moussaka tiene una pinta fantástica! Hace tiempo que no hago y me ha entrado el gusanillo.
    Besos
    Mónica

    ResponderEliminar
  25. Pero qué rica!!! La probaré. No sé por qué no soy muy amiga de la moussaka, pero a ver si con tus variaciones para a ser una de mis favoritas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Felicidades por este plato, buenísima idea,te copio un bs

    ResponderEliminar
  27. Acabo de verlo en FB...y es eso, no me lo podía perder! Las berenjenas me pierden...y si hay alguna manera de comerlas ricas y ligeras...pues aquí me tienes! La crema de yogur hay que probarla sí o sí, se me antoja también para otros platos...
    Me voy a ver las berenjenas de Caty...que también ha hecho unas que se ven divinas!
    Besitos y buen sábado!

    ResponderEliminar
  28. Que bien !!! lo que estoy aprendiendo contigo, ayer cenamos berenjenas rellenas, así que tendré que esperar, pero la crema de yogur me parece que tiene muy buena pinta.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. lo que ha tado por la dieta eh! ensaldas y lieght todo hija si estas estupoenda...ya quisiera yo!!!
    besotes

    ResponderEliminar
  30. Se agradece una receta light. Por supuesto que le daremos una oportunidad y dos y tres, porque está estupenda. Un beso :)

    ResponderEliminar
  31. Que pedazo de presentacion y de plato, enhorabuena por ayudarnos a conservar la linea, claro yo lo digo por los demas, por que lo que es la mia , mas que linea es cenefa, en fin que me ha encantado esta moussaka.
    Besitos

    ResponderEliminar
  32. Me encanta, la salsa de yogur me la anoto para probarla. Bss.

    ResponderEliminar
  33. Pues es una idea estupenda y sí, habrá que darle una oportunidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Que pinta tiene esa musaka, la haré, pero sin queso claro, tengo ese problema, ¡¡¡no me gusta!!! Soy la de la pizza sin queso, la lasaña sin queso, Jajaaaa
    Me encantan las fotos!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  35. esto tiene una pinta buenísima!!! yo he probado una versión "no light", pero con los kilillos que he cogido, ésta me viene de perlas!!
    un besito

    ResponderEliminar
  36. Me encanta la moussaka y creo que esta versión me va a gustar aún más porque no soy muy fan de la bechamel y en cambio las preparaciones con yogur me gustan muchísimo. La próxima vez la probaré así porque tiene muy buena pinta. Saludos :)

    ResponderEliminar
  37. me apunto al comfort food!!!!! la moussaka es un plato que me gusta muchísimo y con esta versión baja en grasas ya me parece perfecta ;) tengo que probar esta versión de la bechamel con yogur, que curiosa!!!!! muchos besos guapa, te ha quedado genial

    ResponderEliminar
  38. Me encanta esa moussaka y el estilo de comida al que representa. Di que sí... esa sensación que calienta el estómago debe merecer un nombre, verdad?
    Un besoteeeeeeee

    ResponderEliminar
  39. Me encanta la mussaka y si es ligera mejor que mejor!!! ;)

    ResponderEliminar
  40. Mm, desde hace días traigo antojo de mousaka. será que preparo tu receta?. Ya te diré si lo hago!.

    ResponderEliminar
  41. te aseguro que esta receta entraría directamente en mi categoría de comfort food. Me encanta la moussaka, me chifla, y ya si tiene la coletilla esta de "light", que hace que te sientas un poco menos culpable, mejor que mejor!!

    un besito!

    ResponderEliminar

Blogger Template Created by pipdig