03 octubre 2011

Zanahorias al horno con vinagreta de AMETLLA+ y sésamo-
Roasted carrots with vinaigrette and sesame


Scroll down for English

No soporto la zanahoria cocida. Me encanta fresca, cruda. Comerla a mordiscos crujientes y escuchar los chasquidos que hace al morderla, que parecen estallar haciendo eco dentro de la cabeza. Pero la zanahoria cocinada me molesta particularmente, porque se vuelve dulzona y para mí pierde toda su gracia. Por eso cuando pensé en hacer estas zanahorias al horno las dejé deliberadamente crujientes. J.,  de hecho, me dijo que estaban demasiado crudas. Pero a mí me gustan así. Hacerlas al horno hace que este plato sea casi una ensalada, pero no lo es. Y sin embargo, se le parece mucho. Otro plato ligero pero lleno de sabor. 

He usado en la vinagreta otra de las variedades de AMETLLA+. Ya os hablé de este producto de almendra en su versión con orejones y limón para unos financiers. Para acompañar el aliño de estas zanahorias he usado la variedad con tomate y especias, y le ha ido perfecto. Un golpe de sésamo y  unas hojas de menta, y listo. 


Zanahorias al horno con vinagreta de Ametlla+ y sésamo
Ingredientes (para 2 personas)
300 gramos de zanahorias 
2 cucharadas soperas de Ametlla+ con tomate y especias (o 2 cucharadas soperas de almendra cruda picada)
2 cucharadas soperas de vinagre de arroz
2 cucharadas soperas de vinagre de vino blanco
Unas hojas de menta
Sésamo
Aceite de oliva
Sal

Preparación
Calentar el horno a 180º. Cortar las zanahorias en trozos de aproximadamente 1 centímetro, ponerlas en una fuente apta para horno, verter unas gotas de aceite de oliva, y llevar al horno unos 15 minutos para que queden crujientes, o unos 20-25 si se prefieren más cocidas. 
Dejar enfriar ligeramente, y mezclar en un bol la almendra y los vinagres y batir bien. Repartir sobre las zanahorias, espolvorear la menta cortada, y terminar con el sésamo.



I can't stand cooked carrots. I love them fresh and  raw,  and I love to hear the crunchy bite of eating them raw. I love that sound in my head.  But cooked carrots bother me particularly, because they become sweet and lost all  their magic. So when I thought of doing these carrots I left them deliberately crispy after baking. J., in fact said they were too uncooked. But I like them that way. Cooking them in the oven makes the dish almost a salad, but it is not. Yet it reminds a salad a lot. Here you ar another light dish but full of flavor.

I've used in the vinaigrette other varieties AMETLLA +. I already spoke of this product in its almond apricot and lemon variety I used with some financiers. To accompany these carrots dressing I used the variety with tomato and spices, and it was a perfect match.A bit of sesame and mint leaves, and there you go, ready to enjoy.

Roasted carrots with vinaigrette and sesame

Ingredients (for 2)

300 grams of carrots
2 tablespoons of Atmella + with tomato and spices (or 2 tablespoons chopped raw almonds)
2 tablespoons rice vinegar
2 tablespoons white wine vinegar
Mint leaves
Sesame
Olive oil
Salt

Preparation

Preheat oven to 180 º. Cut carrots into pieces about 1 inch, put them in a suitable for oven bowl, pour a few drops of olive oil, and put in the oven for about 15 minutes to crisp, about 20-25 for more cooked if you prefer.
Let cool slightly. Mix in a bowl almonds and two vinegars and beat well. Dress the carrots, sprinkle the chopped mint, and finish with sesame.

23 comentarios:

  1. pues para mi es ideal me gusta mas la zanahoria cocida que cruda jajaja así que me llevo tu recetilla,un beso

    ResponderEliminar
  2. HOLA ..no conocia este condimento de ATMELLA ..pero ahora si ..a ver si lo encuentro y pruebo ..Las zanahorias me pasa como a ti ..me gustan de todas las maneras menos...cocidas , creo que se estropean pierden todo su encanto ..Esta ensalada se ve buenisima la probaré buena comienzo de semana bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  3. Me gusta, la idea de usarla como acompañamiento de pescado o añadirlas a un cuscus ya me da vueltas, me encanta que nos prepares estos platos, ya no me siento tan culpable, jeje, feliz semana guapa.

    ResponderEliminar
  4. Una idea muy buena ...para variar del típico acompañamiento de patatas etc...lo probaremos...
    besos

    ResponderEliminar
  5. Pensaba que era la única a la que la zanahora le gusta, pero cocida no la soporta... pero veo que no, que alivio!! ;-)

    Me gusta el plato, y si además dices que se pueden dejar crujientes... lo probaré... Más sano imposible!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo no sé si es esa fotaza, o es el plato, pero la verdad es que se ve muy apetitoso y apto para mi dieta!!! ;).
    Nota: la foto me encanta!

    ResponderEliminar
  7. Me encantan las fotos, son preciosas... y las zanahorias seguro que estaban deliciosas, a mi me chiflan este tipo de platos...

    Un besito!

    ResponderEliminar
  8. Curiosa receta! La verdad es que a mí la zanahoria me gusta de todos modos, por eso debo probar esta nueva forma de prepararla, tiene que estar riquísima!
    Saludos linda.

    ResponderEliminar
  9. Tiene una pinta extraordinaria y me gustan las verduras ald ente, un punto crujientes, así que creo que me gustará. Y el toque de menta tiene que ser riquísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. A mi tambien me encanta la zanahoria de todas formas!!jaja..asi te ha quedado estupenda, asique me la anoto!
    un besitoo

    ResponderEliminar
  11. que rica debe estar, yo no le hago feo a la zanahoria de ninguna forma, me encanta asada, cocida,frita, a la plancha, al vapor.. está riquísima. saludos

    http://www.tengounhornoysecomousarlo.com/2011/10/zanahorias-al-horno-con-vinagreta-de.html

    ResponderEliminar
  12. No se me había ocurrido hacerla al horno, aunque la prefiero cruda tampoco me molesta cocida.
    Con este aliño queda una ensalada muy buena.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. A mi también me gusta más un poco dura. Todavía no he encontrado en ningún sitio l'Ametlla+! y la curiosidad me puede!

    Un plato con muchas posibilidades y un juego de sabores magistral. Además de sano y lleno de nutrientes ;)

    ResponderEliminar
  14. una manera diferente de comer verduras!! me gusta ya viendo el color!

    ResponderEliminar
  15. Qué pinta más buena que tienen. Esto me lo apunto !!!

    ResponderEliminar
  16. Me pasa todo lo contrario, la zanahoria cruda la uso super poco, pero es cierto, se vuelve dulzona, yo hice ayer una tarta tatín de zanahorias y mi marido me dijo, rica pero muy dulce :).
    Estas las dejaría un poquito más :), pero estan muy buenas, el sésamo me encanta como ingrediente extra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Hola guapa, que buena idea las zanahorias al horno, nunca las he probado así, y me ha encantado la idea de ponerles menta y sésemo, lo probaré ya mismo!!! muchos besos guapa

    ResponderEliminar
  18. A mi me ocurre lo mismo con la zanahoria y a mi pequeñajo ni te cuento, a él se las tengo que comprar con sus ramitas para que le hagan gracia y se las coma. Seguro que está deliciosa esta ensalada templada.
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Para mí curiosa receta pero que me encanta, por favor!!!! Tengo que probarlo, además el toque de sésamo debe ser sublime!

    ResponderEliminar
  20. A mi la zanahoria me gusta de todas formas, bueno asi no la he probado nunca asique la voy a probar porque debe estar muy buena.
    Un beso
    Paloma
    www.chocolatmalaga.blogspot.com

    ResponderEliminar
  21. Ajonjolí? No se me ocurre otro nombre. Son las semillitas que se ponen en los panes de hamburguesa.

    ResponderEliminar