09 diciembre 2010

SOUFFLÉ DE PARMESANO Y TRUFA NEGRA


Siempre me hizo gracia la palabra soufflé. No sé bién por qué en mi memoria suena a menú de alto copete ridiculizado por Ibáñez en sus cómics, no recuerdo si en Mortadelo o en Zipi y Zape.  
Recientemente, sin embargo, la palabra me rondaba la cabeza y estallaba en mi imaginación, explotando como un globo, anticipando la ligereza de ese bocado que sólo se puede tomar recién salido del horno. Y nunca me ha gustado especialmente tener que estar tan pendiente a la hora de servir un plato. Por eso nunca había probado a hacerlo en casa. Pero este ha sido mi primer soufflé. Y no me creeréis, pero os aseguro que veinte segundos antes de la foto estaba mucho más alto, cuando lo saqué del horno. Así que agradeceré recomendaciones para que al menos llegue a la mesa sin hundirse demasiado. En los próximos llenaré más los recipientes, para empezar. De todos modos, el sabor ha sido un éxito, así que no me resisto a compartir aquí esta receta.  


Soufflé de parmesano y trufa negra.

Ingredientes (para 4-6 servicios indiduales y pequeños)

250 ml de leche entera
40 gramos de parmesano recién rallado
50 gramos de harina de maíz
50 gramos de mantequilla
2 huevos, separadas claras y yemas
Trufa negra al gusto
Aceite  y harina para los moldes
Sal
Pimienta negra 




Preparación
Llevar a ebullición la leche. En otra cazuela, fundir la mantequilla y añadir la harina de maíz. Mezclar con una cuchara de madera y cocinarlo unos 5 minutos a fuego medio. Cuando la leche esté hirviendo, añadirla poco a poco a la harina, sin dejar de remover en todo momento hasta incorporarla. Dejarla cocer, a fuego moderado hasta que se forme una bechamel densa. Retirar del fuego y dejar enfriar, removiendo de vez en cuando.  
Cuando esté templada, añadir una yema de huevo, remover bien y añadir la segunda una vez la primera se haya incorporado por completo a la masa. Añadir el parmesano y la trufa picada, mezclando hasta que esté todo bien integrado. Probar y añadir pimienta (debería ser suficiente sal con la del queso, si no, añadir también).
Calentar el horno a 180º, pintar con aceite y enharinar los moldes para el soufflé. Montar a punto de nieve las claras con una pizca de sal. Poner una cucharada de las claras en la mezcla y mezclarlo enérgicamente. Después, añadir el resto de las claras con cuidado de no bajarlas, con movimientos envolventes, pero ligeros, hasta integrarlas completamente en la masa. Poner con una cuchara esta mezcla en cada uno de los moldes y llevar al horno unos 25 minutos, o hasta que suban y la superficie esté dorada. Servir inmediatamente. 

31 comentarios:

  1. Yo no he hecho nunca souffles ni creo q los haga, precisamente pq me cabrea q se hundan...;-), y mira que estan ricos....y este tuyo con la trufa picadita tenia q estar de miedo...

    Un beso,

    ResponderEliminar
  2. Yo hice uno hace poco y no pude ni hacerle la foto, es una pena porque están exquisitos. Me apunto esta receta tuya para probarla. Las fotos como siempre.......increíbles. Besos

    ResponderEliminar
  3. Me da miedo hacer souffles.....eso de que se hundan...Esta receta hae las delicias de cualquier comensal... el aroma a trufa sería inconfundible.....

    ResponderEliminar
  4. ME encanta! qué foto tan apetecible! MM, qué buena pinta.

    Me apunto tu receta ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco he hecho souffles, y me encantan. Este te ha quedado estupendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. que pinta que tienen!!yo no te puedo decir como hacer que no bajen, porque solo he hecho un souflé y era de calabacín, por lo que no subió apenas.Besitos!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta!!! Una receta deliciosa y encima con el toque de la trufa negra.... esto es un plato de lujo. Pero que ricooo! Me llevo uno ;P

    Un besooo!

    ResponderEliminar
  8. Me parece buenísima la combinación parmesano-trufa. Me encanta tu receta, así que la copio.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Genial, a mi me gustan muchísimo, pero tampoco los suelo hacer para comidas con gente por no estar pendiente del horno, tengo que buscar porque creo que tenía guardada un lista de trucos para souflés

    ResponderEliminar
  10. El único truco que recuerdo de cuando estudiaba es dejarlo dentro del horno apagado hasta el momento de servir, ya que mientras el aire que tiene dentro esté caliente se mantiene alto (el aire caliente empuja para arriba), al sacarlo y comenzar a enfriarse empieza a bajar. También aguanta un poco más si se le añade montado el huevo entero, no solo la clara. Y no recuerdo nada más...
    Nunca he conseguido que me gustase el olor ni el sabor de la trufa ¿puedes creerlo? pero reconozco que es una buena combinación con el parmesano. Te han quedado muy bien.

    ResponderEliminar
  11. No sé porqué, nunca me ha dado por hace soufflé, pues viendo este resultado será mejor que lo pruebe pronto, me ha encantado. Bss

    ResponderEliminar
  12. exquisito suflé de queso con el toque de la trufa negra.

    ResponderEliminar
  13. No me atrevo a hacerlo porque al parecer no tarda en deshincharse, con lo cual ya no se luce tanto, aunque tiene que estar muy bueno este que has hecho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Pero si te ha quedado espectacular!!! una delicia.

    ResponderEliminar
  15. hola, he encontrado tu blog, buscando la receta de gratin dauphine y me he reido mucho con la historia de los tacones lejanos, pobre francesita!! jajaja! ...
    pues nada felicitarte por tu blog que es muy bonito y las recetas una pasada!
    gracias y que siga creciendo el blog!

    ResponderEliminar
  16. Me encantan los soufles, es cierto que su presencia no son tan bonita como otros platos, pero son tan tan delicosos y suavesss, me encanta tu propuesta.

    Besotes

    ResponderEliminar
  17. Por eso yo no me animo a hacer en casa!, me agobia un poco tener que estar tan pendiente y luego que se desinfle:(
    Pero, el tuyo está genial y seguro que con la trufa delicioso!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  18. Me gustaría aconsejarte pero no tengo ni idea. Nunca he probado de hacer un soufflé (por cierto, a mi también me encanta esta palabra, la repetiría continuamente!!). La verdad es que has tenido mucho valor en intentar fotografiarlo y aunque se haya hundido tiene muy buena pinta, sobretodo cuando lees lo que lleva, :)

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  19. Pues si te digo la verdad, aun no he visto un souffle que lo lleguen a servir alto, todos al llegar a la mesa los he visto hundidos.
    Así yo los veo perfectos y tienen que estar de vicio con esa combinación de ingredientes que le has puesto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Vaya Soufflé!!!!! te ha quedado estupendo!!!! ainsss mira que he cenao ya y de buena gana le metía la cucharilla eh!!!! de 10!!! y que fotos!!! la última lo dice todo! jejejeje

    ;-)

    ResponderEliminar
  21. Aunque no estén todo lo altos qué tú hubieses querido, a mí me parecen perfectos.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  22. Bueno, es verdad ke la comida se te mete por la vista pero el gusto lo es todo, y estos aunke estén desinfladitos tienen una pinta deliciosa y con esos ingredientes....mmmmm

    Muakssssss y buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  23. Los souffles son muy dificiles de fotografiar y la mayor parte de los que ves en los menus no son reales; yo siempre que los hago los sirvo al momento
    Generalmente se desinflan en los primeros diez minutos; los tuyos incluso desiflados te han quedado de lujo

    ResponderEliminar
  24. no tengo consejos para el souflé. creo que es normal que se baje por el cambio de temperaratura.
    se ve muy rico, mi marido hace uno de parmesano pero sin la trufa, se lo comentaré, lo hemos servido siempre con pasta de espinacas, queda muy rico.
    un beso.

    ResponderEliminar
  25. Lo de suflé es para nota, y tiene que estar buenísimo.

    ResponderEliminar
  26. Chiqui, qué lujazo!!!! nunca los he preparado en casa, y te han quedado de fábula.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Pero que delicia de receta!, me encanta, seguro que estaba de muerte. Me hago seguidora para no perderme ninguna de tus deliciosas recetas. Besos.

    ResponderEliminar
  28. Me encantan los soufles, los hago muy amenudo, de berenjenas, de idiazabal, de espárragos....son una delicia, tan etéreos! Los que nos presentas con parmesano y trufa,deben ser ideales, tienen un aspecto fantástico!!!

    ResponderEliminar
  29. Que delicia debe estar este souffle, me encanta el sabor de parmesano, y con la trufa debe estar buenísima
    besos

    ResponderEliminar
  30. No, no me he olvidado de vosotros, a pesar de lo que pueda parecer. Siento el retraso, y os agradezco vuestros comentarios. Intentaré también visitar algo más vuestros blogs. Ultimamente ha sido imposible.Un beso enorme a todos y gracias por seguir ahí.

    Sonia: Pues yo creo que aunque no queden bien en la foto, el sabor y la textura bien valen el intento. Tenías que haber visto a mi hija de dos años pidiéndome más. Creo que sus amigos del colegio la van a tener por la más snob del mundo mundial, comiendo estas cosas a esta edad!

    Morena: Mil gracias. Lo de las fotos, es que con el soufflé no se puede, pero el sabor y la consistencia tan ligera nos gustaron mucho. Besos

    Ana. Yo también tenía muchas precauciones. Pero ultimamente me atrevo con casi todo. Por eso probé con los moldes individuales, que me parecía que iría sobre seguro. El sabor, desde luego, vale la pena. Un beso.

    Beatriz: Muchas gracias. A ver si les gusta a tus mandarinas. besos
    Amparo: yo creo que el sabor de este justifica el intento, la verdad. Un beso.
    Mª Luz: Un beso grande.
    Anniki: pero sólo uno, eh??? Besos
    Pilar: la combinación está muy rica. Que la disfrutes. Besos
    Eu: si encuentras esa lista, me haces feliz. Un beso.
    Lucía: Eso de dejarlo un poco dentro del horno es lo único que yo había oído (pero después de hacerlos: lo probaré para la próxima). Un beso.
    Caty/ Girigall: el sabor y la textura lo justifican, por lo menos una vez para probar en casa. Un beso, guapa.
    Eva: mil gracias, guapa.
    Ana: Yo tampoco lo haré en ninguna cena ni nada parecido, al menos hasta que no descubra cómo aguantarlo un pelín más. Pero el sabor y la ligereza de la mezcla sí que valen la pena el intento.
    Yanina: eres muy amable. Deberías haberlos visto 40 segundos antes en el horno y entenderías mi decepción.
    Palabras andantes: Bienvenida. Me encanta que hayas encontrado algo útil por aquí y que te guste lo que hago. Espero que nos sigamos viendo. Un beso.
    Trotamundos: muchas gracias, un beso.
    Juana: Yo lo hice sin presión, sólo para nosotros, para probar. El sabor lo vale. Pero no, no lo haría en una cena en la quisiera impresionar. Demasiado arriesgado! Un beso.
    Alba: El sabor estaba muy rico, creo que esta combinación resulta muy bien, y bueno... ya habrá mejores fotos. Un beso.
    Empar: no sabes cómo me has subido la moral. Era eso, que con lo bonitos que estaban en el horno, me desinflé como ellos. Gracias. Besos.
    Tito: Mil gracias.
    Recetas de mar: Mil gracias. Besos
    Vanessa: gracias, quedaron ricos, ricos.
    Blo: eso lo pensé también luego: que la fotografía muchas veces no es compatible con que sea comestible lo que fotografías. Por el momento seguiré intentando que lo que hago tenga el mejor aspecto posible, pero siempre que sea comestible y rico. Las locuras de los profesionales del estilismo y la fotografía de cocina no me interesan. Un beso.
    Kako: si pruebas con la trufa ya me contarás qué os parece. besos.
    Su: muchas gracias, guapa.
    Isa: Anímate a hacerlo, el sabor vale la pena.
    Sofritos y Refritos: gracias por seguir el blog. Espero que encuentres cosas que te gusten. Un beso.
    Fresa y Pimienta: admite muchas variaciones: en tu experiencia, algún truco para que aguanten un poquito más???? besos
    Gaby: Estaba muy, muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. muy buena tu receta, yo he hecho ya los souf´s y me quedan bien levantados y no se bajan, claro, ya he hecho souf´s muchas veces de diversas recetas y sabores.

    intenta poniendole un tercio de cucharadita de polvo para hornear, dejalos en el horno despues de apagarlo hasta que se atemperen y asi no se bajarán.

    ResponderEliminar