27 enero 2011

ORANGETTES DE CHOCOLATE NEGRO Y CHILE


Ayer entró en mi vida por primera vez un animal doméstico. Bueno, apenas se le puede llamar así. Yo siempre he dudado de que los peces pudieran entrar en esta categoría. Son al mundo animal lo mismo que los jardines japoneses a los jardines: un fraude (sin ánimo de ofender). Porque, vamos a ver, un animal doméstico que no te saluda, que no puedes acariciar, que no se mueve por la casa, que no canta... pues como que es un animal de segunda. Y después de resistirme durante años, mi hija consiguió que le comprase uno. Sólo espero que el probre bicho llegue al final de la semana, porque aunque el solícito vendedor me aseguró que era de lo más resistente ("estos crecen hasta en los charcos"  fueron sus palabras exactas), yo sigo pensando que mis habilidades con las mascotas siguen sin ser algo que incluiría en una lista de mis cualidades.

De momento, el daño colateral es que el animalito ha conseguido abrir otro frente en esa maravillosa rivalidad entre hermanas que uno cultiva cuando crece. No sólo el juguete que tiene la otra SIEMPRE, por definición es mucho mejor que el propio, sino que como el pobre pez sólo puede comer una hojita de esa extraña cosa que dicen que le alimenta, el animalito está en serio riesgo de morir de empacho. Porque ha habido sesión de llanto trágico, como si les fuera la vida en ello, por ver quién le ponía la hojita minúscula al pez en el agua. Y yo me he marchado al trabajo con serias dudas de que no vaya a encontrarla llena de hojitas y con un pez de barriga prominente flotando en la superficie cuando regrese a casa. 
El frente doméstico, como veis, me tiene de lo más entretenida. Así que para compensar, necesitaba chocolate. Orangettes, para ser más exactos. Porque tienen chocolate (¿cómo?, ¿algo con chocolate en este blog?), porque las naranjas están en temporada, porque nunca las había hecho, y en defenitiva, porque me apetecía mucho. 
Estaba segura de que la receta clásica (he utilizado la del blog For the love of food,travel and wine, es perfecta) me iba a gustar , así que decidí añadirle chile. Porque para ir sobre seguro no necesitaba hacer nada, la verdad. Y lo cierto es que me ha gustado, aún más que las originales. De hecho, hice varias tandas: con el chocolate solo, con chocolate y un punto de sal, y con chile. Las dos  primeras opciones están buenas, os lo aseguro. Pero las orangettes con chile me han encantado. Eso sí, hay que ser muy sutiles, para que sólo de un punto de sabor al chocolate y no enmascare la piel de naranja confitada, o será incomestible.

Orangettes con chocolate negro y chile

Ingredientes (para unas 12 unidades)
La piel de una naranja mediana (mejor si la piel es gruesa)
Agua
Azúcar blanco (necesitarás una vez y media el peso de la piel tras escaldarla: En mi caso, 100 gramos de piel, 150 de azúcar)
Chocolate negro de cobertura (% de cacao al gusto: yo usé 55%)
Una pizca de cayena molida


Preparación
Pelar la naranja y hacer tiras alargadas con la piel. Ponerlas en un bol con agua y dejar toda la noche. Al día siguiente, tirar el agua, ponerlas en un cazo, cubrirlo de agua y llevar a ebullición. Mantener 5 minutos. Desechar el agua, volver a llenar el cazo y repetir: llevar a ebullición, mantener 5 minutos. Desechar otra vez el agua, y llenar por última vez el cazo, hervir 5 minutos, desechar el agua y dejar escurrir bien las tiras de naranja. En total debes haberlo hecho 3 veces. Pesarlas en este momento, y multiplicar su peso por 1,5 para calcular la cantidad de azúcar. En mi caso, para 100 gramos de piel de naranja usé 150 gramos de azúcar blanco. Poner lar tiras de naranja en un cazo de fondo grueso, cubrir con el azúcar, y añadir 1 cucharada sopera de agua. Mantener a fuego medio/bajo durante 20 a 25 minutos, hasta que se forme un caramelo ligero. Dejar escurrir y secar sobre una rejilla, o sobre papel de aluminio. Cuando estén secas, derretir chocolate al baño maría y mantener a fuego medio,  añadir una pizca de cayena en polvo (con 1/8  a 1/4 de cucharilla para unos 100 gramos debería bastar) y bañar las orangettes en el chocolate. Dejar enfriar por completo sobre una lámina de papel vegetal.

TRUCOS:
  • Intenta dejar tanta parte blanca de la piel como te sea posible. 
  • No te saltes los 3 pasos al escaladar las pieles o amargarán y no importará todo lo demás que hagas.
  • Si no tienes mucho tiempo, puedes hacer las pieles confitadas un día y bañarlas en chocolate al día siguiente.
  • También puedes hacer más cantidad y guardar las pieles dentro del almíbar en un recipiente hermético en la nevera, y usarlas como frutas confitadas para decorar o acompañar otros platos.  
  • Si lo prefieres, utiliza chocolate solo para la cobertura, o con una pizca de sal, y no cubras entera la piel de la naranja, sino sólo una parte. 
SHARE:

41 comentarios

  1. Qué ricas!!!!!!Me encantan... Y dices que tienes peces??? Pues a ver si aguantan un tiempillo, porque son delicados...
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Hace unos años tanto querian tener mascota aqui en casa, que empezamos con un pez, naaaadie le daba de comer al pobre que acabó por adoptarlo mi esposo, vivió como 1 año el dichoso pez.
    Aparte de eso, te digo que las orangettes solo de verlas me dan un antojo de chocolate, que ricas..
    besos

    ResponderEliminar
  3. Estas, junto con las pasas bañadas en chocolate... me las he de quitar de delante.. y con chile lo he probado -- gracias a la peli Chocolat -- y te doy la razón: están increíbles. Gracias por tu receta. Hay que aprovechar la temporada de naranjas. Me ha encantado la historia de la mascota.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  4. Te venia a devolver la visita (Gracias por hacerte mi seguidora!!)....y me encuentro con las orangettes....dije que rico a mi tambien me gustan....y cuando veo que el enlace que pones es el mio....plop!....me puse feliz de saber que te gustaron!!....la verdad es que en casa estan siempre en el refrigerador.....para todo....incluso para comerlas solas...me gusto mucho le hayas puesto chile....a mi me gusta el chocolate con chile, asi que de seguro estas orangettes picantes me van a gustar mucho!!....te estare siguiendo en tu cocina....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  5. ¡Quién no ha sido niño! Me acabas de trasladar a mi infancia cuando mu hermano y yo competiamos por cualquier cosa.
    A mi los peces, pues que quieres que te diga, tampoco me vuelven loca pero dicen, que aportan tranquilidad.
    Se ven riquisimos los orangetes y con ese toque de picante mas. Marcela tiene unas recetas muy ricas y es un encanto de persona.
    Besitos.
    ;-D

    ResponderEliminar
  6. Mmm una combinación un tanto exótica... Me encanta, deben estar de lujo!.
    Te dejo mis saluditos!!!

    ResponderEliminar
  7. Nunca las he hecho... la verdad es que a mí la mezcla de naranja y chocolate no me entusiasma (debo ir a la inversa del mundo... jeje) pero tengo un amigo que le encanta, así que con tu permiso te cojo la receta y las pruebo en cuanto tenga un hueco ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. TE han quedado espectaculares!!! Yo le quito la pimienta ¡¡que lo picante no me va nada!!
    A ver cuando te dura el pez, ja,ja!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja lo que me he reído imaginando a tus peques echando de comer al pez! Cuidadito no vaya a convertirse en pez globo de un día a otro! Esta es una receta pendiente, aunque nunca me ha llamado la atención el sabor de la naranja con el chocolate, pero sé por su apariencia y diría olor(el que por las magnificas fotos imagino)que esta golosina me va a encantar y con ese toque de pimienta cayena habrá que probarlo!

    ResponderEliminar
  10. A mi los peces la verdad es que nunca me han gustado, vamos es que es lo que tu dices que son bichillos que no hacen nada y encima dan trabajo... No es lo mismo que un perrito que te demuestra su amor de forma gratuita, con lo monos que son...

    Las orangettes muy buenas!! Me gusta ese punto de chile que le has puesto...

    BEsitos!

    ResponderEliminar
  11. Ole ese chile con chocolate, me encanta como has vestido esta piel de naranja , que arte! un beso

    ResponderEliminar
  12. Me he reido un montón con la historia del pececillo... las orangettes on chile no las he probado, pero si tu dices que están de muerte seguro que sí, tu criterio es siempre muy bueno!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. aiss que rico que esta esto mmmm,los peces uff yo tuve unos cuantos me paso igual que a ti ,mi hija cuando era pequeña me convencia para todo y he tenido peces,hamsters,cobayas jajaj haber si te duran mucho un beso

    ResponderEliminar
  14. Hola!
    El pincantito le da un punto al chocolate, genial!!
    http://elbocadodelahuerta.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  15. Qué escena más real la que cuentas,jeje, en mi caso teníamos un pez y no nos pusimos de acuerdo en quién le daba de comer así que comia 4 veces más de lo que debía cada día, cada uno le daba lo suyo, hasta que me dió por preguntar...y claro el animalito murió de empacho,la receta me encanta claro, si es que lo que sea chocolate es una delicia, probaré pues con chile no las he hecho nunca, debe darle un saborcito muy especial, bs

    ResponderEliminar
  16. Diooooooos...que lio con el pez! Jajaja, le auguro unos cuantos empachos al pobre, eh???
    Los orangettes nunca los he probado antes pero tienen una pinta sensacional!

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado todo!!!...vamos por partes...el pez!!!, me has recordado a una amiga que le regaló uno a sus hijos y que cada semana tenía que ir a reponerlo a escondidas para que los niños creyesen que era el mismo!!
    Y yo misma una vez cuidé uno de unos amigos y me pasó lo que dices..cayo mas cosa de esa en la pecera y a mi regreso del trabajo había mudado de color (paso de negro a naranja) y flotaba muerto de un empacho!...como ves, no son muy resistentes, aunque quien sabe?? :)
    Segundo, tus orangetes, me parecen lo MAS!!!, me gusta todas las variaciones que has hecho, pero estoy segura de que la de chile debe ser la mejos..esa mezcla es deliciosa!!!
    Como siempre..que decir de las fotos...MARAVILLOSAS!!!!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  18. Uhmmmmmmmmmmmmmm naranja con chocolate!!! mi perdición!!! gracias por compartir la receta. Con tu permiso la copio y te añado a mi lista de blogs, para tenerlo vigilado... jeje
    Y sobre los peces, quién dice que son mascotas "fraude"??? te sorprenderá saber que si lo cuidais llegará a "saludaros" cuando os vea... a su manera, claro. Yo los tuve durante años, de todo tipo, de agua dulce, y te puedo contar que en cuanto había movimiento cerca, la revolución en el acuario era inmediata, se hacían notar y algunos hasta golpeaban el cristal para llamar nuestra atención!! es sorprendente pero cierto. Un pez me parece una mascota perfecta para que un niño empiece a responsabilizarse... pero como todo, hay que mimarlo y cuidarlo. El mundo de los peces llega a enganchar, ya lo verás. Besotes!
    Te dejo mi modestito blog, por si te apetece echarle un ojo... http://egg-comeryrascar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  19. no tenia ni idea...pero seguro que me gustarian..

    ResponderEliminar
  20. Ja, ja!! Espero que tu pececito aùn esté vivito y coleando jjj
    Tus orangettes me parecen una auténtica exquisitez.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
  21. _Un contraste perfecto, saludos y bonitas fotos

    ResponderEliminar
  22. Me imagino que no lo has hecho con esa intención pero me he reído con la historia del pobre pececito, esperemos que sus "mamás" adoptivas le procuren una larga vida ... o no... jajajaj

    Enhorabuena por tus fotos, son preciosas!

    un beso, guapa!

    ResponderEliminar
  23. Que ricos te han quedado. Eso del toque de chile me ha gustado, con lo cual me anoto la receta. Y con lo del pez , depende, tuve dos de pña. uno se murio en una semana el otro me duro varios meses incluso cdo. se nos fue por detras de la lavadora. jajaja. Bss

    ResponderEliminar
  24. que cosita más rica, es un aperitivo muy rico, y cuando he visto que le has puesto chile me ha encantado!!tienen que estar estupendos con el toque picante.Besitos

    ResponderEliminar
  25. La receta de hoy perfecta, las fotos de tus recetas son una pasada, me gustan mucho, y la fiesta que tienes en casa pues el pan nuestro de cada dia también en la mía y si alguien te dice que con el tiempo pasa, es mentira y no por desilusionar, asi que ve pensando en más recetas con chocolate que nos vendrán de cine. Besos

    ResponderEliminar
  26. Que te puedo decir que la naranja y el chocolate me encantan¡¡ y esa progresión hasta el toque de chile pues como me apetecer probarla.

    Eso si me dejas de lo más preocupada UN PEZ ??? SOLO UN PEZ??? solito en su pecera... con tus hijas compitiendo por su cariño..... sin amigos peces a su alrededor... sin palabras, tendré que en cada receta ir preguntando por la salud del nuevo "miembro" de tu familia.

    Besos preciosa, que sea leve el resto de la semana, Teresa

    ResponderEliminar
  27. ¡Qué bueno chiqui!!! y qué combinación tan rica, con el toque del chile deben ser la bomba!!!

    A disfrutar ahora de tu nuevo compañero, seguro que acabáis con mil anécdotas divertidas :D

    Besitos.

    ResponderEliminar
  28. Me encantan estos bombones,me recuerdan a cuando yo rea pequeña y los compraba en una confiteria que los hacian.Te han quedado espectaculares.Besos esther

    ResponderEliminar
  29. Me gusta mucho tú blog me gustaría entregarte un premio El Indalo De Oro, pásate por mi blog cuando puedas y se gusta es tuyo, tu se lo puedes entregar al número de blog que tú quieras eso si que sea relacionado con la cocina y que tenga más de 300 seguidores.
    Aquí t dejo el enlace para que lo recojas cuando quieras. Un saludo
    http://cocina-trini.blogspot.com/2010/11/premio_26.html

    ResponderEliminar
  30. Mmmmmm que pinta tan delicada y sencillamente deliciosos y preciosos que han quedado.Muy interesante la combinación de sabores con el chocolate
    paciencia hija que yo tengo una perrita bastante mayor y es un suplicio con mi hija para que la deje vivir tranquila ¡en fin!..........
    Un besote desde el bazar de los sabores

    ResponderEliminar
  31. Qué receta más rica! Una buena dosis de chocolate siempre sienta bien. A mi me pasó con los peces algo parecido, aunque finalmente el pez (glotón) acabó, como dices, flotando con una barriga prominente ya que todos en la familia le dábamos de comer pensando que nadie se acordaba.... Pobre!

    ResponderEliminar
  32. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. El pez, de momento sigue vivo, aunque todavía no he notado signos de que él se emocione con nuestra presencia tanto como las niñas con él. Pero ha sobrevivido estos días, y creo que lo sacaremos adelante.
    Y sí, Tere, solo uno, solito en una pecera minúscula, pero es que no tengo vocación de exterminadora, y una cosa es dejar de oír a mi hija y otra poner en peligro a más seres vivos.

    Ya me parecía a mí que la relación de amor-odio entre hermanas iba para largo, y no habéis hecho más que confirmármelo. Respiraremos hondo y seguiremos probando recetas de chocolate, para compensar.

    Trini, he buscado tu mail pero no aparece en tu perfil ni en tu blog. Quería decirte que te agradezco muchísimo el premio, pero que no participo en cadenas de premios. Me parece genial que otros blogs lo hagan y es un detalle que tú me lo hayas dado, pero quería haberte enviado un mail personal para explicarte que no iba a seguir con la cadena. Al no encontrar tu mail, espero que al menos veas aquí esta nota.

    Un beso a todos.

    ResponderEliminar
  33. Por cierto, tus fotos son preciosas!

    ResponderEliminar
  34. Gracias. Cada vez disfruto más haciéndolas. Ya se van pareciendo a lo que tengo en la cabeza.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Has claudicado!, las mascotas y yo tampoco estaban en mis planes, pero empecé por un pez, dos, tres...aumente la pecera, que cuando pasaron a mejor vida la ocuparon las tortugas, (que dejaremos los comentarios para otro día), dos hamsters (¡lo peor!), ah! los gusanos de seda también ¡lo peor!, y caundo creía haber acabado el tema, tengo un dalmata, que en ocasiones me encuentro hablando con ella, y te puedo asegurar que NO ME GUSTAN LOS ANIMALES.
    Sobre las orangettes con chocolate, tienen que estar riquísimas, pero yo tendré que triplicar las cantidades, o no llegaran a probarlas. Bss.que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  36. Mmmmm los he probado comprados y me encantan, hechos en casa tienen que estar aún mejor, te han quedado preciosos

    ResponderEliminar
  37. Genial la receta, hace tiempo que las hice y gustaron mucho :D Acabo de publicarla en mi blog por si te apetece ver cómo me quedaron ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  38. Magdalena de chocolate: no sabes cómo me ha gustado tu entrada. Gracias por probarlas, y por decirme cómo ha ido. Me encanta cómo te han quedado.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  39. Una receta genia a parte de estar buenissima !!!
    Me la apunto que mi niña gozara bueno ella y todos los de casa, jijiji.
    Un besito.
    recoraromas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Blogger Template Created by pipdig