21 junio 2010

PATATAS EN ENSALADA CON VINAGRETA VERDE

Esta receta se la debo a mi madre, y  se la agradezco de todo corazón.  Empezó  a hacerla cuando éramos mayores y en verano en casa apetecían cosas fresquitas y sin complicaciones.
Las recetas de patata son una maravilla. Salvo la congelación, que la llevan faltal, la patata lo admite todo y combina con todo, en frío, en caliente, para repostería, para platos salados, como entrante, principal, guarnición... Esta es una receta muy sencilla, pero muy veraniega y que se agredece al llegar a casa para cenar si se deja preparada de un día para otro, porque está mejor fría y aliñada con antelación, lo contrario que cualquier ensalada. Además, como casi todas las ensaladas, admite variaciones múltiples sobre esta base: añadir atún, jamón, espárragos, manzana en rodajas, maíz, lechuga, palmitos.... Como prefiereas vale la pena probarla, porque no es la típica ensalada de patatas cubierta de salsas grasientas y pesada. Así, que gracias, mami.


Patatas en ensalada con vinagreta verde

Ingredientes (para 2 personas)
2-3 Patatas medianas
1 pimiento verde
1 cebolleta ( o media cebolla)
2 a 4 huevos cocidos (duros)
Aceite,
Vinagre
Sal
Pimienta

Preparación
Cocer las patatas con piel, en abundante agua salada, unos 15-20 minutos, dependiendo de su tamaño, hasta que estén cocidas pero firmes. Dejar enfriar. Pelar y cortar en rojadas medias.
Cocer los huevos duros, al menos 12-15 minutos. Enfriar y picar.
Preparar la vinagreta poniendo en el vaso de la batidora  la cebolla, y el pimiento  en trozos grandes, y con dos cucharadas soperas de aceite y una de vinagre, sal y pimienta. Mezclarlo todo bien en la batidora hasta que quede una salsa emulsionada y rectificar el aliño al gusto.El único problema aquí es que si no se usan cebolletas o chalotas, la salsa puede quedar desagradablemente fuerte, así que mejor tener cuidado con las cantidades si se usa cebolla normal.
Poner en una fuente honda una capa de patatas, regar con la vinagreta y cubrir con el huevo duro cocido cortado en trocitos. Curbir de nuevo con patatas, y repetir la operación anterior, continuar hasta terminar con  el huevo picado por encima. En la imagen, he usado un picador de ajos para picar el huevo así.
Poner en el frigorífico y servir bien frío, a ser posible, de un día para otro.

1 comentario:

  1. Tienes mucha razón, ahora solo apetecen platos fresquitos y si son de los que se pueden dejar hechos de un día para otro mejor, así nada mas llegamos a casa, tenemos una rica comida o cena, para disfrutar.

    Un beso

    ResponderEliminar