28 junio 2010

DARK CHOCOLATE CAKE

De nuevo en casa. Qué gusto. Este mes de junio está siendo complicado, con demasiados viajes muy cortos que perturban las rutinas. El de este fin de semana, combinando tren y avión para sólo dos días y medio no ha sido el mejor de los posibles, sin duda. Y es que lo de vivir en una isla, aunque sea obvio, aisla. Cuando llevaba poco tiempo en Mallorca me hacía gracia cómo se refería la gente a "la península". Para mí era exótico denominarlo así, y tenía un punto mítico, como si se pusieran las cosas a más distancia de la que realmente están. Pues bien, cuando tienes que ir a cualquier parte que no sea Madrid o  Barcelona, "la península" vuelve a ser un territorio mítico en el que no hay vuelos directos a diario, y Mallorca un paraíso que como todas las islas, no resulta muy práctico. 
Pero bueno, ya de vuelta, tras visitar a la familia, y celebrar el bautizo de la pequeña E. he intentado retomar el día a día, y sobre todo hacer un postre y unas fotos a las que les empezaba a tener ganas.
Este cake de chocolate es otra receta rápida, sin horno, y de chocolate. Sí, me repito... pero es que me encanta. Si además se le añade una ganache de chocolate, el resultado ya es insuperable. 
En serio. 

Dark chocolate cake

Ingredientes (para 6 personas)

150 gramos de chocolate amargo
125 gramos de mantequilla
125 gramos de azúcar
50 gramos de harina
3 huevos
2 cucharadas de café (o Malibú u otro licor)



Preparación
Derretir el chocolate troceado ( yo utilicé 70% de cacao) y la mantequilla cortada en dados al microondas a baja potencia durante 1 minuto. Mezclar bien con una espátula hasta que estén derretidos e integrados. Si fuera necesario, poner 20 segundos más, o las veces necesarias siempre en intervalos de unos 20 segundos, removiendo cada vez sólo lo imprescindible hasta que estén derretidos y ligados.
Añadir el azúcar, la harina, el café o el licor y los huevos enteros. Mezclar enérgicamente con unas varillas. Verter en un molde apto para microondas y cocer dos veces durante 3 minutos a 750 W dejando reposar 5 minutos antes y después de la segunda cocción. Servir tibio o frío.
Yo esta vez lo he hecho en moldes individuales (han bastado 2 minutos cada cocción), y le he añadido cacao en polvo, arándanos, mermelada de frambuesa y nata líquida.

4 comentarios:

  1. Hola. He llegado aqui atraída por el nombre de tu blog, me encanta :D
    Con tu permiso, me doy una vueltecita por tus archivos.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  2. Todas las que quieras, de eso se trata. Espero que encuentres algo que te apetezca probar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola! me imagino lo que puede ser vivir en una isla, lo primero precioso! porque menuda isla tienes más bonita eh! y lo segundo un rollo a la hora de desplazarse, pero que vamos hacer todo no se puede tener! jeje, lo bueno es que lo malo no es todos los días y es de vez en cuando porque si no...

    Aunque con un pedacito de esta tarta que has hecho a una se le quitan todas las penas! una delicia guapa

    ResponderEliminar
  4. Bueno, hay que quejarse de algo, ya sabes. Lo que ocurre es que para los que no somos de aquí y tenemos la familia fuera, aparte de los meses de verano, que son una maravilla, tiene incovenientes. Pero sí, ahora estamos en lo mejor. Voy a tener que empezar a atacar los sorbetes, porque es casi lo único que apetece.
    Un beso.

    ResponderEliminar